Economía

En dos décadas se han gastado más de US$10,000 millones en subsidios eléctricos

El economista Ciriaco estima que el aumento de la subvención para este año elevará a 3.5 % el déficit fiscal

En los últimos 20 años el gobierno dominicano ha destinado más de 10,000 millones de dólares -unos 417,614.8 millones de pesos- al subsidio eléctrico, una subvención que a partir de este año se financiará enteramente de deuda pública.

“Ha sido una especie de agujero negro que se ha tragado demasiados recursos”, dijo el vicedecano de la Facultad de Economía de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD), Antonio Ciriaco, quien agregó que con ese monto se han podido construir hasta cuatro plantas eléctricas como la de Punta Catalina.

Para este año, las transferencias para financiar las pérdidas de las Empresas Distribuidoras de Electricidad (Edes) subieron un 15 % con respecto a lo que estaba pautado inicialmente. El Poder Ejecutivo introdujo recientemente un proyecto para reformular el Presupuesto General del Estado 2019 que incrementa el monto del subsidio hasta 33,070.4 millones de pesos desde los 28,720.9 millones de pesos estimados al principio. Pero, además, el proyecto presupuestario abre la puerta a que las Edes realicen una operación de deuda de largo plazo con la banca comercial para cubrir las compras de energía del año pasado, además de que el Ejecutivo asume todas las cuentas pendientes con los generadores eléctricos para este año.

Ciriaco resaltó que esas operaciones generarán un incremento del déficit fiscal para este año y, según sus cálculos, podría cerrar en 3.5 % del Producto Interno Bruto (PIB) en 2019. “No hay justificación para esos montos de subsidios”, dijo.

Operaciones de deuda en ascenso

La utilización de deuda pública para financiar los subsidios eléctricos no es una práctica nueva, pero sí estaba reservada para momentos en que las finanzas estaban en aprietos. Entre los años 2011 y 2014, cuando los precios petroleros estaban cerca de los 90 dólares por barril, más de la mitad del dinero que se destinó a subvencionar las EDES provenía del endeudamiento, a veces financiado con recursos de Petrocaribe. Fueron 77,334 millones de pesos financiados con deuda de los 143,150.6 millones que se pagaron en subsidios eléctricos en esos cuatro años.

En los años 2015 y 2018, las transferencias de recursos para financiar las subvenciones salieron predominantemente del tesoro, coincidiendo con los menores precios del petróleo. Solo 14.3 % de los subsidios pagados durante esos años salieron del endeudamiento, de acuerdo a los datos oficiales.

Para este año y el próximo 2020 todo el dinero para financiar los subsidios saldrá de deuda. Al economista Ciriaco le llama la atención que se tome esa medida en un año cuando los precios petroleros están por debajo de los 60 dólares el barril. Se solicitó al Ministerio de Hacienda que indicara las razones por las que se cambió el origen de los fondos para la subvención eléctrica, pero no hubo respuesta hasta el momento de esta publicación.

Fuente: Diario Libre/ Por: Suhelis Tejero Puntes 

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos