Cine

Española «The Human Hibernation» reflexiona sobre naturaleza humana desde la hibernación

El filme invita a reflexionar sobre cómo el ser humano habita el planeta y se relaciona con la naturaleza

La realizadora española Anna Cornudella estrena este lunes en la Berlinale su ópera prima «The Human Hibernation«, un filme nominado a mejor ópera prima en el que invita a reflexionar sobre cómo el ser humano habita el planeta y se relaciona con la naturaleza y plantea para ello una sociedad que hiberna a modo de tantos otros animales.

«Para mí la película era un poco lanzar esta reflexión de cómo estamos habitando nuestro planeta, de qué forma y cómo nos estamos relacionando con la naturaleza, propiamente», porque «realmente no pensamos cómo nos estamos relacionando con nuestros entornos«, explicó en entrevista con EFE.

Así, la película, rodada en inglés, reflexiona sobre qué pasaría si los entornos dejan de ser habitables y de cómo el ser humano se desarrollaría en ese contexto, para lo cual la cineasta introduce un cambio biológico que hace que el ser humano esté «mucho más atado a los ciclos de la naturaleza

Para la realizadora, la hibernación hace que el ser humano «tenga que estar sometido a la naturaleza, le cambia los ciclos reproductivos, le cambia un montón de cosas» que haría que no pudiera dominarla, algo que acaba por poner a todas las especies al mismo nivel, señaló.

La película, que se proyecta dentro de la sección Forum, dedicada al cine experimental, comienza con la desaparición de Erin, un niño que despierta antes de tiempo de la hibernación.

Su hermana mayor, Clara, será la que acompañará al espectador en este viaje de búsqueda de respuestas y de confrontación con las narrativas preestablecidas por la sociedad en la que vive.

Cuando un animal no se alimenta lo suficiente y se va a hibernar, ocurre que despierta antes de tiempo, explica la directora, para quien ésta era una forma de atrapar al espectador para que la hermana lo vaya llevando de la mano en todo este universo que plantea.

El duelo, punto en común entre el humano y los animales

«Hay una cosa superuniversal tanto en los seres humanos como en los animales, que es el duelo y a mí me parecía una cosa que nos conecta muchísimo entre nosotros y que nos conecta muchísimo con los animales», señaló.

Así, también los animales hacen duelos y tienen sus rituales funerarios, y es algo «tan animal», añadió, que era una forma de tomar al espectador y llevarlo por todo este universo que quería mostrar, de toda esta sociedad y de las ideas que tiene.

El filme, basado en un universo de ciencia ficción, tiene, al mismo tiempo, la apariencia de un documental, al ser reales todos los personajes que aparecen en él, al igual que muchas de las historias.

Las entrevistas que incluye la película «han sido un poco manipuladas para que entren en el relato de la hibernación«, pero las historias que cuenta son reales, explicó.

Ciencia ficción con tintes de documental

Para Cornudella era muy importante que los personajes fueran reales «para trazar una especie de puente» entre esta sociedad que se inventa y la nuestra, con el fin de que nos podamos sentir apelados y conectados.

En este sentido, la cineasta tenía interés en «dar esta idea de que este ser humano podría existir«.

El filme tiene su origen en un proyecto de investigación en arte que planteaba esta misma idea y que quedó plasmado en una pieza de veinte minutos que Cornudella presentó en el MACBA, el Museo de Arte Contemporáneo de Barcelona.

Fue el MACBA el que insistió en que no cerrara el proyecto y lo convirtiera en una película.

Con la idea de hacer algo sola con una cámara, acabó rodando con seis personas y un poco más de presupuesto del que esperaba, pero aún así, muy bajo, explica.

Rodado entre Estados Unidos y el Pirineo catalán, el tema de la nieve fue muy complejo, porque fue un inverno muy seco, lo que les obligó a cambiar el plan de rodaje muchas veces.

Para Cornudella, sólo la noticia de estrenar en Berlín fue ya «una sorpresa increíble» y «algo totalmente inesperado, porque al final es una película muy pequeñita».

«Nunca había proyectado estrenar, ni siquiera había proyectado estrenar en un cine. Entonces, de repente, estar en la Berlinale estrenando la película es totalmente un sueño, y lo de ópera prima, ya fue la guinda del pastel. La verdad que para mí ya esto ha sido todo el premio a la película«, afirmó.

Fuente: EFE

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba