Columnas

Importancia de la central termoeléctrica Punta Catalina

Por: Ramón Núñez Ramírez

La salida por una grave avería de la planta eléctrica de AES Andrés y la entrada en mantenimiento de otras plantas, con el impacto en término de horas de apagones en circuitos inclusive calificados como “privilegiados”, de nuevo ha revelado la vulnerabilidad del sistema eléctrico, pero también revela lo importante que fue la decisión del Presidente Danilo Medina de construir la central termoeléctrica de Punta Catalina, la de mayor generación en la historia del país.

La planta AES Andrés es la más eficiente del sistema, posee una capacidad nominal de 300MHW, funciona a gas natural con un precio de venta de US$0.085 kilovatio/hora. Dicha planta sufrió graves daños, de acuerdo a las informaciones de la empresa, por la caída de un rayo.

El déficit en la generación ha provocado una emergencia en el sistema con repercusiones en los costos de las empresas y las familias por el uso de costosas plantas de emergencia; también para el gobierno porque ha sido necesario el ingreso en línea de plantas del denominado mercado ¨spot¨ que estaban apagadas, con alto costo de generación y se ha estimado en US$30 millones adicionales cada mes que dure esta situación, lo cual es equivalente a un aumento del subsidio eléctrico en ese monto.

Como vemos, la decisión del Presidente Medina de asumir la construcción de la central termoeléctrica de Punta Catalina fue correcta porque va en línea con el aumento de la demanda provocado por el crecimiento de la economía; si esa decisión se hubiese postergado o anulado estaríamos viviendo con mucha frecuencia periodos de emergencia como el actual.

Punta Catalina, ubicada en el distrito municipal de Catalina, Baní, provincia Peravia, consta de dos plantas de generación bruta de 376 MHW cada una, genera a partir del quemado de carbón mineral pulverizado con un sistema que minimiza el impacto ambiental. El proyecto consta de un muelle carbonero, que podría utilizarse para múltiples usos, almacenamiento de carbón totalmente cerrado, depósito de cenizas, almacén para repuestos, planta de producción de agua, planta de tratamiento para las aguas residuales, subestación eléctrica de 345 KV y líneas de transmisión para conectarse con el Sistema Eléctrico Nacional Interconectado.

En vista de la litis por la demanda de adicionales por un monto de US708 millones, el gobierno llegó a un acuerdo con el consorcio Odebretch-Tecnimont-Estrella para aportar, vamos a decir de manera provisional sujeto a los resultados del proceso de arbitraje en New York, la suma de US$336 millones que garantizaría iniciar las operaciones de la primera unidad a finales de año y en agosto de 2019 ambas plantas estarán produciendo a plena capacidad de cumplirse el cronograma por parte del consorcio.

Al margen de que Punta Catalina se ha convertido en el blanco de ataques por parte de la oposición y generadores que serán afectados, no entro en esas consideraciones porque no son el objeto del artículo, pero lo cierto es que esta obra representa la oportunidad de reducir drásticamente la dependencia de los combustibles derivados del petróleo, bajar el costo medio de generación y garantizar un sistema cuya oferta sea superior a la demanda.

Punta Catalina no representa por sí misma la solución de los problemas financieros del sector, será necesario trabajar muy duro para reducir el nivel de pérdidas, entiéndase el robo de la energía, para hacer sostenible la industria y que deje de ser una carga para el presupuesto, además, en vista del crecimiento de la economía y la demanda de energía, hay que comenzar a planificar la construcción de otro complejo similar, preferentemente ubicado en el norte, se ha señalado Manzanillo, y parece que la apertura de relaciones con China representa una oportunidad para negociar el financiamiento y la construcción.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba