Nacionales

Expansión urbana de Salinas, una amenaza que se mantiene en las dunas de Baní

Además de la extracción de arena y la tala y quema de árboles, las construcciones dentro del Monumento Natural Dunas de Las Calderas continúa siendo una de las amenazas que enfrenta esa zona, lacerada durante años por los asentamientos humanos irregulares, sobre todo en el espacio donde se sitúa la comunidad de Salinas. 

Diario Libre acudió la semana pasada a esta localidad de la provincia Peravia, que tiene a parte de su población dentro del emblemático monumento natural, según puede apreciarse en imágenes satelitales de la zona. La invasión ha sido progresiva y en plataformas como Google Earth se observa que se ha agudizado en los últimos 10 años.  

En la comunidad es notable la presencia de maquinaria y hombres trabajando en el asfaltado de las calles, así como la construcción de aceras y contenes, como parte de un programa impulsado desde hace un mes por las autoridades y que ha generado opiniones encontradas entre comunitarios. 

«Nosotros no teníamos calles, ahora es que las están haciendo», sostuvo José Medina, quien expresó que ha habido mucha presión para avanzar estos trabajos por parte de una comunidad «que existe desde hace años», al tiempo sostuvo que la falta de asfaltado en las calles ha motivado huelgas en Salinas. 

«Salinas necesita estas obras», manifestó Miguel Rodríguez, consultado sobre los trabajos hechos en el área. 

Expansión a costa de las dunas

Para Daniel Herrera y María Ortiz (nombres ficticios) el panorama es otro; expresaron su preocupaciónde que estos trabajos podrían servir de conducto para fomentar la invasión y genere más daños al área protegida. Herrera explicó que las labores surgen luego de que «el Ayuntamiento ampliara el diseño del pueblo como tal y le ha añadido tres calles hacia el sur». 

«El pueblo ha crecido el doble de como estaba, porque los trazados de las calles hechas por el Ayuntamiento penetran dentro del parque, por lo menos 60 metros más. El 60% del pueblo está dentro del área protegida«, señaló. 

«Se han comido las dunas», manifestó Ortiz en momentos en que reporteros de este medio recorrían áreas del monumento que albergaban manglares y plantas destruidas por desaprensivos.  En el área también se observan empalizadas que cercan terrenos y construcciones.  «Yo he dicho aquí que hay que proteger, que sin árboles y sin dunas ¿cómo van a ser las cosas?», cuestiona la mujer.

Herrera sostuvo que el asfaltado de las calles es un tema debatido desde hace años y que en el pasado no se concretizaba por «problemas con Medio Ambiente, pero eventualmente parece que lo armonizaron de alguna manera». 

Lo expresado por Daniel sobre los conflictos en términos ambientales coincide con lo explicado por personal de la Alcaldía de Baní, consultado por Diario Libre, que indicó que en el marco de los trabajos actuales hubo inconvenientes con las obras pluviales, debido a que el área donde se pretendía la instalación era parte del área de amortiguamiento del monumento. 

 «Para el pueblo lo que están haciendo es positivo. La parte legal de la zona protegida ve una falta en lo que está ocurriendo, de descontrol, pero para fines del pueblo, que vive ahí, a ellos les conviene, porque las calles estaban en mal estado.  No ha habido ordenamiento urbano, por supuesto, no debería haberlo habido, porque es una zona protegida», agregó Herrera. 

Durante la visita a la Alcaldía, este medio intentó obtener una declaración oficial de las autoridades locales sobre los trabajos que se realizan actualmente en Salinas, además de las construcciones. 

Pese a no lograr una postura oficial, personal del cabildo sostuvo: «el tema de las dunas es complicado. Hay un área (zona de amortiguamiento) que ahí es donde Medio Ambiente debe delimitar o explicar qué se permite y qué no se permite, para tú decirme si estoy o no depredando». 

Consultado sobre lo expresado por personal de la Alcaldía, el director de la provincial del Ministerio de Medio Ambiente en Peravia, Juan Solís, manifestó: «nosotros estamos bastante claros, porque tenemos un sistema y ahí nos determina en qué área cae cada permiso».

Realizan levantamiento

Sobre la situación del monumento natural con las construcciones en Salinas, Solís sostuvo: «Eso es una comunidad existente desde hace mucho tiempo, ya en el área de amortiguamiento». 

El funcionario agregó: «Ahí hay construcciones que tienen mucho tiempo, y las calles tienen muchos años, realmente están arreglándolas porque las comunidades están ahí. Pero en la parte del núcleo del área protegida nosotros tenemos control total y en muchas áreas que no han sido impactadas, que no son las áreas de las comunidades, tenemos control». 

Referente a las construcciones, informó que el Ministerio de Medio Ambiente ha realizado un levantamiento con todas las construcciones que están en el área de amortiguamiento, «pero más precisamente algunas que están en el núcleo del área protegida, que también se construyeron antes de nosotros estar en la posición». 

«Tenemos cada solar, cada construcción que está dentro del perímetro del área protegida y amortiguamiento, está señalizado cada uno (…) para tomar medidas», añadió, al tiempo que sostuvo que esa dirección provincial ha negado muchos permisos en la zona por incumplimiento de normas ambientales. 

Acuerdo de co-manejo

El senador de la provincia Peravia, Milciades Franjul, sostuvo durante una entrevista concedida a Diario Libre que para esta semana se prevé un encuentro entre organizaciones, empresas y las autoridades de Medio Ambiente para concretizar un acuerdo de co-manejo del monumento. 

El legislador dijo esperar que este acuerdo permita fomentar el turismo sostenible en esa zona, al tiempo que se refirió a un encuentro que tuvo la semana pasada con representantes del Ministerio, en el que se trató la construcción de tres puestos de vigilancia, «aunque se necesitan más». 

Franjul agregó que desde el Congreso ha impulsado un proyecto de ley para elevar el monumento a parque nacional, debido a la presencia de diversas especies valiosas de flora y fauna. 

Referente a las construcciones que se desarrollan dentro del área protegida, el senador dijo que era la hora «de que se le ponga un límite al crecimiento de esa zona». 

«Hay momentos en que hemos visto que se han hecho construcciones en áreas cerca del mar», sostuvo Franjul, quien dijo esperar que con el co-manejo se pueda tomar una decisión rápida para poner orden en esa área protegida. 

Falta de educación ambiental

El comunitario Daniel Herrera, quien se describe como un admirador del monumento natural, lamenta que en el pueblo «no se promueva la información sobre medio ambiente. Nadie va a dar charlas o información sobre el valor de las dunas, el valor del estuario». 

Detalló: «La Bahía de Las Calderas era un estuario, un manglar completo formado por la sucesión de los cuatro mangles que hay y es el criadero del sur. Ahí se crían y desovan peces de muchos tipos, artrópodos, aves que son residentes y transitorias». 

Fuente: DL

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba