Diáspora

Entra a fase final juicio contra atacantes racistas a dominicano lanzado a vías del tren en Bélgica

Santo Domingo, RD

Las autoridades belgas se aprestan a dictar sentencia que podría ir entre un año y nueve meses de prisión a los acusados de lanzar a las vías de un tren e insultar con mensajes despectivos a un adolescente dominicano en 2018.

Según Ana Encarnación, madre del adolescente Leroy Erwin Abraham Encarnacion, en el juicio los tres implicados confesaron que al momento del ataque iban a adquirir narcóticos y alcohol.

“Ellos se declararon como que eran drogadictos, enfermos, que han tomado mucho alcohol que en ese momento de la discusión ellos iban para un pueblo a comprar drogas, pero en ese momento no estaban drogados”, indicó Encarnación este miércoles.

El imputado Jonas V. podría ser declarado culpable ante su confesión, y enviado a cumplir un año de prisión y pagar 14 mil euros de multa, mientras que Sandra H. y Cindy V.G., de 33 y 45 años respectivamente, podrían estar en prisión por nueve meses.

“Me dijeron que ellos me pedían excusas a mí (Ana Encarnación), querían pedirme perdón, y la magistrada le dijo que cómo esperaron casi dos años sabiendo dónde yo vivo, que se podían comunicar por Facebook, todo el mundo sabe dónde vivo aquí en ese pueblo”, comentó Encarnación.

Por otra parte, los imputados indicaron en corte que cuando el adolescente sacó su celular para pasárselo a su hermana, ellos pensaron que los iba a atacar con un arma blanca.

“Ellos dijeron en el juicio que ellos temieron por su vida porque pensaron que el negro iba a sacar un cuchillo, entonces ahí mismo se vio otra vez el racismo”, expresó la madre.

Además, los tres acusados tenían antecedentes de agresión física y psicológica a personas de color y marroquíes. El veredicto final será el próximo 15 de junio.

En agosto de 2018 el video del ataque físico y verbal contra Leroy Abraham se hizo viral en redes sociales. En las imágenes se observa cómo el adolescente es lanzado a las vías del tren mientras es insultado por tres belgas.

No ha vuelto a recibir insultos

Casi dos años después de que Leroy Abraham fuera atacado en la estación de tren de Aarschot, no ha recibido insultos por su color de piel u orígenes.

“Al contrario la gente se ha mostrado con nosotros con más respeto, no voy a decir lo contrario, la gente aquí del pueblo antes estaba más alejada, pero después vinieron. A él mismo le trajeron regalos, tenis, de la ropa que se le rompió le donaron algunas ropas”, manifestó la madre.

Aunque fue llevado a terapia por las agresiones físicas y psicologías, en la actualidad se considera un adolescente normal que asiste a la escuela y practica deportes.

“Estoy haciendo lo de un niño adolescente estudiando, haciendo deportes, y divirtiéndome, cosas normales, no porque me haya pasado algo malo tampoco me va afectar la vida entera”, confesó Leroy Abraham.

Al ser cuestionado si estaba de acuerdo con la condena dijo que un año no es suficiente para el crimen, porque él pudo haber perdido la vida ese día.

“Ellos no es de ahora que hacen cosas así malas, tienen que aprender la lección pero un año no es suficiente para una persona que ha hecho varias cosas malas… Para mí serían más años de cárcel, no sé… Para mí no es un castigo tan grande, un año pasa a la vuelta de la esquina para mí, digo yo”, detalló Leroy Abraham.

También indicó que en ocasiones, cuando tomaba el tren en la misma estación, llegó a ver de lejos  a sus atacantes.

“Ellos estaban libres, siempre los veía cuando pasaba por la estación (Tren), casualmente los veía borrachos otra vez… No dijeron nada porque nunca me vieron, nunca me ven porque siempre estoy muy alejado de ellos”, finalizó.

Carolina Pichardo / Listin Diario

Comentarios para este artículo

Etiquetas
Mostrar más

Otros Artículos