Nacionales

Inglaterra es el quinto país que más turistas aporta desde Europa

El gobierno dominicano solicitó a la Junta de Aviación Civil que desde este martes suspenda los vuelos desde el Reino Unido

La suspensión de la conexión aérea entre República Dominicana y Reino Unido, propuesta por el poder Ejecutivo, ante la situación sanitaria que sufre ese país europeo ante una nueva cepa del COVID-19, representaría otro golpe para la “industria sin chimenea”.

Reino Unido aportó unos 30,000 turistas al país y fue el quinto país europeo que más cantidad de visitantes envió a República Dominicana entre enero y noviembre de este año. En ese lapso llegaron al país 2,056,856 turistas de todos los rincones del mundo, de acuerdo a los datos oficiales.

“El gabinete de turismo, en coordinación con el gabinete de salud, como medida de prevención, solicita a la Junta de Aviación Civil la suspensión de los vuelos desde el Reino Unido a partir de mañana martes 22, a raíz de la situación epidemiológica que registra ese país”, escribió David Collado en su cuenta de Twitter.

Igual mensaje fue publicado desde la cuenta de Twitter de la Vicepresidencia de la República.

Durante 2019 los destinos dominicanos recibieron la visita de 158,058 ingleses, representando igualmente la quinta mayor cantidad de turistas que llegaron desde las naciones europeas, significando cerca del 12 % del total.

España, de forma concertada con Portugal, anunció este lunes que prohibirá la entrada a ciudadanos procedentes del Reino Unido por la nueva cepa del coronavirus detectada en ese país, indicó en un comunicado el gobierno español, según reportó la agencia AFP.

“El gobierno de España decide, de manera concertada con Portugal, la suspensión de vuelos de entrada procedentes del Reino Unido desde mañana”, indicó el ejecutivo, que imita la medida tomada por países como Francia, Alemania, Rusia o Italia.

La nueva cepa británica

La aparición de una nueva variante del coronavirus obligó a las autoridades británicas a establecer el pasado sábado medidas restrictivas en gran parte del país por el incremento de los casos de la enfermedad, lo que también llevó a otros países a paralizar sus operaciones aéreas con Reino Unido.

Ante la evidencia científica que indica que la nueva cepa acelera hasta un 70 % más la transmisión del virus, el primer ministro británico, Boris Johnson, ordenó el cierre de tiendas que venden artículos no esenciales, gimnasios, cines, mientras que se pide a la gente que trabaje desde casa, principalmente en Londres y en el sureste del país.

Si bien esta variante se propaga con velocidad, no hay pruebas de que sea más letal o que pueda tener un impacto en la efectividad de las vacunas desarrolladas.

Fuente: Dl

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba