Anticorrupción

La “causa de los cuadernos”, un viaje al corazón de la corrupción en Argentina

En 2015, durante la campaña presidencial, Cristina Kirchner sostenía que las causas judiciales en curso eran “para ensuciar” a su gobierno. “En mi campaña [de 2007], durante todo el año batieron el parche con una denuncia sobre Skanska, esa que tenía nombre de yogur”, había dicho la expresidenta, mediante cadena nacional, en un acto donde defendió a Aníbal Fernández -entonces precandidato a gobernador de la provincia de Buenos Aires- de las acusaciones en su contra por el caso de la efedrina.
Sus réplicas frente a los escándalos mutaron de acuerdo con las evidencias que se acumularon con los años y que alcanzaron su máxima expresión en la causa de los cuadernos .En julio de 2016, ya por fuera de su cargo, y luego de que quedó detenido el exsecretario de Obras Públicas José López , Cristina dijo que correspondía que se investigase al sector privado, porque “muchas veces la corrupción en la obra pública empezaba allí”.

En esa ocasión, agregó: “¿Qué empresario fue el que le dio eso? Porque eso tiene que haber venido del sector privado”. Con las confesiones de los empresarios, Fernández de Kirchner dejaría de lado ese discurso. “Más que perseguirnos judicialmente, deberían darnos un Premio Nobel de Economía. Desendeudamos al país.

Pagamos la deuda que dejaron otros. Terminamos obras de infraestructura por 25 millones de dólares. Hicimos el plan de obras públicas más importante del que se tenga memoria”, argumentó entonces.

Poco más de un año después de que se conocieron las imágenes de José López escondiendo bolsos en un convento, Cristina dijo que “lo odió” a López y que sintió “mucho enojo” cuando vio los videos. Dijo también que le parecía “inaceptable” que la Justicia no hubiera podido determinar quién le había dado a él esos “billetes termosellados”.

López, que declaró el viernes pasado durante seis horas y apuntó hacia arriba, dijo que fue instruido para juntar dinero en 2013 con el único fin de destruir la candidatura de Sergio Massa, quien había creado el Frente Renovador.

En las últimas semanas, el sector privado también apuntó, a través de las declaraciones de algunos empresarios “arrepentidos”, contra la cúpula del gobierno kirchnerista por el cobro de coimas. Carlos Wagner y Juan Chediak -ambos extitulares de la Cámara Argentina de la Construcción- habrían dicho que Cristina estaba al tanto de las coimas de su sector. Gabriel Romero, del grupo Emepa, dijo que pagó 600.000 dólares para que Cristina firmara un decreto.

La expresidenta hizo entonces un nuevo giro en su discurso frente a la corrupción: sostuvo que el régimen del arrepentido es un método utilizado de manera extorsiva por el fiscal Carlos Stornelli y el juez Claudio Bonadio. Algunos abogados defensores de los exfuncionarios kirchneristas que se encuentran detenidos dijeron, en esta sintonía, que la ley del arrepentido se aplica como una tortura.

No es la primera vez en las últimas semanas que se alude a esta causa en términos vinculados a la dictadura militar desde el núcleo kirchnerista. Cuando se refirió a la investigación realizada por LA NACION en el caso de los cuadernos de las coimas, Cristina dijo que se trataba de un “grupo de tareas”. Más allá de los testimonios y los avances de las investigaciones, Cristina Kirchner siempre alegó que se trata de una “persecución judicial”.

  • Las declaraciones, según los escándalos

    2015 – Primeras menciones: “Una denuncia sobre Skanska, esa que tenía nombre de yogur” – La expresidenta se refería a que a través del caso Skanska se había querido ensuciar su campaña presidencial de 2007

    2016 – Tras la detención de José López: “¿Qué empresario le dio eso? Debe ser del sector privado” – Luego de que se conocieron los videos de José López, Cristina responsabilizó al sector privado por haberle entregado el dinero

    2017 – En referencia a los bolsos de López: “Sentí mucho enojo contra López, lo odié” – En una entrevista con Luis Novaresio, la expresidenta se desvinculó del caso López y también exculpó a Julio De Vido

    2018 – Tras las revelaciones de los empresarios: “Es evidente el manejo extorsivo de la figura del arrepentido” – Tras algunas declaraciones que la comprometerían más, Cristina dijo que se usa la figura del arrepentido como una extorsión

    Fuente: La Nación

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Botón volver arriba