Política

Imagen y política: El lenguaje de un estilo que proyecta seguridad y poder

Este domingo cinco de julio, Margarita Ce­deño, Sergia Elena de Séli­man y Raquel Peña escribi­rán una página en la histo­ria política dominicana. Por primera vez, tres damas se enfrentan en una contien­da electoral para optar por la Vicepresidencia, acompa­ñando a los candidatos pre­sidenciales de los principa­les partidos del sistema.

A través de sus diferen­tes exposiciones públicas han demostrado su capaci­dad y determinación indi­vidual para ocupar la po­sición, pero además, sus ‘outfits’ han dejado un cla­ro mensaje: La imagen es la mejor aliada para refle­jar profesionalidad, seguri­dad y poder.

Conocedoras de que una pieza de ropa puede ser la es­trategia para llegar a un fin, a veces ejecutivas, otras más casuales, siempre lucen im­pecables, y cada una ha desa­rrollado un estilo propio.

Los retos

Rhodie Lamour, consul­tora internacional de ima­gen y estilo, entiende que la mujer en política nece­sita aportar un peso adi­cional a sus conocimientos, poseer un don de escucha y manejar un grado de for­malidad sin que se perciba altanería. Pero, ¿cómo lo­grar ensamblar estas tres variables y estar elegantes a la vez?

En el caso particular de las fotografías de la visita de las candidatas a LISTÍN DIARIO, existen detalles que coinciden en ellas y de­jan testimonio del manejo positivo de su imagen:

Vestuario. Para que su presencia fuera el foco de atención eligieron atuen­dos formales. Evitaron es­ tampados llamativos, que además de crear una dis­tracción visual pueden ser una fuente de información extra, no necesariamente conveniente en determi­nado momento. “Esta mis­ma discreción fue trasmiti­da con el alto moderado de los tacos y el uso de calza­dos cerrados”.

Colores. Cada perso­na por su tono de piel, ojos y pelo, tiene en un color la tonalidad que le favorece y es bueno conocerlo. “El co­lor correcto incluye la ca­bellera, que si bien podría considerarse como símbolo de juventud, en ambientes donde se necesita enfoque y precisión, el pelo con me­nos distracción es mejor. Llevarlo cerca de los hom­bros o recogido es una sa­bia decisión”.

Accesorios y maqui­llaje. El buen gusto y la fe­mineidad se refleja en la correcta selección de los accesorios. “En política op­tar por la transparencia au­menta la credibilidad, un maquillaje natural es lo más apropiado. Igual regla para las uñas”.

DE INTERÉS
La voz experta

Lamour explica que la vestimenta de la mujer en política es importan­te y debe adaptarse a la actividad y al momento del día, pero no se puede olvidar el impacto de un buen discurso. También se deben cuidar los ges­tos que se relacionan con las emociones, reflejan el control y apoyan la co­municación. Otro detalle es prestar atención a la postura, sea de pie, sen­tada o caminando, en el mundo político todo comunica.

“Existe un debate sobre a la cantidad de piel que debe enseñar la mujer al igual que el ajuste de sus prendas. Como la meta es que se aprecien por su labor, mientras más piel muestra y más ajustadas son sus prendas de vestir, más difícil será de apre­ciar el mensaje. Siem­pre recomiendo que las piezas sean de la talla co­rrecta. Demasiado gran­des generan un efecto de dejadez, lo que sería ne­fasto para la proyección política”, concluye.

Listin Diario

Comentarios para este artículo

Otros Artículos