Política

Hipolítica: frases que marcaron la popularidad de un presidente

Santo Domingo – El expresidente de la República, Hipólito Mejía,  se ha caracterizado siempre por su espontaneidad y manera llana de decir las cosas.

La sencillez con la que se expresa y la forma de hablar con una pizca de humor infaltable en sus conversaciones le han convertido en uno de los presidentes más populares de la historia dominicana.

Su personalidad campechana fue un notable contraste con la que tradicionalmente los dominicanos habían visto en sus Jefes de Estado.

El expresidente  se define a sí mismo como una persona “sin pelos en la lengua”,  que dice lo que piensa, lo cual en su periodo presidencial fue  aplaudido por algunos mientras otros interpretaron  esa actitud como inadecuada para la imagen de un presidente.

Su paso por el Palacio Nacional y su camino luego del mismo, quedó marcado en la memoria de un país que le escogió como mandatario en el año 2000. Su llegada al poder junto a sus frases causaron, (y todavía lo hacen)  cierto revuelo en la sociedad dominicana y los medios de comunicación.

Por lo general las mismas se daban en el contexto de responder a inquietudes o interrogantes de la prensa o la población.

Mejía popularizó en su campaña electoral de 2004 entre otras muchas, las frases «El perro de Mamá Belica», «Lo voy agarra por el pichirrí» y «Pinocho que es un niño de verdad».  Sus frases son conocidas a nivel popular como «hipolitadas».

Frases más icónicas de Hipólito Mejía:

* Una de ellas fue durante un evento multitudinario en el que dijo: “Y como no bebo, me lo unto”, refiriéndose a una botella con alcohol (ron), con el cual ungió sus manos, cara y cabeza.

* “Si la calle está dura, suba a la acera”,  fue una de las más inolvidables expresiones del expresidente Mejía. En esa ocasión respondió a un periodista que le externó las constantes quejas de la población por la crisis económica que enfrentaba el país en ese momento.

“A veces cuando hablan baba hay que decirles babosos, porque esa es la palabra gramatical que se ajusta”, así llamó a algunos detractores de su gobierno en una entrevista con el periodista Jorge Ramos en noviembre del 2003.

* Otra de las frases que se han quedado en la cotidianidad es: “Cuando la yuca es grande, la tierra se abre”, en esa ocasión estuvo refiriéndose a una bragueta abierta.

*  “La barriga que muchos de ustedes tienen no es producto de comer pendejadas, se están alimentando bien”, así respondió al cuestionarle sobre la escasez de alimentos durante su mandato.

* “Muy bien tumba polvo, muy bien tumba polvo”, respondió Mejía a un seguidor cuando le expresó el pésame por el fallecimiento de su esposa.

A lo largo de su periodo presidencial, Mejía tuvo controversias con periodistas dominicanos y extranjeros  por su forma de expresarse.

Fuente: El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias