Columnas

Elogios y recomendaciones misión FMI

Por: Ramón Núñez Ramírez

La misión de consulta del Fondo Monetario Internacional, de acuerdo al Artículo IV del convenio constitutivo de ese organismo multilateral, concluyó su visita al país recientemente y emitió un informe preliminar donde elogia el desempeño positivo de la economía, pronostica perspectivas favorables con riesgos balanceados, encomia las reformas en materia de política monetaria y financiera, saluda las políticas sociales y el esfuerzo del gobierno para mejorar el clima comercial, pero hace un fuerte énfasis en el tema fiscal y en la necesidad de establecer un marco de responsabilidad fiscal.

La misión reconoce que la economía dominicana fue la de mayor crecimiento en la región, con una baja inflación, de apenas 1.2%, posición externa robusta, además pronostica perspectivas económicas favorables, a pesar de una posible desaceleración mundial que podría ser compensada por la demanda interna estimulada por el crecimiento del ingreso y el crédito, y estiman el crecimiento para este año, de forma conservadora, en 5.5%; sin embargo para “mantener ese desempeño económico”, recomiendan reformas estructurales.

En cuanto a la política monetaria y financiera elogian la puesta en funcionamiento de una plataforma electrónica para las transacciones en moneda extranjera, el desarrollo de un mercado de derivados en divisas, el nuevo plan para recapitalizar el Banco Central, medidas todas que la misión considera van a fortalecer el esquema de metas de inflación y una mayor eficiencia del mercado cambiario. Saludan las reformas en materia de ciberseguridad y anti-lavado y recomiendan fortalecer la supervisión de las cooperativas de intermediación financiera y “continuar con la transición hacia normas regulatorias y contables internacionales en el sistema bancario”.

La misión elogia al Gobierno por los avances en materia de reducir el fraude y la evasión, las medidas dirigidas a mejorar la competitividad gracias a la colaboración con el sector privado y encomia los esfuerzos de inversión en infraestructura y capital humano por las reformas en materia de salud y educación.

A nuestro juicio las más importantes recomendaciones están del lado fiscal: “A pesar de varios años de crecimiento robusto y resultados encomiables en reducir la evasión y fraude fiscal, la deuda sigue creciendo como resultado de importantes déficits estructurales que se originan en una base impositiva limitada, una elevada carga de intereses y pérdidas históricas en el sector eléctrico. En la ausencia de reformas que amplíen más la base impositiva (incluida la reducción de los incentivos y exenciones fiscales), medidas que fortalezcan el sector eléctrico y que mejoren la eficiencia del gasto, la deuda continuará aumentando gradualmente en el mediano plazo”.

La misión recomienda anclar las políticas fiscales sobre una meta de mediano plazo que permitiría “clarificar los objetivos del gobierno, orientaría las políticas hacia dicha ancla y aseguraría la permanencia de una posición fiscal fortalecida”. Hay un ejemplo exitoso de ancla en materia de política monetaria y fue el establecimiento del esquema de metas de inflación en el Programa Monetario del Banco Central que desde su aplicación en 2013 ha permitido, a pesar de los momentos con alzas petroleras, lograr los índices de inflación más bajos en los últimos cuarenta años y fortalecer la confianza de los agentes económicos.

El mensaje de la misión es bien claro: para garantizar la sostenibilidad del crecimiento con estabilidad, mejoría del ingreso y los indicadores sociales es necesaria una reforma fiscal integral que garantice la ampliación de la presión tributaria, mejorar la calidad del gasto, resolver el problema energético, de forma tal que se reduzcan las necesidades de financiamiento de los déficits y por consiguiente el endeudamiento.

El mejor momento lo fue en 2016 cuando el Presidente Danilo Medina logró la reelección con un endoso popular del 62%; ahora estamos en un momento electoral donde no se dan las condiciones para esas reformas; le corresponderá a la administración que surja de los comicios del año próximo afrontar como prioridad principal el tema fiscal.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba