Salud

Enfermos mentales llenan calles de San Pedro de Macorís

La situación preocupa a los ciudadanos, pues muchos de ellos son agresivos

Una notoria presencia de enfermos mentales se puede observar en las diferentes calles de la provincia de San Pedro de Macorís, una situación que tiene preocupado a los ciudadanos de esa demarcación.

Estas personas, algunas con trastornos y conductas un tanto agresivas, se ubican por los diferentes espacios públicos. Caminan por los alrededores del malecón, parques y colmados donde las personas se ven expuestas a cualquier “reacción violenta”, por parte de ellos.

Beatriz Cedano, residente en esta ciudad, manifestó que solo en el malecón se puede notar la gran cantidad de enajenados mentales y que la mayoría “son violentos”.

“No se sabe si es que vienen de otros pueblos y lo tiran aquí, pero San Pedro está inundado de enfermos mentales y no de personas que se hacen pasar con problemas, están enfermos de verdad y la mayoría son violentos. Ellos te piden dinero y si tú no les das te brincan”, explicó.

Aseguró que pese a este inconveniente por la que está pasando la provincia de San Pedro de Macorís desde hace décadas, “las autoridades no están trabajando para resolver este mal”, a la vez que manifestó que algunas personas han sido agredidas por los enfermos mentales.

Cedano narró que hace unos años, un enajenado mental “le causó la muerte” a un señor supuestamente de una estocada con arma blanca.

De igual forma, María Mercedes coincidió en que todos los días aparecen personas con problemas mentales que se apoderan de las calles y aceras de esta localidad, provocando “terror” a los ciudadanos.

“Debemos dejarles el sitio a estas personas, porque no sabemos cuál será su reacción al ver a uno. Necesitamos que las autoridades hagan algo, porque cada día aparece uno nuevo y no se sabe de dónde es que vienen”, contó.

Ante dicha situación, Juan Ramón de los Santos, director provincial de Salud Pública, afirmó que no se puede ocultar la realidad, puesto que no tienen un hospital donde puedan ingresar a los enajenados mentales.

Adelantó que le fue solicitado al Ministerio de Salud Pública para que se construya un centro asistencial donde puedan acoger a todos los enfermos mentales. “Lo que nosotros hacemos, a través de una psiquiatra que está preparada para darle tratamiento a ellos, es que lo llevamos al hospital Antonio Musa y se inyectan”, explicó.

Detalló que cuando los enajenados mentales son agresivos, no pueden inyectarse, por lo que se procede a reportarlos con sus familiares. Aseguró que en el hospital Antonio Musa solo hay una habitación preparada para este tipo de personas.

“En caso de emergencia se prepara esa habitación y se entra ahí, se le medica y se tienen en esa habitación hasta que estén más tranquilos”, adujo.

Precisó que en este tiempo de pandemia los casos de personas mentales en las calles de esta ciudad han aumentado y que en su mayoría jóvenes, por lo que le preocupa esta situación.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba