Sociedad Civil

La corrupción personal también daña la nación, dice arzobispo de Santiago

El arzobispo metropolitano de Santiago, monseñor Freddy de Jesús Bretón, hizo un llamado a la coherencia para enfrentar, además de la corrupción pública, la corrupción individual que también envenena la vida nacional.

El obispo de esta arquidiócesis tocó cuatro temas que considera coyunturales para la nación, adaptando a la realidad del país los temas abordados por el Papa Francisco en su encíclica social titulada ‘’Hermanos todos”, en la que refiere sobre el sentido de la fraternidad.

‘’Hay una cosa que envenena la vida nacional y ha tocado la sensibilidad de muchas personas en este país y es el tema de la corrupción pública, porque hay dos, aunque solo hablamos de la pública. Es bueno que cada uno revise su conducta personal para que no vea la paja en el ojo ajeno solamente, como suele pasar, que siempre se atribuye la corrupción a los servidores públicos, ¿y en los hogares? ¿y en la vida social?, ¿y en la conducta individual?

Bretón precisó que por ello fue grande el patricio Juan Pablo Duarte, por su integridad personal hasta en el manejo de los centavos que le tocó administrar en su tiempo.

El religioso sostuvo que la corrupción arrebata las posibilidades de mejorar la vida de los dominicanos, por lo que dijo que ‘’tenemos un compromiso de adecentar la nación’’.

‘’La corrupción rompe la fraternidad porque un sujeto se apropia de lo que pertenece a los demás, con lo que se va a mejorar la vida de los ciudadanos, va a los bolsillos de uno solo’’.

Monseñor Freddy Bretón también hizo alusión al tema migratorio que hoy, dijo, es más notable en todo el mundo, porque la gente tiene numerosas necesidades para movilizarse y considera que ‘’el sentido de patria tiene que estar abierto a la universalidad o no progresaremos si nos encerramos en nosotros mismos’’.

Reseñó que una nación debe ver al resto de la humanidad como hermanos propios porque si no, no progresará; ‘’porque hasta en Japón oí de un amigo que fue y allá se encontró con un gran grupo (de dominicanos) y eso está muy lejos de aquí, quiere decir que otras patrias abren la puerta para que vayamos’’, reflexionó el obispo, consciente de que ‘’el Estado tiene derecho a reglamentar quién entra y quién sale, pero respetando la dignidad humana’.’

El prelado también se refirió al tema del aborto, al insistir en la conocida posición de la iglesia que propone se condene la interrupción del embarazo, y se defienda y respete la vida en toda circunstancia.

‘’Estamos cansados de repetirlo y no podemos decir otra cosa, porque tenemos que guiarnos por Cristo en el evangelio. Y a Cristo no lo encontramos masacrando, pisoteando la vida, sino defendiendo hasta las florecitas del campo’’, dijo al considerar que la fraternidad se pierde si no se respeta la vida.

El obispo habló sobre estos temas en la Catedral Santiago Apóstol durante la homilía del tedeum en ocasión del 177 aniversario de la Independencia Nacional, que reunió a autoridades civiles y militares en diferentes actos conmemorativos.

La gobernadora de esta provincia, Rosa Santos, encabezó los actos que iniciaron con el enhestamiento de la Bandera Nacional, frente a la gobernación.

Además de la representante del Poder Ejecutivo, participaron la directora de la Regional 08 de Educación, Marieta Díaz; el general Alberto Then, director regional de la Policía Nacional; Andrés Cueto, gerente general de Edenorte; Andrés Burgos, director general de Coraasan; el magistrado Francisco Núñez, procurador fiscal de Santiago; Francisco Arias, director regional de la Defensa Civil; Lucildo Gómez, subdirector de Información y Prensa de la Presidencia, entre otras autoridades y servidores públicos.

Fuente: DL

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba