Europa

Jefe de ONU se reúne hoy con Zelenski y Erdogan por ataque ruso que dejó siete muertos

Los tres discutirán el reciente acuerdo para la exportación de cereales ucranianos, así como la necesidad de una solución política al conflicto

El secretario general de la ONUAntonio Guterres, tiene previsto reunirse el jueves con los presidentes de Ucrania, Volodimir Zelenski, y Turquía, Recep Tayyip Erdogan, para discutir de la situación en Ucrania a seis meses de la invasión rusa.

El encuentro se celebra en Leópolis, en el oeste del país, un día después de que un ataque ruso en Járkov (noreste) dejó al menos siete muertos.

Los tres discutirán el reciente acuerdo para la exportación de cereales ucranianos, así como «la necesidad de una solución política al conflicto», precisó el portavoz de la ONU, Stephane Dujarric.

«Sin duda la cuestión de la central nuclear (de Zaporiyia) y otros serán abordados», agregó.

En su tradicional mensaje diario, Zelenski indicó el miércoles que Guterres «ya llegó a Ucrania. Trabajaremos juntos para conseguir los resultados que Ucrania necesita».

Guterres deberá sostener una reunión bilateral con Zelenski y el viernes visitará Odesa, uno de los tres puertos utilizados en el acuerdo de exportación de granos, antes de viajar a Turquía para visitar el Centro de Coordinación Conjunta (CCC) que supervisa el acuerdo.

Según la ONU, entre el 1 y el 15 de agosto se autorizó la salida de 21 graneleros que transportaron un total de 563,317 toneladas de materias primas agrícolas, incluidas 451,481 toneladas de maíz.

Los principales destinos de esos envíos fueron Turquía (26 %), Irán (22 %) y Corea del Sur (22 %).

El primer navío humanitario fletado por la ONU, cargado con 23,000 toneladas de trigo, salió de Ucrania el martes con destino a África, como parte del acuerdo alcanzado en julio con mediación de la ONU y Turquía.

Riesgo alimentario

Ucrania y Rusia son dos de los mayores exportadores mundiales de granos, cuyos precios se han disparado desde la invasión rusa el 24 de febrero.

Según el Programa Mundial de Alimentos (PMA), 345 millones de personas en 82 países enfrentan una inseguridad alimentaria aguda -una cifra récord-, mientras que hasta 50 millones de personas en 45 países corren el riesgo de morir de hambre si no reciben ayuda humanitaria.

Zelenski continuó su movilización diplomática al informar de conversaciones esta semana con el ex secretario general de la ONU, Ban Ki-moon; el presidente de Zambia, Hakainde Hichilema; su par francés, Emmanuel Macron; y la primera ministra danesa, Mette Frederiksen.

«La diplomacia en interés de nuestro país ha estado muy activa los últimos días», expresó Zelenski, al anunciar una ceremonia para recibir a los nuevos embajadores de España, Bélgica, Kirguistán y Rumanía.

«Ya 55 misiones diplomáticas han retomado su trabajo», destacó.

El gobernante busca ayuda financiera y material para su país e insiste en sanciones más severas contra Moscú.

En el terreno, los combates continúan y dejan nuevas víctimas civiles, como en Járkov, segunda ciudad de Ucrania, donde según las autoridades locales cayó un misil el miércoles en un edificio residencial de tres pisos durante un bombardeo ruso, provocando «un gran incendio».

«En este momento, (hay) siete muertos y 17 heridos», indicó Igor Terekhov, alcalde de Járkov, al actualizar el balance de víctimas del bombardeo, que Zelenski denunció como un «ataque despreciable y cínico».

Riesgo nuclear

La situación continuó tensa alrededor de la central nuclear de Zaporiyia, la más grande de Europa, ocupada desde inicios de marzo por el ejército ruso y blanco de repetidos bombardeos. Moscú y Kiev se acusan mutuamente de tales ataques.

Uno de esos bombardeos cayó en un edificio de almacenamiento radiactivo y otro provocó la suspensión automática de un reactor.

«Nadie podía prever que las tropas rusas dispararían contra los reactores nucleares con tanques. Fue algo sin precedentes», denunció el ministro ucraniano del Interior, Denys Monastyrsky, durante una visita a Zaporiyia, ciudad situada a 50 km de la planta.

«Debemos prepararnos para todos los escenarios posibles», advirtió al acusar a Rusia de ser un «Estado terrorista (…) Mientras Rusia controle la central nuclear de Zaporiyia, habrá grandes riesgos».

Igualmente, el secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, consideró el miércoles «urgente» que el Organismo Internacional de Energía Atómica (OIEA) realice una «inspección» a la central.

La ocupación del sitio por los soldados rusos «constituye una grave amenaza para su seguridad y aumenta los riesgos de un accidente o incidente nuclear», dijo Stoltenberg en Bélgica, donde urgió la inspección de la OIEA a la central.

Por su parte, el presidente francés llamó el martes al retiro de las fuerzas rusos de la planta.

En una conversación telefónica con Zelenski, Macron expresó «su preocupación por la amenaza que suponen la presencia y las acciones de las fuerzas rusas y el contexto de guerra con los conflictos en marcha sobre la seguridad de las instalaciones nucleares ucranianas», informó la presidencia francesa.

FUENTE: AFP

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias