Internacionales

En Chiapas, el EZLN festejó los 30 años de su levantamiento

Al terminar el desfile militar, el Subcomandante insurgente Moisés dio un largo discurso en tzotzil

A 30 años del levantamiento zapatista y 40 de su formación, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) en Chiapas sigue luchando por democratizar el país sin tomar el poder. En un contexto de agresiones paramilitares y de grupos del crimen organizado, las comunidades campesinas resisten y han fortalecido sus instituciones propias.

A pesar de los grupos paramilitares, de los ataques de grupos del crimen organizado, del olvido y el desdén de los gobiernos, el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN) y sus bases de apoyo celebraron tres décadas del levantamiento armado y cuatro de su formación. Con marimba, baile, tamales, obras de teatro, poemas y conciertos, las comunidades zapatistas lo hicieron en grande.

En la última semana del 2023 y en la última noche del año en el caracol en Dolores Hidalgo, en Ocosingo, jóvenes y niños de diversas comunidades presentaron un festival cultural. El 31 de diciembre hubo un desfile de los soldados zapatistas en el que, en lugar de marchar, bailaron, donde en lugar de los himnos a la lucha, hubo música popular. ¿Por qué? Para burlarse de la marcialidad de la vida castrense.

Al terminar el desfile militar, el Subcomandante insurgente Moisés dio un largo discurso en tzotzil y en «la castilla», es decir, en español, donde recordó a los desaparecidos de México, a los zapatistas caídos en combate, a la lucha contra el capitalismo salvaje y la defensa de la autonomía, la dignidad y la tierra.

Sobre la madre tierra

El vocero oficial del EZLN dijo en su mensaje que la tierra es común, la tierra no es de nadie sino de quien la trabaja. «La propiedad debe de ser del pueblo y común, y el pueblo tiene que gobernarse a sí mismo», dijo. «No necesitamos matar a los soldados y a los malos gobiernos, pero si vienen, nos vamos a defender», afirmó asimismo.

Quien alguna vez fue el vocero, traductor y puente del EZLN, el Subcomandante Marcos, hoy capitán Marcos, se ha ido retirando de la vida pública y no se le vio en la celebración. Hasta hace pocos años todos reflectores apuntaban a su persona desdeñando a los comandantes indígenas, por esto, desde hace años, el capitán Marcos hizo mutis.

La metamorfosis

A lo largo de varios meses y de 20 comunicados, los zapatistas han explicado cómo será la nueva estructura del movimiento, en la que los Municipios Autónomos Rebeldes Zapatistas y las Juntas del Buen Gobierno se transformarán en Gobiernos Autónomos Locales (GAL) que responden a la asamblea de cada población sin importar lo pequeña o grande que sea.

El poder, de esta manera, pasa al núcleo de cada población, de cada comunidad que se organizará de manera regional para crear así los Colectivos de Gobiernos Autónomos Zapatistas. En otras palabras, los GAL serán el organismo más importante de la toma de decisiones zapatistas. Todos estos cambios están encaminados a repartir el poder de manera más horizontal y enfrentar de la mejor manera los embates y las agresiones tanto del crimen organizado y/o paramilitares, como el de las grandes empresas.

Transformación permanente

Los zapatistas se transforman constantemente; si una estrategia no les funciona, buscan otra. Si un camino no los lleva hacia donde quieren, buscan otro. Como cualquier organización tienen conflictos internos, crisis, pleitos, y hasta deserciones, sin embargo, a tres décadas de su aparición en público y cuatro de su fundación, siguen luchando por lo mismo: autonomía, libertad, justicia, democracia y contra el mal gobierno.

Actualmente, el mayor peligro, el mayor flagelo es el crimen organizado, cuyos ejércitos salidos del infierno tienen en jaque al país entero. Los zapatistas han hecho propuestas muy concretas para democratizar el país que han puesto en práctica y por lo menos a ellos, les han funcionado.

Fuente: Diario Libre

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba