Deportes

Gwen Berry Berry critica a comité olímpico de EEUU por caso Floyd

Berry es la lanzadora de martillo afroamericana — madre de un adolescente de 16 años

Resulta ser que lo más difícil para la atleta olímpica Gwen Berry aún no comienza.

La lanzadora estadounidense de martillo alzó un puño en los Juegos Panamericanos del año pasado en Lima, recibiendo la reprimenda de las autoridades. Se quedó pensando en las consecuencias de haber usado también su plataforma en los aplazados Juegos Olímpicos de Tokio para protestar contra la injusticia racial. Todo eso le parece muy fácil ahora.

“En alma y mente me siento que voy a una guerra”, dijo Berry el miércoles en una entrevista con The Associated Pres. “Trato de hacer algo ingente para cuidar algo que quiero mucho”.

Berry es la lanzadora de martillo afroamericana — madre de un adolescente de 16 años — que generó titulares el año pasado cuando levantó su puño en el podio tras ganar la medalla de oro en los Panamericanos, para expresar su indignación por el trato que los negros reciben en Estados Unidos.

Su gesto, y la posterior sanción que recibió, son vistos de otra manera hoy en día, a raíz de la muerte de George Floyd — una tragedia que ha provocado protestas en todo Estados Unidos, y que ha propiciado reacciones en el mundo del deporte.

A Berry le pareció mortificante la declaración del Comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos (USOPC), de que “está al lado de los que exigen igualdad”.

Se dio menos de un año después que el USOPC puso a Berry en un periodo de prueba de 12 meses por su gesto en la capital peruana. La misiva que la presidenta Sarah Hirshland envió a Berry entonces señaló que si bien respetaba el punto de vista de Berry, “estoy en desacuerdo con el momento y manera en que decidiste expresar esas opiniones”.

Las manifestaciones han estado presentes en Estados Unidos por el asesinato de George Floyd, por parte de un agente de la Policía Nacional en los Estados Unidos. (EFE/Stephanie Lecocq)
Las manifestaciones han estado presentes en Estados Unidos por el “asesinato de George Floyd”, por parte de un agente de la Policía Nacional en los Estados Unidos. (EFE/Stephanie Lecocq)

“Quiero una carta de disculpas … por correo .. igual como tú y el COI ME MANDARON POR CORREO CUANDO ME PUSISTE A PRUEBA”, tuiteó Berry tras el comunicado del USOPC esta semana. Posteriormente, modificó su reclamo y exigió una disculpa pública.

Hirshland y Berry hablaron por teléfono la noche del miércoles y luego el jueves. Hirshland difundió un tuit agradeciéndole a Berry por su honestidad en la charla.

“La escuché. Me disculpé por la manera que mis decisiones le hicieron sentir y traté de explicarle de la mejor manera el por qué las tomé”, dijo Hirshland. “Gwen tiene una voz poderosa en esa conversación nacional, y estoy segura de que juntas podemos usar la plataforma olímpica para responder y luchar contra el sistemático racismo y desigualdad en nuestro país”.

En su entrevista con AP, Berry se declaró decepcionada de que el USOPC no se disculpara antes de publicar su mensaje original.

“Resta a su sinceridad en el tema”, dijo.

De todas formas, según Berry, el tira y afloja con el USOPC es algo ínfimo cuando Estados Unidos cumple una segunda semana de protestas por la muerte de Floyd. Un policía blanco, Derek Chauvin, fue imputado de homicidio culposo en la muerte de Floyd, un hombre negro que fue esposado mientras el agente apretaba su rodilla en el cuello de Floyd durante varios minutos.

“Tengo a un niño que es un hombre negro, que no se parece a un niño”, dijo. “Tengo familiares que son hombres negros que no se parecen a niños. Son corpulentos. Pueden intimidar. Temo por sus vidas ahora mismo. Siento que peleo por ellos ahora”.

Por “AP”

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba