Nacionales

Estructura de extorsión a bancas y colmados dejó ingresos mensuales de unos 300 millones, según MP

Asimismo, el órgano acusador señala que el entramado de presunta corrupción, participaron de los departamentos de fiscalización y operaciones de la dirección de Casino y juego de Azar.

Santo Domingo.- El Ministerio Público acusa al exministro Ángel Donald Guerrero Ortiz, uno de los principales señalados en el Caso Calamar, de crear un entramado de presunta corrupción a través del Ministerio de Hacienda para permitir cobros ilegales en bancas de loterías, bancas deportivas y colmados que tenían máquinas tragamonedas, burlando los procesos de control administrativo y legal.

“El acusado Ángel Donald Guerrero Ortiz, haciendo uso indebido de sus funciones como funcionario de mayor jerarquía del Ministerio de Hacienda, autorizó y dirigió la estructura no gubernamental compuesta por Ramón Emilio Jiménez Collie (a) Mimilo, Fernando Crisóstomo Herrera y José Arturo Ureña para obtener fondos ilícitos de procesos de cobros ilegales realizados a través de la Dirección de Casinos y Juegos de Azar, durante el periodo 2016-2020”, argumenta el órgano acusador en el expediente de más de tres mil páginas.

“En la Dirección de Casino y Juegos de Azar la estructura no gubernamental compuesta Ramón Emilio Jiménez Collie (a) Mimilo, Fernando Crisóstomo Herrera y José Arturo Ureña, con autorización y bajo la dirección del acusado Ángel Donald Guerrero Ortiz, instalaron el denominado “proyecto o el programa”, el cual consistía en la gestión del cobro sin base legal, mensual, de una suma de dinero en efectivo a los dueños de bancas de loterías, bancas deportivas y a los colmados que tenían máquinas tragamonedas, donde el dinero obtenido de este cobro fraudulento no entraba a las arcas del Estado dominicano, sino que iba a parar directamente a la estructura de corrupción liderada por acusado Ángel Donald Guerrero Ortiz”, continúa la acusación.

Según el MP, Rafael Parmenio Rodríguez Bisonó “financió la puesta en marcha del proyecto o programa con la suma de veintiún millones de pesos (DOP 21,000000.00), a cambio de tener una participación en las ganancias que se obtuvieran a través de las recaudaciones ilegales de las bancas de loterías y deportivas, así como de los colmados con tragamonedas”.

El documento señala que Rodríguez Bisonó ganaría quinientos pesos por cada máquina incautada ilegalmente que se obtuviera.

Asimismo, el órgano acusador señala que el entramado de presunta corrupción, participaron de los departamentos de fiscalización y operaciones de la dirección de Casino y juego de Azar.

“Los acusados Oscar Arturo Chalas Guerrero (01 de septiembre del 2016 hasta 18 de marzo del 2019;), y Julián Omar Fernández Figueroa (01 de abril del año 2019 hasta el 19 de agosto del año 2020) quienes fueron directores de casino por su participaron recibieron soborno de pagos mensuales de dos millones de pesos en efectivo (DOP 2,000,000.00) mensuales”, indica la acusación.

El MP señala que aproximadamente en agosto del 2018, Fernando Crisóstomo Herrera salió de la estructura del programa o proyecto y fue sustituido por Sergio Moya de la Cruz (a) Gory, quien estuvo hasta que finalizó el cobro ilegal en mayo del 2020.

“Es así como los miembros de esta estructura de corrupción crearon esta maniobra fraudulenta, como fue el denominado proyecto o programa, para obtener ilícitamente montos millonarios, todo bajo mandato y protección del ministro de Hacienda Ángel Donald Guerrero Ortiz, quien facilitaba los medios a través del Ministerio de Hacienda para permitir cobros ilegales, burlando todo proceso de control administrativo y legal”.

Fuente: NOTICIAS SIN

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba