Editoriales Invitados

Firme desafío a la muerte

En octubre de cada año, en todo el mundo se multiplican las acciones de prevención del cáncer de mama, que tan cruelmente acaba con la calidad de vida y con la vida misma de las personas, especialmente de las mujeres.

El “Mes de la Sensibilización sobre el Cáncer de Mama”, que inició el martes, debe ser aprovechado eficazmente por todas las instituciones públicas y privadas comprometidas en la lucha contra este flagelo, para destacar el alto valor de las acciones preventivas y la difusión de los nuevos avances de la medicina en este campo.

Como parte de una tendencia mundial, República Dominicana como país en desarrollo, es afectado de forma directa por una alta incidencia de tumores malignos y desgraciadamente son detectados en etapa avanzada cuando mayor peligra la vida de quienes lo padecen y más costoso es el tratamiento curativo.

De los 1,000 nuevos casos promedio detectados cada año, más de la mitad llegan a la consulta oncológica cuando existen tumores en estadios III y IV, una prueba fehaciente de que la educación sanitaria es inexistente en el país, salvo las campañas ocasionales de sensibilización.

Cuando se examina la estadística de uno de los centros más especializados del país y que acoge a pacientes de todos los estratos sociales, el Instituto de Oncología “Heriberto Pieter”, sonroja saber que cerca de la mitad de los casos de cáncer de mama corresponde a mujeres de menos de 50 años de edad.

Según las estadísticas de ese centro hospitalario, durante el año 2017, que ha sido consolidado, de 2,581 pacientes femeninos que llegaron con tumores, el 47% correspondió a cáncer de mama y el 10% de cérvix, los que además son los más frecuentes en mujeres de más de 50 años de edad.

El país necesita una acción combinada y permanente del Estado, las Aseguradoras de Riesgos de Salud, los hospitales especializados, las sociedades médicas, las universidades y todos los medios de comunicación, para elevar la calidad y la cantidad de las labores preventivas sobre cáncer de mama, para lograr revertir la espiral de padecimientos y muertes por esta terrible enfermedad.

¡Asumamos ese propósito con amor, dedicación y compromiso firme de desafiar a la muerte!

Comentarios para este artículo

Mostrar más

Otros Artículos

Ver también

Close