Justicia

Integran más de 200 niños y adolescentes a Policía Juvenil Comunitaria en el Cibao

En el interés de construir una cultura de convivencia pacífica que involucre a toda la población, más de 250 niños y adolescentes, desde los 10 hasta los 17 años de edad, fueron integrados este sábado al programa Policía Juvenil Comunitaria que ejecuta la Dirección Regional Cibao Central de la Policía Nacional.

El proyecto, que surgió en 2014, persigue formar en valores, disciplina, responsabilidad y compromiso social, y derechos y deberes ciudadanos a los muchachos de los barrios. Además, busca integrarlos en actividades formativas que los alejen de las pandillas y los vicios.

La presentación del programa que ha integrado a adolescentes y niños de Moca, Tamboril y otros barrios de Santiago, fue encabezada por la gobernadora de Santiago, Rosa Santos; el director regional Cibao Central de la Policía, general Máximo Báez Aybar; el director de la Policía Comunitaria, coronel Frank de los Santos; y el director de Proindustria, Ulises Rodríguez.

También estuvieron presentes los miembros de la Comisión para la Reforma Policial, el periodista Carlos Manuel Estrella y el economista Radhamés García y en representación de las comunidades, la líder comunitaria Angelita Villamán.

Báez Aybar puntualizó sobre la importancia de aglutinar en espacios de crecimiento sano a la niñez en proceso de formación que, cual esponja, absorbe lo que está en su entorno.

“Y ya está bueno para quejarnos de que hay muchas amenazas, de que hay muchos embates contra nuestra juventud, contra nuestra niñez, que hay muchos modelos extraviados (…) llega la hora de la acción, lo que dice que nosotros, la parte buena y sana de la sociedad, continuemos aunando esfuerzos que nos permitan tener la República Dominicana que todos deseamos y merecemos”, planteó el general Báez Aybar.

El ciclo de talleres que se imparte a los nuevos policías juveniles repasa temas sobre las drogas, embarazo en adolescentes y violencia intrafamiliar, explicó el director de la Policía Comunitaria.

“Formar jóvenes útiles a la sociedad, y con la capacidad de colaborar en la convivencia pacífica, prevención de la delincuencia juvenil y la solución de conflictos entre ellos”, indicó De los Santos.

Este acto de integración de los menores al programa implica un paso hacia el conocimiento de sus derechos y deberes, reseñó la gobernadora Rosa Santos.

“Van a conocer cuáles son sus derechos, pero al mismo tiempo cuáles son sus deberes, porque usted no puede ser sujeto de derecho si primero usted no sabe cuáles son sus deberes”, enfatizó la representante del Poder Ejecutivo.

Resaltó la importancia de la convivencia pacífica, en cuyo anhelo los jóvenes juegan un importante rol cuando se educan y adquieren conocimientos sobre su comportamiento frente a la sociedad.

El combate a la delincuencia juvenil, uno de los objetivos del programa, articula los esfuerzos de las diferentes organizaciones sociales y comunitarias, junto a la Policía y demás instituciones del Estado.

De los Santos resaltó que, al término del programa, que incluye actividades preventivas, culturales, educativas, deportivas y recreativas, los jóvenes resultan en ciudadanos que se identifican con el orden, el desarrollo y el bienestar de sus comunidades.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba