Salud

Enfermedades de alto costo drenan presupuesto familiar

Gasto. Salud destinó RD$2,746.7 millones para asistencia a estas patologías este año. Problema. Hogares gastan más del 50% costo canasta básica familiar.

SANTO DOMINGO.-Los pinchazos ya no le causan molestias porque sabe que conectarse a la máquina de hemodiálisis tres veces por semana, por cuatro horas, lo mantiene con vida; pues sus riñones no funcionan.

Es la historia de Alberto de la Cruz, a quien por la repetida inserción de agujas desarrolló dos protuberancias en su brazo derecho que evidencian su lucha contra la insuficiencia renal crónica que padece desde hace seis años.

La afección es irreversible y se enmarca dentro de las enfermedades consideradas catastróficas por su complejidad, el alto costo del tratamiento y también porque incapacitan a quienes las sufren.
Patologías comunes

Entre las enfermedades catastróficas más frecuentes en el país y las que más arruinan familias está el cáncer, seguido de la insuficiencia renal crónica. Pero también están las hepáticas (hígado), la esclerosis múltiple, las cardiopatías congénitas, la epilepsia (enfermedad neurológica) y el VIH-sida.

Estas son algunas de las 16 enfermedades cubiertas por el Programa de Alto Costo del Ministerio de Salud Pública, al cual destinan RD$61.7 millones cada año de su presupuesto, y toma en crédito otros 2,685 millones de pesos a otras entidades para cubrir esos tratamientos.

Este plan sirve para socorrer a una parte de los afectados, que según Wilson Roa, presidente del Colegio Médico Dominicano, la mayoría de los que las padecen son de escasos recursos.

Dichas enfermedades causan alta morbimortalidad y demandan asistencia permanente, convirtiéndose en una carga para las familias y para el país.

Eso lo sabe bien, Alberto, quien a sus 54 años de edad ya no puede trabajar y depende de la ayuda de sus hijos, de la venta informal de su esposa y la solidaridad de algunas personas que lo estiman. A pesar de que levantó un colmado durante más de 10 años de trabajo, tuvo que abandonarlo por la fatiga y el intenso dolor que le provoca su condición.

Ni él ni su esposa pudieron seguir atendiendo el negocio, ya que debe acudir al hospital tres veces por semana, durante más de cuatro horas, para recibir su tratamiento.

Gastos exorbitantes

Los hogares dominicanos invierten de su bolsillo 99,192.3 millones en gastos de salud, según datos de la Alianza por el Derecho a la Salud (Adesa), publicados en 2019, lo que equivale al 45% d el gasto corriente en salud del país.

En esa cifra se incluye el gasto exorbitante de De la Cruz y su familia, quienes deben ingeniárselas para conseguir el dinero del pago de los procedimientos médicos y medicamentos que necesita cada mes, y que ascienden a unos 16,000 pesos. Esto equivale al 52% del costo de la canasta familiar promedio, estimada por el Banco Central en 30,333 pesos, y más del 100% de la cesta básica de las personas más pobre ($13,818).

“Los 16,000 pesos no incluyen las eventualidades, alimentos ni traslado a los hospitales”, aclaró De la Cruz.
Solo en medicamentos invierte RD$6,000 al mes, ya que además de la insuficiencia renal batalla contra un cáncer de piel y una tuberculosis extra-pulmonar.

En tono de resignación, triste y cabizbajo, el excomerciante de Sabana Perdida confesó a EL DÍA que esos gastos son solventados por sus hijos mayores y su esposa a través de la venta informal.

“No ha sido nada fácil para mí vivir de la dádiva de mis hijos, porque yo no puedo trabajar. Tengo que esperar lo que ellos me den para resolver”, expresó.

Tratamientos

Los gastos y tratamientos de esas enfermedades varían, pero coinciden en que todos son caros.

En el caso de la hemodiálisis, que es uno de los tratamientos que recibe De la Cruz para su insuficiencia renal crónica, su costos mensual es de 54,000 pesos, en el sector privado. En el público está cubierto entre un 80% y un 100%.

En cuanto al cáncer, su tratamiento lleva un ciclo mínimo de cinco a seis meses, lo cual tiene un costo de entre 1.5 y dos millones de pesos, según el director del Instituto Oncológico Heriberto Peter, José Ramírez.

Estos consisten en radioterapia, quimioterapia y cirugía o una combinación de las tres. Otro tratamiento caro es el de la enfermedad Guillian Barré, que ataca los nervios periféricos.

Los que la padecen necesitan de inmunoglobulina intravenosa que cuesta alrededor de 50 mil pesos. Si esta llega a los pulmones debe ser ingresado a la Unidad de Cuidados Intensivos, por lo que su costo podría triplicarse.

Según la Asociación Dominicana de Miastenia Gravis, a nivel nacional unas 160 personas padecen de esa patología, ocasionada por una interrupción entre los nervios y los músculos, y no tiene cura.

La mayoría de los que la padecen requieren cada tres días un fármaco que cuesta 1,700 pesos, sin contar los estudios que se hacen fuera del país y valen hasta US$1,700 (cerca de 90,100 pesos a la tasa actual). A esto se le suma un estudio para medir la atrofia muscular, que vale alrededor de 12 mil pesos.

Menos servicios

En el año 2018 las Administradoras de riesgo de Salud (ARS) brindaron 716,477 servicios para estas enfermedades, 138,923 menos que en el año 2017, que fueron 855,400. Sin embargo, las partidas erogadas por estos servicios fue mucho mayor.

El año pasado esas entidades desembolsaron RD$4,120,1 millones a las enfermedades catastróficas, unos RD$819,5 millones más que en 2017, que fue de 3,587,8 millones, según la Asociación Dominicana de ARS.

Cobertura Seguro

—1— Alto costo
El Plan Básico de Salud establece una cobertura del 80% con un tope de un millón de pesos por afiliado / por año.
—2— Oncología
Aumenta RD$90 mil más para fármacos coayudante oncológicos y una cobertura de 70%.
—3— Medicamentos
La cobertura de medicamentos es de un 70% y un tope de 8 mil.

Programa de Alto Costo asiste a más de 24 mil

Salud. El Programa de Medicamentos de Alto Costo del Ministerio de Salud Pública tiene registrados a 24,632 pacientes con enfermedades de alto nivel de complejidad, los cuales son beneficiados con tratamientos y fármacos de forma gratuita.

El vocero del Ministerio, Carlos Suero, destacó que dentro del mismo existen personas que consumen entre 25 y 30 millones de pesos al año.

La unidad se maneja bajo prescripción médica, por tanto, Suero informó que los especialistas deben trabajar con el catálogo de medicamentos establecido por el programa.
El división suministra una máximo de dos raciones por mes.

Por: Johanna Matos / El Día

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba