Deportes

Ex miembro de Las Reinas se gana la vida limpiando casas en NY

Juana González mostró su talento por gran parte del mundo, luego fue desterrada del voleibol, el deporte que amó con pasión y al cual contribuyó en la época inicial siendo parte de las Reinas del Caribe. 

Hoy, la González se gana penosamente la vida limpiando casas en la ciudad de Nueva York.

Desde su desempeño como acomodadora, fue parte desde inicios de este siglo para que el voleibol femenino reciba el sobrenombre de las Reinas del Caribe, que con orgullo y calidad han paseado a nivel mundial, alcanzando tantos éxitos que actualmente están ubicadas en el séptimo puesto en el escalafón de la Federación Internacional de Voleibol.    

Hoy, y a pesar de que en su curriculum cuenta con una licenciatura en Educación Física, que incluye una maestría en captación de talentos, Juana se gana la vida en Nueva York, limpiando casas por encargo.  

En una ocasión, su mentor Manuel Lara había expresado que su pupila había sido desterrada del voleibol, pues mostró alguna inconformidad con parte del sistema y esto le costó su desaparición total de las canchas.   

“Sé que ha llegado el momento que mi pueblo me escuche. Porque yo no soy una come comida, a mí me gusta trabajar”, dijo con voz quebrada la ex voleibolista y también ex basquetbolista, en una entrevista en el programa Deportes Entre Nosotros, que se transmite cada sábado, a la 1:30 de la tarde, por CDN Deportes, con la conducción del periodista Osvaldo Rodríguez Suncar.  

“Tengo 42 años de edad y me siento como si yo tuviera 20. Quiero, por lo menos llegar a mi vejez honradamente”, aseguró Juana con un llanto contenido, que luego se escapó de su boca, mientras empapaba su rostro con lágrimas.  

González, excluida en el apogeo de su carrera del equipo nacional por alegadas diferencias con el director general del proyecto de selecciones nacionales femeninas,  Cristóbal Marte, señaló en la entrevista que no desea trabajar para la Federación Dominicana de Voleibol, porque a su juicio fue maltratada como jugadora, aunque hoy ha recibido ofertas de trabajo de parte de Marte.  

La otrora estelar atleta señaló que Marte la ha ayudado luego de terminada su carrera como voleibolista, pagándole su maestría, comprándole el boleto aéreo para su viaje a Nueva York y otorgándole algo de dinero a su familia al momento de su partida hacia la ciudad de Estados Unidos.  

Empero, el ingeniero Lara afirma que González y otras dos jugadoras de su club, MODECA, fueron excluidas del equipo nacional y obstaculizadas de conseguir contratos de trabajo fuera del país por el mismo Marte, al tiempo que eran sancionadas localmente por la Federación Dominicana de Voleibol.  

González manifestó en la entrevista que siente el temor de ser nombrada en una función pública, en el Ministerio de Deportes o en el Ministerio de Educación (donde obtuvo un nombramiento de escasos ingresos), teniendo el riesgo de ser despedida al final de un período (4 años) de un gobierno. 

Fuente: LD

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba