Cartas del Lector

Inestabilidad en la UASD

Las huelgas en la UASD afectan a todos los matriculados por los salvajes que se torna y las secuelas que deja, el impedimento de las clases y lo perjudicado que se ve el semestre.

La rectora de la UASD denuncia un plan para desestabilizar y envolver a la academia, según sus palabras: “En el caos y el desorden, la vida sigue su agitado curso”. La propia Emma Polanco resta dimensión a su catastrófico discurso, cuando a pesar de que la zona universitaria esta prendida en candela, los tiros al aire y las bombas ni se diga, no suspende la docencia.

Cada vez que surge un enfrentamiento en los alrededores de la universidad, tirando escombros en las vías, neumáticos incendiados y que también se enfrentan con agentes policiales, los manifestantes obligan a cerrar las estaciones del metro de Santo Domingo.

Los estudiantes expresan gran inquietud ante estos problemas, no saben si llamarle casa de estudio o nombrarle zona de guerra a causa de las diversas manifestaciones violentas que se presencian en el recinto. Un sin número de quejas para la rectoría por las huelgas que se realizan peligrosas para los alumnos como los maestros y empleados.

Una de las tantas huelgas que han hecho fue la del alza en los precios de los combustibles, los cual los manifestantes lanzaron piedras, desperdicios y obstaculizaron la entrada de la alta casa de estudio.

Debido a la situación, algunos profesores decidieron despachar a sus estudiantes quienes salían por las diferentes puertas de la academia.

Las protestas son buenas pero con organización, con el fin de que cada estudiante pueda expresar su tesis y sus planes de cambio. De esa forma puedan terminar las reclamaciones violentas, ya que la UASD es la universidad del pueblo.

Por: Carolina Polanco Queliz/ Brenda De La Rosa

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Ver también
Cerrar
Botón volver arriba