Cartas del Lector

Esperando por Danilo

Señor director:

Cerca de dos meses lleva el sector de María Auxiliadora de la capital del país pasando por una crisis, a la espera de que una autoridad competente como el Ministro de Deportes, licenciado Danilo Díaz, ofrezca solución pacífica, oportuna y justa al conflicto que tiene la comunidad con su propio club, construido por el Estado en 1972. Dicho club es objeto de una remodelación parcial en su estructura física interna y perimetral para instalar un bar o drink para la consabida venta de bebidas alcohólicas y actividades consustanciales de ese tipo de negocios como la música a alto volumen que invita a los vicios, al sexo fácil y otros actos contrarios a la convivencia pacífica y la cultura de paz. También se proyecta la instalación de un restauran o comedor y una piscina para una población abierta e indiscriminada.

Esta comunidad rechaza la instalación de ese tipo de negocios en su club, y en su lugar demanda más cultura, más deporte y más recreación. Le preocupa también la inversión de recursos que no son del Estado, que se está haciendo allí, sin la clara información de lo que acontece o está por acontecer en su club. El Ministerio de Deportes, su titular, licenciado Danilo Díaz, es la autoridad más esperada por la comunidad para que le devuelva su club en las condiciones originales de su estructura física.

Este sector como dueña de ese inmueble considera imprudente, mal fundada e improcedente un negocio cuya naturaleza y consecuencias sean negativas para sus habitantes, sobre todo niños/as y adolescentes.
Aboga la comunidad por la presencia y participación en este conflicto, de cualquier otra autoridad con competencia para ello, como la Defensora del Pueblo, que ayude a devolver la tranquilidad a los pobladores del sector, antes que sea muy tarde.

Este impasse no aparenta ser grande pero por su naturaleza y procedimiento se parece caso de los Tres Brazos. Señor Danilo, la comunidad reclama su intervención rápida y justa, pues para eso tiene la autoridad que le da su investidura. Intervenga en este caso antes que la comunidad lo tipifique como cómplice de este hecho que preocupa, apena y avergüenza a tanta gente del Distrito Nacional y del país.

Atentamente,
Lic. Santiago Martínez

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba