Nacionales

Este sábado se conmemora 180 años de la batalla del 30 de marzo

La Batalla del 30 de marzo, también conocida como la Batalla de Santiago, fue el segundo enfrentamiento importante después de la Guerra de la Independencia Dominicana y tuvo lugar el 30 de marzo de 1844 en Santiago.

En este combate, el general José María Imbert, al mando de una parte del ejército del norte, logró derrotar al general Jean-Louis Pierrot, quien comandaba las tropas del ejército haitiano, a pesar de que estas eran numéricamente superiores.

Previo al inicio de la batalla en Santiago, los dominicanos se prepararon meticulosamente, recaudando fondos para la compra de armas. Con la ayuda de Matías Ramón Mella y Pedro de Mena, se obtuvieron donaciones de personas adineradas de Santo Domingo. En Santiago, figuras como Ángel Daniel, Juan Luis Bidó, Ramón Bidó y otros dominicanos también se unieron a la causa.

Refuerzos llegaron a Santiago desde Baní bajo el mando del coronel Ramón Santana. Mientras tanto, el general Francisco Antonio Salcedo se desplazó hasta Talanquera y Escalante para contener el avance del ejército haitiano hacia Santiago. Este estableció su cuartel general en Escalante, cerca de Guayubín, Montecristi. Sin embargo, las tropas de Pierrot avanzaron rápidamente y tomaron Dajabón el 23 de marzo de 1844.

El 27 de marzo de 1844, la Junta de Gobierno dominicana convocó al general José María Imbert, comandante de operaciones en Santiago, con el objetivo de organizar un contraataque contra los haitianos. Imbert fortificó la ciudad, construyendo trincheras y tomando precauciones significativas para asegurar la victoria en la batalla del 30 de marzo de 1844 en Santiago. Junto al comandante Achilles Michel, lideró el enfrentamiento en los fuertes «Dios», «Patria» y «Libertad», donde los haitianos fueron derrotados. Imbert estuvo acompañado por oficiales como Pedro Eugenio Pelletier, Ángel Reyes, Ramón Franco Bidó, Gaspar Polanco Borbón, José Nicolás Gómez, Fernando Valerio, José M. López, Lorenzo Mieses, Dionisio Mieses, Toribio Ramírez, Marcos Trinidad López, entre otros.

El 30 de marzo de 1844, los haitianos lanzaron un ataque contra los fuertes «Dios», «Patria» y «Libertad» en Santiago de los Caballeros. Sin embargo, fueron repelidos por la artillería dominicana y la fusilería de Fernando Valerio. A pesar de un contraataque desesperado por parte del ejército haitiano, fueron finalmente vencidos por los cañones del fuerte y la infantería dominicana, liderada por Fernando Valerio López. La derrota obligó al ejército de Jean-Louis Pierrot a retroceder, otorgando la victoria al ejército dominicano liderado por José María Imbert.

Fuente El Caribe.

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba