Región Norte

Gobiernos ponen en manos particulares inmuebles públicos

Santiago, Rep.Dom.- El patrimonio público puesto en manos de particulares mediante la modalidad de concesión, y por sumas muy inferiores a su costo, se ha convertido en una norma de los gobiernos dominicanos, ya que algunos de estos inmuebles tienen un valor histórico.

Hoteles como el Matum, en Santiago de los Caballeros; Marién, en Santiago Rodríguez; la Mansión de San José Matas, o el recién inaugurado Centro de Convención UTESA, son solo algunos ejemplos de esa realidad. Uno de esos decretos fue emitido en el 2003, con el que se reafirmó el otorgamiento de las operaciones, pero esta vez por 20 años, a la actual familia que maneja el hotel Matum, a pesar de la baja inversión hecha para mejorar este inmueble de carácter patrimonial.

Recientemente el presidente Danilo Medina dejó inaugurado el Centro de Convenciones y Cultura UTESA, obra dada en concesión en el año 2003 mediante el decreto 60-03, por un período de 20 años. En esta obra la Utesa hizo inversión considerable y la adecuaron para los fines requeridos.

Repartos

El artículo uno, del decreto que entrega el centro cultural, establece que si las partes se ponen de acuerdo, al vencer el plazo, que sería en 2023, pudiera ser ampliado por un nuevo período. También, fue durante la gestión de Hipólito Mejía que se contempló entregar la fortaleza San Luis a la Asociación de Comerciantes e Industriales de Santiago (ACIS) para construir un parque soterrado, pero en este caso el rechazo fue colectivo. En el mes de febrero del 2016 se debatió el controversial proyecto de concesión de un bar de tapas, que posteriormente fue modificado por las autoridades de Cultura que planeaban instalar en el Monumento a los Héroes de la Restauración el Mirador 330 (30 de Marzo). Al menos cuatro empresarios mostraron interés, pero para ello se requería someterlo a una licitación internacional.

También los planes de privatizar el área del Monumento, el lugar histórico más emblemático de Santiago, encontró el rechazo y fue dejado de lado. Lo que sí prosperó, fue la entrega mediante concesión de 20 años de las villas en el proyecto Ercilia Pepín de Jarabacoa por parte de la Corporación de Fomento de la Industria Hotelera y Desarrollo del Turismo (Corphotel), durante la gestión de Bienvenido Pérez. Desde periodistas y personalidades de otras áreas aprovecharon “la generosa oferta” estatal de simplemente mejorar con una inversión mínima de 200 mil pesos, el lugar y asumirlas como suyas.

Adquieren inmuebles a precio de oferta

El nueve de noviembre del 2015 Bienvenido Pérez reinauguró el remodelado Gran Hotel Marién, en el municipio de Santiago Rodríguez, con una inversión de RD$45 millones de pesos. La estructura fue construida en el gobierno de Rafael Leónidas Trujillo Molina, el 1 de enero del 1952, pero por las bondades de estos planes de privatización, los hermanos Máximo y César Gómez se convirtieron en nuevos inversionistas.

Fuente: El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba