Vida y Estilo

Etapa post Covid-19 deja pérdidas de habilidades y destrezas motoras

Realidad. Especialista dice personas enfrentan consecuencias en su aparato locomotor y el deterioro cognitivo. Alternativa. La terapia ocupacional da respuesta positivo al paciente.

Como en todas las disciplinas del área médica, la Covid-19 traerá consigo uno de los mayores retos para quienes intervienen en el sector salud, tomando en cuenta a la población más vulnerable y las secuelas que deja entre los sobrevivientes al virus.

Según estudios, las personas de la tercera edad son las más vulnerables al contagio grave de esta pandemia. A ellos, se suman la población con alguna condición de salud preexistente.

De acuerdo a Juan Carlos Reyes, encargado del departamento de Terapia Ocupacional de la Asociación Dominicana de Rehabilitación (ADR), se prevé que, aun con la desaparición del virus, los contagiados corren el riesgo de ser afectados por enfermedades neurológicas y de presentar algún tipo de distrofia muscular.

Y es ahí, asegura Reyes, cuando es necesario que los afectados reciban atenciones en terapia ocupacional, una disciplina socio-sanitaria, que busca maximizar el grado de autonomía de la persona que esté en riesgo de tener una discapacidad o que ya la tiene instaurada.

Por el momento, se desconoce las efectos reales a causa del Covid-19, pero el especialista indica que, “Se ha visto que un alto porcentaje de las personas afectados por el coronavirus con pérdida de las habilidades y destrezas motoras, así como un deterioro cognitivo”.

Otras condiciones que limita la vida cotidiana son las secuelas por: accidentes cerebro vasculares (ACV), lesión de la médula espinal, traumas craneales, parálisis cerebral infantil, pacientes con amputaciones o traumas por heridas de almas, entre otras condiciones, que se generan en la adultez.

La mejor terapia

“A todos ellas, la terapia ocupacional da respuesta, pues trabaja al paciente de manera holística abarcando todo lo que tiene que ver con cotidianidad del ser humano, es por eso que interviene en el ámbito laboral, físico, social, mental e incluso en sus intereses, juego y ocio”, explica Reyes.

También destaca que el terapeuta, a la hora de trabajar con una persona con discapacidad, valora y busca la creación de un entorno accesible y funcional; además del asesoramiento de la persona en el ámbito laboral. Igualmente, busca promover la prevención de enfermedades y lesiones que puedan llevar a la discapacidad.

Servicios

— Terapia en ADR

En este departamento trabajan, integración sensorial, entrenamiento protésico, adecuación del entorno, terapia grupal para Parkinson, entrenamiento en las actividades de la vida diaria (AVD), entre otras.

Fuente: https://eldia.com.do/etapa-post-covid-19-deja-perdidas-de-habilidades-y-destrezas-motoras/amp/

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba