Salud

Guía para entender las diferencias entre las pruebas de Covid-19 (y cuál de ellas necesitas)

Todavía mucha confusión sobre la cantidad de pruebas que existen actualmente para detectar el COVID-19 y en qué caso debemos hacernos cada una de ellas. ¿Qué pruebas o tipos de test existen, en qué consisten, en qué se diferencian y qué información aportan? Patricia González Pittaluga, presidenta ejecutiva de Amadita Laboratorio Clínico, nos explica con detalle todo lo que necesitas saber.

Existen dos tipos de pruebas para detectar el Covid-19 y cada una de ellas debe hacerse en un momento específico para que los resultados sean confiables: hablamos de las pruebas directas (de utilidad diagnóstica); y las pruebas indirectas o serológicas (que miden la carga viral, de utilidad epidemiológica).

Guía para entender las diferencias entre las pruebas de Covid-19 (y cuál de ellas necesitas)

Qué es la RT-PCR: Es una prueba de utilidad diagnóstica que mide el material genético del virus presente en las muestras del paciente, y proviene del tracto respiratorio. Como las muestras del tracto respiratorio superior se toman con un hisopo nasofaríngeo u orofaríngeo, esta es la prueba ideal para saber si tienes COVID-19 o no. Es una prueba cualitativa (y la prueba de utilidad diagnóstica) ya que mide la presencia del gen del virus en la muestra tomada y detecta si un virus o una infección se encuentra actualmente en tu sistema.

¿Cuándo debe hacerse? Desde el inicio de los síntomas y hasta el 8vo día de los síntomas del paciente.

Qué pasa después del 8vo día: Entre el día 10 y 12 empiezan a aparecer los anticuerpos IgM e IgA, que son los primeros en aparecer en una infección, pero no duran mucho en la sangre. Eso significa que los anticuerpos estarán presentes en tu organismo que ya empezó a producir una defensa. Después, entre el día 12 y 14 comienzan a producirse los anticuerpos IgG, que quiere decir que ya tienes la presencia de anticuerpos de memoria, lo cual significa que tuviste el virus y en ese momento ya no eres contagioso, es decir no tienes suficiente carga viral para transmitir la enfermedad.

Cuándo estás curado: Desde el momento en que aparecen los anticuerpos IgG en la prueba significa que la persona está curada, una inmunidad que le puede durar hasta 3 meses (aunque hay que tener en cuenta que este es un virus que ha aparecido recientemente, por lo que hay que seguir manteniéndose actualizado).

Cobertura del seguro: Todos los seguros (inclusive los planes subsidiados) cubren la RT-PCR por completo, sin pagar ninguna diferencia, siempre y cuando esté indicada por un médico.

Qué es el Panel Respiratorio + SARS COV-2. Esta prueba, que ya estaba disponible en el laboratorio, permite detectar múltiples patógenos respiratorios de manera simultánea y ha sido recientemente modificada para agregar el SARS- CoV-2.

¿Qué mide? Es una prueba molecular que analiza en simultáneo el material genético de microorganismos patógenos, tales como bacterias y virus, incluyendo el SARS-CoV-2, que pudieran estar presentes en las vías respiratorias, a través de una muestra de secreción nasofaríngea y teniendo la ventaja de que su resultado tiene un tiempo de procesamiento más corto.

Cobertura del seguro: Es un estudio muy completo que no está cubierto por el seguro, pero está a disposición del público en los laboratorios.

2. Pruebas indirectas o serológicas (llamadas pruebas rápidas)

Guía para entender las diferencias entre las pruebas de Covid-19 (y cuál de ellas necesitas)

¿Qué miden? Son pruebas indirectas o serológicas porque miden los anticuerpos que se forman ante la infección por el virus. No son diagnósticas y su utilidad es de tipo epidemiológico. Determinan si la persona ha sido expuesta al virus en algún momento y tal vez haya presentado síntomas.

¿Cómo se hace? A partir de una muestra de sangre para medir la presencia de los anticuerpos que produce el paciente en respuesta a la infección del virus. Esos anticuerpos, que pueden ser del tipo IgA, IgM e IgG, se usan para conocer la prevalencia de la población que estuvo infectada. Entre ellas, se encuentran las llamadas «pruebas rápidas», llamadas así porque se procesan en pocos minutos.

¿Cuántas pruebas hay? Las pruebas serológicas o indirectas se dividen, según los diferentes métodos que existen, en pruebas cualitativas, semi cuantitativas y cuantitativas.

Las pruebas cualitativas te dirán si eres positivo o negativo para los anticuerpos que se estén midiendo. Las semicuantitativas y las cuantitativas se hacen en plataformas automatizadas en el laboratorio y buscan medir la cantidad del anticuerpo presente en la sangre del paciente. Dentro de las metodologías cualitativas existen pruebas automatizadas bajo el fundamento de electroquimioluminiscencia (ECLIA), que mide en simultáneo la presencia de los anticuerpos totales, incluyendo las IgA, IgM e IgG.

¿Cuándo deben hacerse? Deben realizarse, preferiblemente, a partir del día 10 o 12 de iniciados los síntomas.

Las pruebas semicuantitativas pueden hacerse por las metodologías de Elisa y CLIA. Algunas pruebas de ELISA disponibles actualmente permiten medir las IgA e IgG. A través de la metodología de CLIA, algunos fabricantes permiten detectar las IgA e IgM en conjunto y las IgG pueden medirse solas. Todos estos resultados semicuantivos arrojan un valor que, a partir de un punto de corte, orientará si hay presencia o no de anticuerpos.

Quién debe hacérsela: Ambas pruebas están indicadas en pacientes con sospecha clínica o epidemiológica.

Cuándo deben hacerse: Al igual que las pruebas cualitativas deben realizarse, preferiblemente, a partir del día 10 o 12 de iniciados los síntomas.

Cobertura del seguro: Ninguna de estas pruebas están cubiertas por el seguro médico hasta el momento.

Respuesta a las dudas y preguntas más frecuentes
Guía para entender las diferencias entre las pruebas de Covid-19 (y cuál de ellas necesitas)

1. ¿Qué tipo de prueba debo hacerme para volver a trabajar si he estado infectado? ¿Debo hacerme dos veces la prueba?
El protocolo inicialmente era hacerse la RT-PCR para saber si la presencia del virus era detectada o no. En caso de ser positivo, se solicitaba una segunda RT-PCR a los 14 días, y, en caso de dar negativa, se podía liberar al paciente. Esto era así porque en ese momento no se disponía de las pruebas de anticuerpos y solo se podía manejar al paciente con las pruebas de RT-PCR.

Recientemente los criterios de la OMS han sido actualizados, y para dar de alta a una persona contagiada ya no se requiere de la realización de dos pruebas negativas consecutivas de la RT-PCR en un paciente. La prueba RT-PCR tiene la capacidad de medir la carga viral todavía presente (o residuos) y una persona que produzca anticuerpos tipo IgG (anticuerpo que se produce como respuesta de defensa del organismo ante el virus y nos habla de infección pasada), podría dar positiva en su RT-PCR pero con una carga viral mínima. Sin embargo, como la prueba es cualitativa y no cuantitativa, no permite medir la carga viral que posee el paciente en ese momento y si esta pudiera ser considerada como potencialmente contagiosa.

2. ¿Dónde podemos hacernos estas pruebas?
La prueba RT-PCR y el Panel Respiratorio+ SARS-CoV-2 se hacen a domicilio, desde los laboratorios clínicos autorizados por el Ministerio de Salud Pública. En Amadita, concretamente, se toman las muestras a domicilio; además se ha habilitado un área especializada, con todas las normas de bioseguridad, para las pruebas respiratorias; y un Drive Thru, con todas las medidas de seguridad y protección. Todas las pruebas se hacen con cita previa.

Las pruebas serológicas se pueden hacer en cualquier sucursal de los laboratorios clínicos autorizados con todas las medidas de lugar. Aunque si el paciente quiere que vayan a domicilio, en Amadita también se puede.

3. ¿Qué tiempo de espera están dando?
Hay que tomar en cuenta que existe una demanda mucho mayor a nivel mundial que la capacidad instalada, y nuestro país no es la excepción. Por eso muchas variables impactan el proceso: la tardanza o entrega parcial en la entrega de insumos, equipos y suministros (que se piden a firmas de productos diagnósticos internacionales); contar con el suficiente personal capacitado para cubrir la alta demanda de las pruebas; y el hecho de haber pocos laboratorios habilitados para hacer este tipo de pruebas ha provocado este retraso para poder responder a la alta demanda que tenemos los laboratorios.

4. Cuál es el proceso para hacerse la prueba RT-PCR.
Ante la gran cantidad de llamadas, en el caso de Amadita contamos con tres canales digitales para agendar la prueba: App Amadita, la web amadita.com y el WhatsApp empresarial 809-682-5414. Al hacer la solicitud digital de las pruebas se debe llenar un formulario requerido por el Ministerio de Salud Pública, disponible en estos canales, ya que todos los resultados detectados de RT-PCR deben ser reportados a la división de epidemiología. Todas las solicitudes son atendidas por orden de llegada, y un representante del laboratorio llamará cuando llegue su turno, para iniciar el proceso de facturación y la coordinación de la toma de muestra. El tiempo de espera, luego de ingresar al sistema y llenar el formulario, es máximo de 5 días, para atender al paciente.

Guía para entender las diferencias entre las pruebas de Covid-19 (y cuál de ellas necesitas)
«El médico es fundamental y el mejor aliado en este proceso; el rol del laboratorio clínico es ser una ayuda diagnóstica y el acompañante del médico»
Patricia González Pittaluga, presidenta ejecutiva de Amadita Laboratorio Clinico

5. ¿Cuál es el tiempo de respuesta para los resultados de las pruebas?
Las pruebas de RT-PCR tienen un período de respuesta de 48-72 horas. El panel respiratorio [con Covid incluido] se entrega el mismo día. Las pruebas serológicas cualitativas y semicuantivas se procesan diariamente, con resultados en 24 horas.

6. ¿Quién debería hacerse la prueba?
– Todos aquellos que han estado en contacto con un caso positivo.
– Los médicos y personal sanitario, por ser personal de riesgo.
– Personas que presentan los síntomas asociados a la enfermedad.
– Quienes vayan a viajar, o someterse a cirugías, entre otras.

7. Si la prueba sale negativa, ¿significa que no tengo COVID-19?
El diagnóstico de la enfermedad incluye la historia clínica, la epidemiología y se corrobora con la prueba del laboratorio y las imágenes (pruebas complementarias que apoyan el diagnóstico clínico). Si me hago hoy la prueba RT-PCR, aunque salga negativo eso no quiere decir que pasado mañana no me exponga en algún lugar, me contagie y dentro de una semana empiece a presentar síntomas. La gente tiene que crear conciencia de lo que estamos viviendo. Realmente al 80% de las personas les pasa desapercibida o leve la enfermedad, pero hay un 20% -aquellas con co-morbilidades (hipertensas, diabéticas, obesos, cáncer, asmáticos, inmunocomprometidos, etc) para las que el virus puede ser mortal.

8. ¿Es la prueba el único medio para tener un diagnóstico?
No, la prueba no es lo único para tener un diagnóstico, una prueba te va a tranquilizar o preocupar, pero si por alguna razón la prueba no ha podido ser tomada o entregada al paciente, el médico que trata al paciente puede ir procediendo con las imágenes u otras analíticas. Si esas pruebas están alteradas y presentan el patrón típico del COVID-19 hay que actuar; y el médico puede ir monitoreando a pesar no tener la RT-PCR. Ojo, no le quito la importancia a la prueba, porque entiendo la importancia del reporte de la PCR, pero hay otras pruebas, como el Panel Respiratorio o la clínica. Realmente hay que tomar un conjunto de cosas en cuenta, como la historia clínica del paciente, los síntomas, las imágenes propias de esta enfermedad (tomografías y radiografías) y pruebas de laboratorio clínico, que no son la PCR ni las de los anticuerpos, que están a disponibilidad de los médicos y los pacientes en todos los laboratorios, y pueden dar información según los parámetros que arrojen. Hablamos de pruebas como el hemograma, la procalcitonina, la Proteína C Reactiva ultrasensible, la Troponina 1, el Dímero D (muy importante porque en esta enfermedad se afecta mucho la coagulación), la ferritina, las pruebas de panel renal y hepático, los gases arteriales, la vitamina D (que se altera) y otras pruebas que se pueden utilizar como marcadores de gravedad de la enfermedad, como es la interleucina 6 (IL6), que pueden ayudar al diagnóstico. Por eso el paciente debe estar muy bien orientado por su médico.

Por: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba