Región Sur

Falta el apresamiento de “El Papa” para completar trío de “jefes” de puntos de drogas en Baní

Con la detención de Rafael Antonio Díaz (Buche) y ahora de Wellignton Mejía Muñoz (Ikita), solo falta “El Papa”, para que tres de los principales “jefes” de los puntos de drogas de mayor  poder en Baní estén tras las rejas.

El primero en ser apresado fue Rafael Antonio Díaz (Buche), quien por el asesinado del coronel Daniel Ramos, guarda un año de prisión preventiva como medida de coerción, junto a Luis Milcíades Santana (El Chamo) y Milcíades Ruiz (Chiquito Mala Fe).

Aunque sus puntos de drogas eran conocidos y vendían “como un mercado libre en Baní”, según allegados de “Buche”, fue la muerte del coronel Ramos el 8 de enero de este año, que lo sacó de su zona de “poderío”.

Al coronel Ramos lo mataron frente al punto de droga de “Buche” y personas que se identificaron como parientes, uno de ellos hermano, comenzaron a acusar a los rivales de este en el negocio ilícito, y es cuando suena los nombres de “Ikita”  y “El Papa”. Este último seguía operando, según denunciaron sectores banilejos.

Este miércoles una fuente policial de Baní da cuenta que “ Ikita” fue apresado en la Capital.  El nombre de este presunto “jefe” del microtráfico en Baní ya había sido titular noticioso en julio de 2018, cuando fue baleado en playa Los Almendros, en un tiroteo del que no se conoció otros detalles.

Ahora falta “El Papa”, aunque también compite en el negocio y “poder” de sus rivales “Ikita” y “Buche”, su nombre real no se ha revelado y se supo que cuando apresaron a “Buche”, no huyó de la ciudad sureña como lo hizo “Ikita”.

¿Dónde estará “El Papa”?,  es una de las interrogantes que deberán responder las autoridades, como también ¿en cuáles otros hechos delictivos estaría implicado?

El punto de droga de “El Papa”,  estaba en el barrio Villa Majega, en la línea que bordea la margen occidental del río Baní, y fue destruido en los recientes operativos realizados en esa ciudad por la Dirección Nacional de Control de Drogas (DNCD), la Dirección Antinarcótica (Dican)  y otras agencias que persiguen este delito, según informaron estas entidades.

Las denuncias contra “El Papa” fueron hechas por sectores organizados y ciudadanos que aseguraban su punto de droga seguía operando sin problemas aun después del asesinato del coronel Daniel Ramos Álvarez frente al punto de “Buche”.

 

Fuente: Listin Diario

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos