Deportes

Franquicias debaten cómo pagar préstamos para jugar el torneo

Sin los ingresos de la boletería, que pueden aportar hasta el 40% del presupuesto, y con una comercialización con pronósticos a la baja los equipos de la pelota otoño-invernal se aprestan a apelar a créditos con el Banco del Reservas y Vitelio Mejía tiene a cargo negociar las condiciones.

El presidente de la Lidom, que pronostica una caída de un 60% en los ingresos publicitarios, ya confirmó el movimiento y DL ha sabido de fuentes cercanas a las negociaciones parte de los términos en que se negocian las facilidades crediticias, que tienen el visto bueno del Gobierno, empeñado en que haya béisbol en el invierno.

Dos equipos del circuito habrían pedido que el tope máximo de crédito sea de RD$60 millones para ser pagado en un plazo mayor de ocho años. Son recursos que estarían disponibles en las próximas semanas en las cuentas de los clubes, pero lo que está por definirse son las facilidades de pago.

A la fecha, la tasa que ofrece el gigante financiero comienza en 12.95% para préstamos hipotecarios y de vehículos nuevos hasta 18% para los personales. Con la tasa más alta y apelando al máximo de tiempo (96 meses) y recursos terminarían pagando RD$113.6 millones. Pero si la tasa fuera ajustada a los niveles de financiamiento de casas o autos entonces esa duda saldría por RD$96.8 millones.

Sin embargo, una corriente entre los ejecutivos de los equipos plantea que los pagos sean negociables a una combinación de pagos líquidos e intercambio por publicidad, que comprendería desde las transmisiones de radio y televisión hasta vallas en los parques y los uniformes de los jugadores.

A principio de la próxima semana se celebrará una reunión para fijar una posición común y presentársela a la administración de BanReservas.

El próximo torneo tendrá un calendario recortado a 30 partidos y en lugar de los casi tres meses y medio que suele durar se reducirá a sesenta días.

¿Qué recauda?

Águilas Cibaeñas suele ser uno de los equipos de mayor volumen de comercialización, como queda demostrado en una propuesta publicitaria enviada a potenciales clientes antes de la temporada pasada con 80 capítulos explotables, entre acciones del juego y lugares fijos en los recintos.

Allí se desglosa desde el costo de una cuña fílmica de 30 segundos, por la que se pedía RD$1.4 millones por la temporada completa o un anuncio sobre el bateador de turno por RD$8,750,000 hasta cada vez que se conecta un foul, por lo que el locutor comercial interviene y pedían RD$6,875,000.

También está el capítulo de vallas dentro del parque que pueden llegar hasta RD$10 millones en el letrero sobre la pantalla interna o publicidad colocada en las paredes con valor máximo de RD$6 millones.

Otro espacio que los equipos explotan es el uniforme. Las Águilas pedían RD$12 millones por la publicidad en la espalda y RD$8 millones por las mangas izquierda y derecha, al igual que por el casco. Vendido a ese precio el equipo pudo haber recaudado RD$36 millones en la zafra pasada.

Pero son precios que solo Águilas y Licey pueden pedir. Las propuestas de los otros cuatro equipos son más ajustables.

Domingo Pichardo, presidente de los Tigres, reveló en marzo pasado que el equipo tuvo ingresos cercanos a los RD$250 millones entre comercialización y ventas de boletos en un certamen en el que llegaron a la final.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba