ActualidadCuriosidades

Errores comunes que cometes al lavarte la cara

Mira cómo cuidar tu cutis de manera correcta

Hay que lavarse la cara, desde ya. Pero hacerlo de cualquier manera puede hacer que cometas errores que terminan perjudicando tu cutis en lugar de cuidarlo. ¡Evita estos errores!

No uses toallitas descartables

No retiran las impurezas ni tampoco retiran por completo el maquillaje. De hecho, lo esparcen por la cara y pueden provocar que los poros se tapen. Además, tampoco cuidan el planeta y contaminan bastante.

No abuses de los exfoliantes

Hay que hacer una correcta exfoliación del cutis, sin abusar de los productos químicos porque provoca sensibilidad. Una vez a la semana es algo que está dentro de los parámetros normales, pero si tu piel es muy sensible bien puedes hacerlo cada dos semanas.

¡No te laves tanto la cara!

Vamos, no es una contradicción. No exageres con la doble limpieza usando toallitas, agua micelar, bálsamo y limpiador. Acumular productos quita los aceites naturales de la piel y la dejan seca, irritada y sensible. Es preferible reducir las cantidades de maquillaje y hacer un lavado correcto y profundo, no tan agresivo.

¡Tampoco evites lavarte!

Juramos que no es una broma. Es que tan dañino como lavarte demasiado es no hacerlo. Muchas personas evitan lavarse antes de dormir, ya sea por flojera o por olvido. Es esencial lavarse antes de dormir para descongestionar los poros y evitar la aparición de granitos, imperfecciones y para eliminar las impurezas y la suciedad.

¡Cuidado con las temperaturas!

El agua no debe estar ni muy fría ni muy caliente, para evitar lastimar la piel. Lo ideal es que esté templada y que regules la temperatura según el objetivo. El agua caliente elimina agresivamente la grasa, seca y deshidrata la piel. Por eso, si vas a hacer algún tratamiento con calor, lo mejor es el vapor de agua.

Fuente: https://www.diariolibre.com/estilos/evergreen/errores-comunes-que-cometes-al-lavarte-la-cara-IE24467609

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba