Política

Faride Raful: Quieren meternos miedo pero hay una voluntad fuerte de cambio

Candidata a senadora del Distrito Nacional resalta que se ha mantenido una estoica lucha contra la corrupción

La candidata a senadora del Distrito Nacional por el Partido Revolucionario Moderno (PRM), Faride Raful, consideró que el Gobierno tiene entre sus planes intimidar a los electores para que no vayan a votar en las elecciones del 5 de julio.

En una entrevista para Diario Libre, Faride Raful, manifestó que “el segundo paso del Gobierno será meternos miedo a todos para que no vayamos a votar por la pandemia, pero estamos todos ya en una fase dos que el mismo Gobierno ha dispuesto y estamos todos en la calle y aprendiendo a vivir con ella, tenemos que estimular a que la gente vaya a votar”.

Comenta que le avergüenza que el Gobierno utilice los recursos del Estado y la pandemia para hacer campaña a favor de su candidato presidencial, al asegurar que ha visto camiones de agua con la foto del candidato del PLD a las 11 de la noche violando el toque de queda para ir a los barrios.

Pero confía en que hay una voluntad popular muy fuerte del elector dominicano para generar un cambio en el país y se impondrá como ocurrió en los comicios de 1978.

Raful tiene como meta llevar al Senado lo que ha definido como su lucha por un Estado eficiente, calidad del gasto, y contra la corrupción.

Planes de representación

“Me he mantenido de manera estoica luchando contra la corrupción y en favor de la transparencia porque entiendo que la corrupción y la falta de transparencia es lo que limita el desarrollo de los pueblos y que un ciudadano común tenga acceso a una justicia independiente”, puntualiza.

Defiende que haya más oportunidades para que el que no tiene voz se sienta representado y la representación no sea ir en auxilio a llevar una ayuda cuando la necesiten.

“La representación de un congresista es tener su oídos en el pueblo, que cuando un sector social demande una solución donde tengan que intervenir todos los poderes ese senador y ese Congreso intervengan para ver de qué manera garantizamos esos derechos”, dijo.

Le molesta el hecho de que si no se tiene una relación cercana con alguien de poder sus derechos no van a ser respetados.

Creo en un país más justo y lo voy a llevar al Senado también por eso hablo de transparentar y democratizar el Senado”, expresa.

Aboga por la reorganización de la administración pública que implica sentarse a analizar cómo está organizado el Estado y las funciones que tienen todas las instituciones del sistema, lo que cuestan en nómina, la burocracia y los procedimientos administrativos.

Confía en que el próximo Senado será más plural, con más debate de ideas en el que se puedan hacer asambleas populares.

Ante la pregunta de para qué sector en específico piensa legislar señaló que sus propuestas están claras y que ha sometido más de 10 propuestas de leyes.

“Yo velo por los derechos y la integridad de todos los hombres y todas las mujeres de este país en especial de los más vulnerables, trabajadores, niñas, niños, ancianos”, resalta.

¿Cómo se hace con los ataques en las redes

Sobre los ataques políticos y personales que le hacen sus adversarios en las redes sociales, Raful dice que la experiencia que ha adquirido en política y en los medios de comunicación la ha preparado para ello.

Para mí esto no es nuevo y sé cómo se maneja, y uno va aprendiendo con el tiempo también cuando nos enfrentamos a tantos intereses”, expresa.

Recuerda que en trabajo como diputada ha asumido una posición frontal contra actos que el gobierno ha ejecutado que son escándalos de corrupción que ha investigado y trabajado no desde la opinión sino con hechos e investigaciones profundas.

“Uno tiene que aprender a lidiar con eso porque eso es la política, lo que da pena es que puedan difamar, que puedan injuriar”, confiesa, al tiempo que indica que el país necesita respuestas a sus problemas.

Al referirse a los fondos y ayudas que se dan a los legisladores, consideró que el Congreso debe de ir desmontando las ayudas de asistencia social para poder enfocarse en la labor de representación.

Indicó que en el Senado hay menos control y transparencia del uso de esos fondos.

Explica que se hace esa política de asistencialismo porque el diputado se convierte en la persona que va a resolver los problemas de su comunidad, y la política dominicana es muy clientelar.

“Tiene que ir desmontándose, porque en un país de tantas necesidades inevitablemente la ayuda solidaria tiene que darse pero ya que esa práctica se convierta en que ese ayuda fidelice el voto que tú necesites para llevar a las urnas eso es una burla porque en vez de buscar soluciones estas dando dádivas y jugando con la miseria del pueblo dominicano”, comentó.

“Yo velo por los derechos y la integridad de todos los hombres y todas las mujeres de este país en especial de los más vulnerables”

Fuente: Diario Libre

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba