Entretenimiento

Estrellas del cine que ayudaron a otras en sus carreras

Triunfar no es fácil y la ayuda siempre es bienvenida. Estas son las historias de algunas estrellas que deben su carrera o parte de ella a la intermediación de otras.

En un mundo que gira a un ritmo vertiginoso como el del espectáculo, la música o el cine, con miles de aspirantes a estrellas cada año, no es fácil hacerse un hueco o, simplemente, sobrevivir mientras se trabaja en ello.

Desde apoyo económico a mentoría, toda ayuda es poca y si es bienintencionada, desinteresada, y encima viene de la mano de una figura ya consolidada, puede marcar la diferencia.

El actor estadounidense y embajador de buena voluntad de la Oficina de la ONU contra la Droga y el Delito (UNODC), Nicolas Cage, fue un gran amigo de Johnny Depp y quien le insistió en que se dedicara a la intepretación. ( )

NICOLAS CAGE Y JOHNNY DEPP

En agosto de 2019, un periodista de The New York Times preguntó al actor Nicolas Cage, sobrino de Francis Ford Coppola, si era verdad que él y el también actor Johnny Depp se había conocido jugando al Monopoly en la década de los años ochenta del pasado siglo.

“La verdadera historia es que ya éramos amigos”, dijo Cage. “Vivía en un edificio antiguo de Hollywood llamado Fontenoy y creo que, finalmente, le alquilé el apartamento a Johnny y él empezó a vivir allí”, añadió.

En aquel momento, cuenta el actor, Depp vendía bolígrafos “o algo así” para sobrevivir y aspiraba a ser músico.

Un día estaban jugando al Monopoly y le preguntó por qué no lo intentaba en la interpretación. Depp dijo que no podía actuar y él insistió y organizó una reunión con su agente, que le consiguió su primera audición para el filme “A nightmare on Elm Street”.

El protagonista de “Pirates of the Caribbean” consiguió el papel y el resto ya es historia.

SPAIN CINEMA:US actor Denzel Washington fue el gran mentor en la sombra del malogrado actor Chadwick Boseman. ( )

DENZEL WASHINGTON Y CHADWICK BOSEMAN

Otro actor que debía parte de su carrera a un compañero de tablas era el recientemente fallecido Chadwick Boseman, famoso por dar vida al héroe de Marvel, T’Challa, en “Black Panther”.

Hace poco más de dos años, el actor contó a la revista Rolling Stone que una de sus profesoras de interpretación, Phylicia Rashad, se convirtió en su mentora.

Ella lo recuerda como un joven larguirucho y amable. “Lo que vi en él fue que el cielo no era límite. Nunca me pidió que se lo presentara a nadie, esa no era su manera. Iba a lograrlo por sus propios méritos”, dijo Rashad según la publicación.

Cuando Boseman solicitó junto a algunos compañeros participar en un prestigioso programa de teatro en Oxford y fue aceptado, Rashad intercedió por ellos cuando vio que no podían costeárselo. “Básicamente consiguió que algunos famosos lo pagaran para que fuéramos”, dijo Boseman. El actor reveló que su gran benefactor había sido Denzel Washington.

QUENTIN TARANTINO Y JOHN TRAVOLTA

En el caso del actor John Travolta no fue otro actor el que le echó una mano, sino un director. Y no cualquier director. Quentin Tarantino, alabado y admirado por sus películas, le dio una de las oportunidades de su vida: meterse en la piel de Vincent Vega, en “Pulp Fiction”.

“Era menos de cero”, dijo Mike Simpson, agente de Tarantino, en Vanity Fair en el año 2013, sobre el momento en el que se encontraba la carrera del actor antes de rodar “Pulp Fiction”.

Travolta había alcanzado la fama gracias a “Saturday Night Fever” y “Grease”, pero en los noventa se le conocía más por las cintas del bebé parlante “Look who’s talking”. Participar en el título de culto resucitó su carrera.

Meryl Streep siempre agredece a Jane Fonda su intercesión al comienzo de su carrera. ( )

JANE FONDA Y MERYL STREEP

En 2014, la gran dama de la interpretación Meryl Streep reconoció a otra gran dama de la escena, Jane Fonda, en un papel diferente: como mentora. Lo hizo en la entrega de premios del AFI Lifetime Achievment Award, en la que la actriz de “Grance & Frankie” recibió un reconocimiento a su carrera.

“Hace casi cuarenta años, tú me rodeaste con el brazo y, como una hermana mayor, me acompañaste en [mi incursión en] el cine. Yo había empezado tarde, tenía 28 años y acababa de salir de la escuela de teatro”, comenzó Streep.

Tras contar una anécdota de la primera vez que trabajaron juntas, dijo: “Cuando acabamos, me enteré de que había vuelto a California y que habló a todo el mundo que la escuchara sobre esta chica rubia con un apellido raro y me abrió más puertas de las que yo probablemente sepa ahora. Así que, tengo mucho por lo que agradecerte”, sentenció la intérprete de “The devil wears Prada”.

MAGGIE SMITH Y DANIEL RADCLIFFE

Él es el niño mago más famoso del mundo y lo es gracias a Maggie Smith. Daniel Radcliffe, que interpretó a Harry Potter en la saga cinematográfica, aterrizó en el papel por recomendación de la actriz británica.

Ambos habían trabajado juntos en la adaptación de “David Copperfield”, de Charles Dickens, y la veterana intérprete le dijo al director que tenía que hacerle una prueba.

“Bueno, ella me consiguió el trabajo en Potter, prácticamente, así que, para los que no sepan esa historia, básicamente le debo todo a Maggie Smith”, dijo Radcliffe en una entrevista en 2011, durante una convención de la Journalism Education Association.

Así pues, algunas estrellas de la gran pantalla, además de adecuarse y clavar sus papeles, también tienen un lado oculto de gran solidaridad para con sus compañeros.

Por Manuel Noriega.

EFE/REPORTAJES

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba