Diáspora

Familiares de hombre asesinado por bodeguero dominicano en NY busca demandar a la tienda

Familiares del exconvicto que entró a una bodega en Manhattan y fue atacado mortalmente tras agredir al dependiente de la tienda, el dominicano José Alba, buscan demandar al dueño de la bodega donde ocurrió el hecho el pasado 1 de julio, según medios estadounidenses. 

“Tenemos la intención de presentar un reclamo por daños y perjuicios como resultado de las lesiones sufridas por nuestro cliente”, reza la carta que llegó a la tienda de conveniencia Blue Moon en Hamilton Heights por parte de la abogada de David Simon, hermano de Austin, quien falleció apuñalado por Alba en defensa propia.

De acuerdo con el comunicado con fecha del 22 de agosto, el hombre de 35 años fue asesinado por «negligencia en la propiedad, seguridad, contratación de empleados, retención de empleados, capacitación de empleados y administración de sus instalaciones”, según señala The Post, que obtuvo acceso a la misiva el pasado martes.

Kathleen Beatty, abogada de la familia Simon, le indicó al dueño de la bodega que «preservara» evidencia del incidente tal como videos de vigilancia, información de testigos e informe sobre el hecho, además, pidió información sobre cobertura del seguro de la tienda.  

Francisco Marte, director de una asociación de bodegas que ha estado vinculado al caso y ha brindado ayuda a José Alba, dijo que la bodega no tenía seguro cuando ocurrió el incidente, por lo que que no hay dinero que buscar, sentenció, al indicar que la familia solo busca «extorsionar» al dueño de la tienda. 

Alba, de 51 años y contra quien se retiraron los cargos de asesinato en julio, teme que también sea demandado por la familia Simon, expresó Marte. 

El suceso

El 1 de julio, Alba estaba trabajando detrás del mostrador en la bodega de Hamilton Heights cuando tuvo una discusión con una mujer porque ella no podía pagar una bolsa de papas fritas.

Luego, la mujer mandó llamar a su novio, Austin Simon, de 35 años, quien vino detrás del mostrador y atacó a Alba, lo que llevó al trabajador a agarrar un cuchillo y matar al hombre a puñaladas.

Alba llamó a la policía y, cuando llegaron, lo arrestaron por cargos de asesinato en segundo grado, lo que provocó una ola de protestas de sus partidarios, incluido el alcalde Eric Adams y el excomisionado de la policía de Nueva York, Bill Bratton, quien dijo que el apuñalamiento se cometió en defensa propia.

Fue encerrado en Rikers Island, pero pronto fue liberado cuando los fiscales acordaron reducir su fianza de $250,000 dólares.

Aun así, incluso mientras estaba en libertad bajo fianza, Alba no pudo volver a trabajar en la bodega porque a sus gerentes les preocupaba que su vida estuviera en peligro y que la familia de Simon pudiera tratar de atacarlo en la tienda, dijeron en julio.

El 19 de julio, el fiscal de distrito de Manhattan, Alvin Bragg, finalmente accedió a retirar los cargos contra Alba, admitiendo que no había pruebas suficientes para probar que el trabajador “no estaba justificado en su uso de la fuerza física letal”, escribió su oficina en una moción.

Después de la decisión, Alba les dijo a los periodistas que se sentía «más o menos» y pronto huyó al norte del estado para alejarse de la atención y despejarse, dijo Marte.

El dirigente de los bodegueros, cuando se le preguntó sobre la recuperación física de Alba después de haber sido apuñalado durante el cuerpo a cuerpo, dijo que las heridas del hombre “van bien». 

“No están completamente curados”, dijo Marte. “Las cicatrices estarán allí de por vida. Será un recordatorio de lo que sucedió y la tragedia por la que pasó”.

Alba no pudo ser contactado para hacer comentarios.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias? OK No Gracias