Economía

Incentivos a aeropuerto en Bávaro representarían sacrificio fiscal para el Estado de RD$4,403.9 MM

Al hacer un análisis costo-beneficio del proyecto Aeropuerto Internacional de Bávaro, que prevén construir la empresa que lleva el mismo nombre y el Grupo Abrisa, el Ministerio de Hacienda concluyó que, en ausencia de incentivos tributarios del Estado, el proyecto no sería financieramente rentable, “debido a que este no compensa la inversión inicial realizada”.

“Por lo que se espera que la inversión no podría ser realizada sin el otorgamiento de dichos incentivos”, indica el Ministerio en las conclusiones sobre el proyecto que conoció el Consejo de Fomento Turístico (Confotur) en una reunión en julio pasado en la que, según ha trascendido, aprobó exenciones fiscales al nuevo aeropuerto en Bávaro.

Hacienda indica que los incentivos tributarios representarían un sacrificio fiscal para el Estado de RD$4,403.9 millones durante los años considerados, de los cuales el 73 % corresponde al impuesto sobre la renta, el 20.4 % al Impuesto sobre los activos, el 4 % al impuesto a la transferencia inmobiliaria y el 2.6 % al arancel e impuestos a las importaciones.

“Los beneficios indirectos del proyecto a la sociedad ascenderían a RD$222.1 millones. Por lo que estos cubren el 5.0 % de los incentivos a otorgar. Es decir, que los beneficios indirectos que aportaría el proyecto, son inferiores al sacrificio fiscal generado por el Estado”, indicó Hacienda.

El Aeropuerto Internacional de Bávaro tendría una distancia de unos 30 kilómetros del Aeropuerto Internacional de Punta Cana, propiedad de la Corporación Aeroportuaria del Este, del Grupo Puntacana. Esta es la terminal que más pasajeros recibe en el país y opera desde 1983. Solo el año pasado recibió más de 3.4 millones de pasajeros no residentes.

Según los promotores del controversial proyecto en Bávaro, para este desarrollo aeronáutico se estimó un monto de inversión de RD$15,872.2 millones (US$272.3 millones), a ser cubiertos en 61 % con los aportes de sus accionistas, y el restante 39 % a través de un financiamiento con el sector bancario a una tasa de 8.0 % anual, pagadero en un periodo de 7 años con dos años de gracia, según el documento conocido en la sesión del Confotur.

“En conclusión, los flujos futuros del proyecto indican que los incentivos tributarios son necesarios para que la inversión se lleve a cabo”, indicó Hacienda, destacándose que con los incentivos la rentabilidad del capital solo supera en 0.9 puntos porcentuales la tasa de descuento, por lo cual, de producirse un evento local o internacional “de causa de fuerza mayor”, se podría afectar la inversión”.

Hacienda indicó que se adhería a la decisión que el Confotur tome sobre la aprobación o no de los incentivos a esta actividad, específicamente los privilegios ligados exclusivamente al proyecto.

En el decreto emitido por el Poder Ejecutivo el pasado 21 de julio, a menos de un mes de que el presidente Danilo Medina deje el poder, destaca que, mediante la resolución 6796, del 23 de enero de 2020, la Comisión Aeroportuaria otorgó su conformidad y no objeción al desarrollo del proyecto Aeropuerto Internacional de Bávaro, y afirma que la inversión total estará bajo la responsabilidad y costo exclusivo del Grupo Abrisa y de la empresa Aeropuerto Internacional de Bávaro AlB S.A.S., al amparo de los mismos términos y condiciones contractuales que los demás aeropuertos de propiedad privada que actualmente operan en la República Dominicana.

El reglamento de aplicación de la Ley 158-01 y sus modificaciones, sobre fomento al desarrollo turístico, establece que los beneficios de dicha legislación solo se otorgarán a aquellos proyectos o actividades que demuestren su viabilidad económica.
El mismo día que el presidente Medina emitió el decreto 270-20 para aprobar el establecimiento del Aeropuerto Internacional de Bávaro, la Asociación de Hoteles y Turismo de la República Dominicana (Asonahores) externó su queja ante el Confotur por la manera como se estaba manejando el proyecto, que sería la primera vez que se somete a la entidad la aprobación de la clasificación de un aeropuerto.

“Entendíamos que este proyecto debía ser sometido como una aprobación de clasificación provisional toda vez que el mismo carecía de los permisos correspondientes, como lo era el Decreto de Aprobación de Concesión del que debe disfrutar toda infraestructura portuaria”, indica una carta fechada 21 de julio de 2020, enviada a Confotur por la directora legal de Asonahores, Alba Marina Russo, en representación de Andrés Marranzini, quien representa al gremio turístico y hotelero ante el Consejo.

El Confotur es presidido por el ministro de Turismo y lo integran los ministerios de Hacienda, de Medio Ambiente y de Cultura, o sus representantes; un representante de la Asonahores; un profesional en impacto ambiental, seleccionado por el Ministerio de Medio Ambiente; un representante del Ministerio de Cultura y el viceministro Técnico de Turismo.

Por: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
Cerrar