Nacionales

Hoy conocerán fallo contra tres de los implicados en caso de «Kiko la Quema»

Este jueves el juez de la Oficina Judicial de Atención Permanente de la provincia San Cristóbal dará a conocer el fallo del conocimiento de medida de coerción contra tres de los cinco imputados vinculados con la red de José Antonio Figuereo Bautista, alias «Kiko la Quema».

Durante la audiencia celebrada el martes, el juez José Carlos Nina decidió que sería este jueves a las 2:00 de la tarde que daría a conocer su decisión en contra de los imputados Ángel Miguel Figuereo, alias «El Güero», quien es hijo de Kiko, Jonathan Emeterio Lorenzo y del coronel retirado de la Policía Nacional, Elvin de la Rosa.

En el caso también figura Wilkin Lorenzo, a quien el magistrado decidió enviarlo tres meses de prisión preventiva en la Cárcel Modelo Najayo Hombre y Ana Luisa de Jesús, la cual debe presentarse periódicamente ante la justicia y pagar una garantía económica.

De las 14 personas mencionadas por las autoridades de la uniformada vinculadas a esta red dedicada a homicidios, robos, microtráfico y otros delitos, cinco están en manos del Ministerio Público, mientras que otros están en la Dirección Central de Investigaciones (Dicrim) para fines de investigación.

Justo el martes se entregó Manuel de Jesús Sánchez Mateo, alias Sandy, quien alegó que no tiene nada que ver en el caso y que se ponía en manos de las autoridades para limpiar su nombre. Se entregó a través de un sacerdote en la iglesia Nuestra Señora de Fátima en la comunidad Los Cacaos, San Cristóbal.

También están en manos del Dicrim Junior Montás de los Santos (El prieto) y Jorge Luis de los Santos alias «Chuchu».

Pese a que las autoridades han detenido varias personas en el caso, entre ellos personas involucradas en delitos graves, han sido dejados en libertad sin explicación alguna.

Madre de vinculado le pide a su hijo que se entregue

La madre de Sandy Rosario Colón, alias «El Mono», quien es vinculado por la Policía Nacional a la red de «Kiko la Quema», pide a su hijo que se entregue a las autoridades.

La señora Ana María Lorenzo manifestó que se siente impotente ante la forma en la cual los agentes de la institución del orden acuden frecuentemente a su casa buscando a Sandy, indicando que en reiteradas ocasiones los oficiales la amenazan con llevarle a su hijo muerto si no entrega a la justicia lo antes posible.

«Doña, este espacio es bien grande y el patio es bien grande para velar a su hijo cuando se lo matemos», fueron las palabras que supuestamente les dijeron los agentes del orden tras ingresar a su casa el pasado sábado.

Ana María le pide a Sandy que se entregue, ya que vive «una zozobra» con los policías que entran a su casa y supuestamente la amenazan con la pistola sobada. La señora vive con cuatro niños y otras tres personas.

Asegura que su hijo no tiene nada que ver con la banda criminal y que sigue prófugo ante el temor que tiene de ser agredido por los agentes del orden.

Intensifican búsqueda de Kiko

Comunitarios del barrio Lucinda en el municipio Cambita Garabitos, provincia San Cristóbal, denuncian que continúan los operativos en la zona en busca de «Kiko la Quema».

Según indicaron, durante el fin de semana hicieron un rastreo en el barrio ingresando a los hogares y rompiendo las puertas como parte de su intensa búsqueda de Kiko y los demás prófugos que figuran en la red.

«Abre la puerta que tú tienes a Kiko», eran las palabras que la mayoría de los comunitarios escuchaban el viernes y sábado cuando se presentaban los agentes de Operaciones Especiales (Lince) por la zona.

De acuerdo con los lugareños, estos operativos estuvieron plagados de atropellos, golpes, rotura de puertas y ventanas de las casas. Sacaban gavetas y chequeaban en todos los rincones.

Masiel Plasencio, quien reside con sus dos niñas, indicó que le rompieron las ventanas e ingresaron a su casa sin una orden. Aunque entiende que la Policía Nacional debe hacer su trabajo, considera que deberían de utilizar otros métodos.

Yeleiny Linares también manifestó que los agentes del orden entran a su casa y a la de sus vecinos de forma agresiva, en horas de la noche, dándole patadas a las puertas y diciendo palabras obscenas.

Asegura que el pueblo de Cambita Garabitos vive una tortura la cual esperan pronto se termine.

Según relatan los lugareños, en los últimos días han tenido que cerrar las puertas de sus hogares a las 6:00 de la tarde por el temor que siente de que las autoridades desciendan en la zona. Aseguran que luego de estos operativos el pueblo tiene un antes y un después, refiriéndose a la intranquilidad.

Al enseñar cómo las autoridades le rompieron su ventana y la puerta de su residencia, la señora Gisell Jiménez denunció que los agentes sacaron a su hija de 15 años en ropa interior, mientras realizaban el operativo.

Pese a que reconoce que conoce a Kiko debido a que es nacido y criado en la zona, asegura que no saben nada de él desde hace un tiempo, por lo que llamada a las autoridades a cambiar sus métodos para dar con su paradero.

«Me sacaron para afuera con mi hija menor y apuntándome con un arma y con focos alumbrando por debajo de la cama y buscando por todos los lados. ¿Kiko cabe en una gaveta? Nosotros no tenemos nada que ver con eso», manifestó Gisell.

Se recuerda que Kiko es acusado junto a otras 14 personas de homicidios, robos, secuestros, sicariatos, microtráfico, cobros compulsivos, extorsión, tráfico de armas, invasión de terrenos y lavado de activos.

Pese a los múltiples llamados para que se entregue a las autoridades, no hay rastros del paradero de «Kiko la Quema».

Fuente: Panorama

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba