Cultura

“La base para el contenido de mis obras es la felicidad”

¿Quién es Rubén Trespalacios y cuándo te inicias en el arte?

Nací en Barranquilla, Colombia, desde niño manifesté mi interés por el arte, recuerdo que pintaba y hacía dibujos para mi familia o en la escuela. Los hacía en ocasiones especiales a mi madre y para las carteleras de la escuela. Siempre mis compañeros reconocieron mi talento, pero para esa época era una afición, una distracción para mí. Un día, hace 10 años, sentado frente a un lienzo, sentí una conexión, que ha venido creciendo con el pasar de los años, que hoy en día se ha convertido en mi gran pasión.

¿Qué elemento es la base para el contenido de tus obras?

La base para el contenido de mis obras es la felicidad. Por medio de la psicología de los colores, trato de expresar diferentes emociones, siempre convirtiendo lo negativo en positivo. Mis obras reflejan la vida, el sentido de lo que nos hace felices, y lo que permite que nuestra alma brille.

¿Cómo ves la pintura actualmente?

En la actualidad, el arte y la pintura tienen mayores espacios, abren escenarios de convivencia, acerca la gente a su cultura, a sus raíces… Hoy en día, los escenarios para la pintura no se limitan a los museos. El arte y la pintura cobran vida en las calles y barrios, existen escenarios en el mundo, donde convergen la pintura, la gastronomía y la música; donde las personas locales pueden tener espacios de esparcimiento y, donde el visitante puede reconocer y vivir la cultura de cada país.

¿Qué te mueve como artista?

Me mueve poder llegar a muchas personas para transmitir felicidad y alegría, a través de mis obras. Quiero que mi arte sea reconocido por su vivacidad, por sus trazos sencillos, pero con sentido. Que toque cada corazón de quienes lo aprecien y se puedan transportar por medio de mis pinturas a sus recuerdos o sentimientos más felices y personales.

¿Recuerdas tu primera obra, qué era, de qué trataba?

No tengo recuerdo de mi primera obra, pero si de una que me ha marcado muchísimo. Cuando retomé la pintura en 2014, decidí pintar a Santa Marta, santa a la que los católicos rezamos para las causas difíciles. Siempre he sido su devoto, entonces decidí pintarla a mi manera. Hoy en día es una de mis obras más preciadas. La tengo en casa, es la protectora de mi hogar.

¿Qué te inspira?

Mi gran inspiración son mi hijo y mi familia, siempre pienso en ellos cuando tengo un lienzo en blanco, de ahí todo fluye, la inspiración surge. Evoco mis sentimientos en mis obras, trato que la gente lo sienta, cada vez, que las aprecian; que logren conectarse con sus propios sentimientos, que esos colores los lleven a su infancia, a sus recuerdos, a los momentos que los hacen felices.

¿Qué piensas sobre el arte contemporáneo en RD?

Me identifico mucho con los colores del arte contemporáneo de República Dominicana, con artistas como Cándido Bidó, que le inyectaba a sus obras una impresión de alegría, frescura y poesía; reflejaba la cultura de su gente en su arte. Guillo Pérez, que trataba temas como sus carretas de bueyes, sus paisajes y caseríos, aparte de mostrar las costumbres de su gente. Son obras vivas que hablan por sí solas. Hay artistas de la más reciente generación de talentos dominicanos como Kutty Reyes, cuyas obras reflejan lo cotidiano de la isla, embarcado en enaltecer los oficios más sencillos de una manera casi poética. Él ha realizado murales, y ese es uno de mis siguientes sueños a cumplir. No he tenido la fortuna de conocerlo, pero en mis próximas visitas a la isla lo intentaré.

¿Qué tan importante es la técnica en una obra de arte?

Soy un artista empírico, mi técnica tiene que ver con mi perfeccionismo y mi estilo propio. Mi arte es abstracto, pero cuenta una historia. Siento que la técnica es importante, pero ésta debe fluir, como fluyen las notas de un acordeón de mi Caribe colombiano, como los versos de una canción. Es un talento que se tiene y, aunque puede aprenderse, solo puede sentirse con pasión por lo que realmente uno ama hacer.

¿Existe suficiente apoyo para los nuevos talentos?

En la actualidad se abren muchos espacios para nuevos artistas. Cada vez hay más escenarios en las ciudades para las artes; sin embargo, sigue siendo un concepto netamente para personas con poder adquisitivo. El arte debe ser para todos, para niños y grandes, pobres y ricos. El acceso al arte, debe darse como una oportunidad de surgir, de salir adelante, para alejar la juventud de los vicios y malas compañías. La pintura y el arte en general, son para apreciarlos y disfrutarlos, ya sea para tenerlo en casa, porque te gusta o pasear por un museo o una calle para evocar recuerdos, sentimientos o historias que reflejan nuestro pasado y nuestro futuro.

¿En qué proyectos te encuentras?

Actualmente trabajo en mi siguiente exposición para octubre de 2019. Estaré participando en una de las ferias de arte más importantes de Colombia. Tengo planeadas otras exposiciones en el exterior; hay grandes proyectos para expandir mi arte hacia otras partes del mundo.

Por: Maria E. Pérez / El Caribe

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba