Política

Firma Deloitte que auditará voto automatizado fue inhabilitada en México en 2016

La Junta Central Electoral (JCE) suscribió este jueves con la empresa Deloitte & Touche SA un contrato de prestación de servicios de auditoría forense al sistema de voto automatizado, usado en las primaria simultáneas el pasado 6 de octubre, por el valor de 299,800 dólares.

Esta empresa ha estado involucrada en varios escándalos a nivel internacional, varios de ellos fueron en México,, donde en el año 2016 fue inhabilitada para participar en licitaciones o contratos con la Administración Pública o gobiernos estatales por un periodo de 5 años. El Tribunal también impuso una multa económica de 1.8 millones de pesos.

Esta inhabilitación derivó de las fallas en el diseño e implementación del Sistema Juicio en Línea (SJL), cuyo costo superó los 300 millones de pesos. En el año 2017 el gobierno mexicano le perdonó la inhabilitación y la multa.

El despacho mexicano de Deloitte fue una de las empresas consentidas de Enrique Peña Nieto, pese a que ha tenido episodios famosos de irregularidades en el país y en el extranjero. Con el expresidente Enrique Peña Nieto obtuvo 67 contratos por un valor de 112 millones 982 mil pesos, para auditoría de diferentes dependencias y organismos, principalmente Nafin, como de servicios de asesoría especializada, de acuerdo con información de CompraNet, que ya opera la Secretaría de Hacienda.

En su momento estuvo inhabilitada del 30 de noviembre de 2016 al 13 de octubre de 2017, por un servicio defectuoso de Juicios en Línea; en ese lapso no obtuvo contratos del gobierno, pero inmediatamente que el Tribunal Federal de Justicia Administrativa le perdonó la inhabilitación, que era de cinco años, comenzó a ganar contratos otra vez.

Además, la firma se hacía de licitaciones con irregularidades y adjudicaciones directas, aún cuando se conoció su anómalo papel en el caso de OHL.

En febrero de 2016, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV) multó a Galaz, Yamazaki, Ruiz Urquiza, la filial de Deloitte en México, con 4.2 millones de pesos, por el incumplimiento en que cayó la firma a la Ley del Mercado de Valores por las auditorías en los estados financieros de OHL de 2012 a 2014.

También cabe recordar que en 2014, la firma omitió informar a la CNBV sobre la operación de venta de una planta chatarra de Altos Hornos de México a Pemex, con sobrecosto y que llevaba 14 años sin operar, ya que era el auditor externo de la empresa privada.

De hecho, a raíz de esa revelación que vincula a Altos Hornos en una tringulación de recursos con Emilio Lozoya, ex director de Pemex, y Odebrecht, ha trascendido que la Secretaría de la Función Pública de esta administración investiga la participación de Galaz, Yamazaki, Ruiz Urquiza en la operación.

Uno de los contratos, entregados en fast track, posterior al levantamiento de la inhabilitación, fue por 35 millones de pesos a la Comisión Reguladora de Energía (CRE).

Galaz, Yamazaki, Ruiz Urquiza también fue beneficiada en la administración de Felipe Calderón Hinojosa, pues solamente entre 2009 y 2012 la firma ganó 44 contratos de servicios por un monto de 179 millones 560 mil pesos, siendo la consultora más favorecida de esa administración dentro de las cuatro grandes, de acuerdo con datos de CompraNet.

Fuente: Somos Pueblo 

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos