Nacionales

Inseguridad

La inseguridad ciudadana se ha colocado de nuevo como el principal tema de la agenda nacional. En realidad, nunca ha bajado de entre el primer y tercer puesto, como una de las principales preocupaciones de la población.

El gobierno tiene que cuidarse de seguir dando traspiés en la respuesta al problema, pues uno de esos temas que irrita con facilidad a la gente y más si una persona o uno de los suyos, ha sido víctima de actos delincuenciales que cometen antisociales.

Ayer, el Ministerio de Interior y Policía dejó sin efecto la medida que había tomado de limitar el horario de la venta de bebidas alcohólicas en Santo Domingo. La medida fue echada para atrás antes de un mes de entrar en vigencia y había generado rechazo en el sector de bares, discotecas y restaurantes.

El ministro de Interior también anunció el sábado que no se aceptarían los ruidos en la capital, el Distrito, de 10:00 pm a 10:00 am. Las reacciones de los usuarios de las redes sociales buscando la lógica a las decisiones del Ministerio de Interior, fueron virales. Por ejemplo, algunos comentan que para garantizar la seguridad, en Santo Domingo no se puede adquirir alcohol a partir de las doce de la medianoche, pero si hacer ruido; que en el Distrito es al revés, se puede hacer comprar bebidas alcohólicas, pero no hacer ruido.

TEMA BANDERA

La administración de Abinader está bajo mayor cuestionamiento con el problema de la inseguridad porque fue un tema bandera en su campaña electoral. En su primera candidatura para las elecciones del 2016, fue su propuesta esencial, en una apuesta correcta por la importancia que reviste para la mayoría de la gente.

En ese empeño, contrató la asesoría de Rudolph (Rudy) Giuliani, que ahora está en problemas como otros colaboradores de Donald Trump. Ahora la gente le reclama al Presidente qué ha sucedido con el plan de seguridad que ofertó desde la oposición y que incluyó salario de RD$500 dólares para los agentes policiales.

Lo peor para la ciudadanía y el gobierno, es que el Estado da una imagen de improvisación y sin plan claro, pero ese ha sido el mensaje más contundente hasta ahora.

Fuente :EL Caribe

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba