Internacionales

Israel ha causado la muerte de más de 3,500 gazatíes desde el fallo del Tribunal de la ONU

Israel no ha cumplido ninguna de las medidas vinculantes que le impuso la Corte Internacional de Justicia (CIJ) para evitar un genocidio en la Franja de Gaza, sino que además ha causado la muerte a otros 3,500 gazatíes, denunciaron este lunes Human Rights Watch (HRW), Amnistía internacional (AI) y la organización palestina Al Haq.

«En el mes transcurrido desde el fallo de la CIJ, Israel ha continuado su campaña militar genocida en Gaza con intensos bombardeos y ataques desde aire, tierra y mar, que resultaron en la muerte de 3,524 palestinos y otros 5,266 heridos», denunció hoy en un comunicado la oenegé independiente Al Haq.

Según Omar Shakir, director para Israel y Palestina de HRW, Israel «simplemente ha ignorado el fallo del tribunal y, de alguna manera, incluso ha intensificado su represión bloqueando aún más la ayuda» humanitaria, indicó en un comunicado.

Para Heba Morayef, directora regional para MENA de Amnistía Internacional, “Israel no sólo ha creado una de las peores crisis humanitarias del mundo, sino que también está mostrando una cruel indiferencia hacia el destino de la población de Gaza”.

Medidas cautelares

El 26 de enero, la CIJ dictó medidas cautelares y vinculantes que exigen a Israel pasos “inmediatos y efectivos” que impidan un genocidio en Gaza, luego de que Sudáfrica lo acusara ante el máximo tribunal de la ONU de supuesto genocidio.

Estas medidas incluyen: garantizar que el Ejército israelí no cometa actos genocidas contra los gazatíes, prevenir y castigar la incitación a cometer genocidio, garantizar el acceso de ayuda humanitaria y presentar un informe al tribunal en el plazo de un mes desde que se dictaron estas órdenes, entre otras.

«Un mes después (…) Israel no ha emprendido ni lo mínimo necesario para cumplir» con las medidas y «ha seguido ignorando su obligación como potencia ocupante de satisfacer las necesidades básicas de los palestinos en Gaza», lamentó AI, con sede en Londres.

La potente ofensiva militar de Israel sobre la Franja ha dejado en casi cinco meses de guerra cerca de 30,000 muertos, 70% de ellos niños y mujeres.

Además, ha ocasionado el desplazamiento de cerca de dos millones de gazatíes -casi el total de la población- en medio de una crisis humanitaria sin precedentes, que incluye el colapso y destrucción de hospitales, enfermedades, el hacinamiento en carpas, y la escasez de agua potable, alimentos, medicinas, electricidad y combustible.

«El gobierno israelí está matando de hambre a los 2,3 millones de palestinos de Gaza, poniéndolos en mayor peligro que antes de que la CIJ emitiera la orden vinculante», denunció Shakir, cuya organización ya denunció en diciembre que Israel utiliza el hambre como arma de guerra.

«Los países deberían utilizar todas su capacidad de influencia, incluidas sanciones y embargos, para presionar al Gobierno israelí a cumplir con las medidas», recalcó la organización con sede en Nueva York.

El viernes, Catar acusó a Israel ante la CIJ de estar cometiendo un genocidio en Gaza y aseguró que «la ocupación israelí equivale a un régimen de apartheid».

Fuente: el Nuevo Diario

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba