Nacionales

Funcionario dice empresas de la zona fronteriza se quedan con los mayores beneficios

El director de Desarrollo Fronterizo criticó el uso que dan las compañías a los beneficios de la Ley 28-01

El director de Desarrollo Fronterizo, Ramón Ernesto Pérez, aseguró que con la Ley 28-01 sobre Desarrollo Fronterizo los mayores beneficiados de lo que se genera en las provincias dominicanas limítrofe con Haití son las grandes empresas, debido a que el mercado está manejado por ellas.

Explicó que los beneficios se pueden apreciar cuando los furgones cruzan la frontera hacia Haití, aprovechando las empresas las ventajas de la legislación para percibir «enormes beneficios».

Pérez declaró que no se puede hablar de desarrollo en la frontera sin capacitación, por lo que suscribieron un acuerdo con el Instituto Nacional de Formación Técnico Profesional (Infotep) em beneficio de los jóvenes de la zona.

“Vamos a reclutar jóvenes para capacitarlos porque si las empresas abren vacantes de empleo, ahí deben estar ellos, lo que permitirá que no tengan que irse a otra provincia o migrar a Santo Domingo”, indicó.

En tanto, el secretario de relaciones dominico-haitianas del partido Fuerza del Pueblo (FP), Inocencio García, manifestó que no se puede hablar de desarrollo fronterizo con la inestabilidad política que vive el vecino país.

Sin embargo, consideró que República Dominicana debería hacer énfasis en el comercio y en la modernización de las aduanas, esta última porque en el comercio de los dos países se evitaría el caos actual.

García señaló que la visión de frontera desde donde debería partir es por el concepto de desarrollo, «pues se ha perdido en ambos lados y no se le ha puesto la debida atención».

“No solo es comercio, también hace falta desarrollo territorial, sostenibilidad ambiental y urbanización organizada”, añadió.

Ambos hablaron al ser entrevistado en el programa Esfera Global, que se transmite los domingos a través de CDN.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba