Internacionales

Halep supera su primera prueba en un frío Roland Garros

La jugadora superó a Sara Sorribes Tormo por 6-4

La máxima cabeza de serie Simona Halep ganó 10 juegos consecutivos rumbo a la victoria el domingo 6-4, 6-0 a Sara Sorribes Tormo para alcanzar la segunda ronda del Abierto de Francia y extender a 15 su racha de victorias.

Con gruesas mallas negras y una camiseta rosada de mangas largas para mitigar el frío en la cancha Philippe Chatrier, la campeona de la edición de 2018 acumuló numerosos errores de forzados y se encontró perdiendo 4-2.

Pero la rumana logró enchufarse, llevándose el primer set sin ceder puntos en un juego con su saque. Sentenció la victoria con su primera bola para partido cuando su rival española mandó afuera una devolución de derecha.

Halep es la segunda del ránking mundial, pero es la máxima preclasificada en Roland Garrios debido a que la campeona defensora Ash Barty decidió no venir a París debido a la situación por el coronavirus. Desde que el tenis se reanudó, Halep ha estado intocable, consagrándose en los torneos de Praga y Roma. Su racha de victorias — interrumpida por la pandemia — se remonta a febrero.

Halep no fue la única que tuvo que lidiar con el frío del otoño parisino.

En la pista Suzanne Lenglen, la subcampeona del US Open Victoria Azarenka se encontró con condiciones totalmente distintas a las de Flushing Meadows recién hace dos semanas.

La décima cabeza de serie se quejó cuando no se dio la orden inmediata para que ella y su rival Danka Kovinic regresasen al vestuario durante la interrupción por lluvia.

“Me voy a congelar’, dijo la bielorrusa. “No. No voy a estar esperando unos minutos porque tengo frío. Son ocho grados, ocho grados. Vivo en Florida. Estoy acostumbrada al calor’.

Antes de marcharse de la pista, Azarenka siguió manifestando su fastidio. “Es ridículo. Está muy frío… ¿Para que nos tienen sentadas como patos”.

Pero Azarenka supo despachar rápidamente su compromiso, dando cuenta 6-1, 6-2 de la montenegrina Kovinic.

La restricciones por la pandemia provocaron que apenas se permita el ingreso de 1.000 personas por día al torneo en la zona oeste de París.

Si acaso 150 pudieron presenciar el debut de David Goffin, el undécimo preclasificado, ante Jannik Sinner, el último campeón del torneo NextGen de la ATP, a las 11 de la mañana bajo el nuevo techo de la Chatrier.

Goffin, quien llegó a alcanzar los cuartos de final del torneo, fue el primer cabeza de serie en despedirse al caer 7-5, 6-0, 6-3 ante la promesa italiana.

Su compatriota belga Elise Mertens — 16ta preclasificada — tuvo mejor suerte al doblegar a la rusa Margarita Gasparyan por 6-2, 6-3.

DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba