Justicia

Guía básica para entender el escándalo de la Lotería Nacional y el apresamiento de Luis Dicent

El pasado primero de mayo, en el sorteo nocturno de la Lotería Nacional, fue evidenciado un fraude al sacar el primer premio correspondiente al bolo 13, en un sorteo extraordinario que sería conocido fuera del país.

La presentadora de ese sorteo, Valentina Rosario Cruz, tenía el número 13 escondido en su manos. El no vidente Miguel Mejía simuló que lo sacó de la tómbola y se lo pasó a la presentadora, quién lo mostró a las cámaras.

Como de costumbre el Colegio de Notarios, en cuya representación estuvo Eusebio Martes Céspedes; los observadores del Ministerio de Hacienda, el Colegio Dominicano de Contadores, Fenabanca y las autoridades de la Lotería Nacional presidida por Santos Encarnación, subdirector de Sorteos de la Lotería Nacional Dominicana, supervisaron el sorteo.

Siete días después y tras una denuncia de  Sigfrido de la Rosa, propietario de las bancas Doble Play, Luis Michel Dicent, administrador de la Lotería anunció al país el fraude depositando una querella ante la Procuraduría General de la República, que inició una investigación, dando como resultado 10 apresamientos y 15 allanamientos realizados este sábado.

Aunque la administración de la Lotería Nacional se desvinculó del fraude e informó que toda la información referente al caso debían solicitarla en  la Procuraduría General de la República, el orden investigativo no ofreció detalles de los pasos dados, aunque empezaron los involucrados a desfilar por las escaleras de la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (PEPCA).

El primero en ser cuestionado por la PEPCA fue Miguel Mejía, quien de acuerdo a una llamada que hiciera al programa radial Sol de la Mañana, reveló que no había pasado el bolo y que le ofrecieron 800 mil pesos por cometer el fraude.

“No, como le digo fui víctima. Me buscaron por ser dizque hábil, preciso, para un sorteo extraordinario para transmitirlo fuera del país. Después de un tiempo es que me doy cuenta que estoy involucrado en eso, prácticamente ya sin poder salir, no sabía qué hacer. Con dolor de mi alma continué”, dijo Miguel Mejía durante la entrevista.

Aseguró además que ensayaron la ejecución de este hecho en varias ocasiones en “una gran residencia”.

Mejía expresó además, que estaba colaborando con la Procuraduría General de la República.

Ante la suspensión de todos los sorteos y la contratación de nuevos presentadores en la Lotería Nacional, el presidente Luis Abinader, a través del decreto 334-21, suspendió a Dicent de su puesto por 60 días y en su lugar colocó a Teófilo José Abrahán León Tabar Manzur, para asumir las funciones de manera interina, de forma provisional y honorífica.

Días después la presentadora Valentina Rosario Cruz indicó que el suspendido administrador de esa entidad, Luis Maisichell Dicent, estaba involucrado en el fraude que dejó cuando menos pérdidas por 150 millones de pesos.

Estas revelaciones, dadas a conocer en la entrevista que le realizó la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa, incluyeron que le ofrecieron 2 millones de pesos por cometer la infracción y sólo le entregaron 22 mil pesos en “dos partidas de siete y 15 mil pesos”, pese a que reclamó en varias ocasiones la totalidad del dinero.

Según su declaración, Luis Maisichell Dicent se le acercó en el ascensor y le dijo “alguien se va acercar a ti y te va a hablar de un sorteo especial”. Esta persona identificada como Nazaret, le expresó que era William Rosario, expresidente de la Federación Nacional de Bancas de Lotería (Fenabanca) y mejor amigo del suspendido administrador la persona que se le acercaría. Este hombre se le acercó más tarde y le dio las órdenes de cómo iban a cometer la infracción.

“Él me dice que me quiere plantear algo referente al sorteo especial, es decir usa la clave que me había dicho el administrador”, indicó.

El primer ensayo, de acuerdo a Valentina Rosario, se realizó en “una casa muy bonita en el Distrito Nacional, donde se encontraban dos personas identificadas como Jonathan Brea y Carlos Beriguete, empleados de la Lotería, además del no vidente Miguel Mejía y otras dos personas no identificadas”.

Dijo que les reiteraban que las jugadas se realizarían en bancas extranjeras y “que alguien viajaría al exterior a organizarla”.

Indicó que la última reunión de planificación con William Rosario se celebró el 30 de abril, un día antes del sorteo. 

Aseguró que para el sorteo, Nazaret le entregó el  bolo dentro de un vehículo y cuando fueron al aire lo saca, coloca en la mano derecha, la misma del micrófono, manteniendo el bolo en la mano derecha y “ahí simulamos que Miguel Mejía, el no vidente, saca el bolo del globo A, pero yo lo tenía en la mano derecha y me paso el micrófono a la izquierda para subir el bolo desde la palma y simular que el 13 lo habíamos sacado al azar”.

“Rosario realizó todos los sorteos del exterior y viajó 4 o 5 días después del sorteo a recoger el dinero”, dijo Valentina en el interrogatorio.

Expresó que luego que se hiciera viral el video del fraude encaró a Dicent y le dijo que no había hecho nada, donde él le aseguró que sí le creía, “lo dijo de manera descarada porque él sabe muy bien lo que hemos hecho, él sabe muy bien que ese muñeco fue él que lo armó”.

Este sábado la Procuraduría General de la República anunció el apresamiento de Luis Maisichell Dicent, William Lisandro Rosario Ortiz, Valentina Rosario Cruz, Jonathan Brea, Carlos Berigüete, Miguel Mejía,Felipe Santiago Toribio, Rafael Mesa, Eladio Batista Valerio y Edison Perdomo Peralta.

La PEPCA indicó que para la “Operación 13” se realizaron 15 allanamientos.

Fuente: LD

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba