Salud

La COVID-19 augura un año escolar atípico y semi- presencial

El Minerd creó un protocolo para preservar la salud de los estudiantes

Una de las primeras actividades trastornadas desde la irrupción del coronavirus en el país fue la docencia, que fue suspendida el pasado 12 de marzo y obligó a profesores, padres y madres a adoptar herramientas tecnológicas para concluir el año escolar mediante clases a distancia para las cuales, la mayoría no estaban preparados.

Ante la continuidad de la epidemia se vislumbra que la reapertura de los centros educativos para el inicio del año lectivo 2020-2021, el próximo 24 de agosto, esté normada por una serie de medidas que contemplan la división de los estudiantes en grupos, de manera que una parte asista de manera presencial y otra continúe en sus hogares.

El protocolo de reapertura creado por el Ministerio de Educación establece que los centros educativos de Jornada Regular, organicen sus secciones en dos grupos alternando entre la escuela y el hogar, de manera que un grupo asista un día mientras el otro grupo se queda en el hogar y asista al otro día. “Por ejemplo: lunes, grupo 1; martes, grupo 2, etc. y así sucesivamente”, dice el documento.

Para eso, en las tandas regulares los docentes entregarán actividades y asignaciones que los estudiantes deberán realizar en sus hogares los días que no asistan al centro educativo y para realizar en el hogar en el momento del día que no asistan al centro educativo, para el caso de los alumnos de Jornada Escolar extendida. En el Nivel Inicial, dicha entrega se hará a las familias.

En el caso de la tanda extendida se organizará una tanda matutina, de 8:00 de la mañana a 12:30 de la tarde, incluyendo merienda y almuerzo, dejando un espacio para la entrada de la tanda vespertina, de 1:00 a 4:00 de la tarde, incluyendo almuerzo y merienda, de manera que en cada aula el máximo de estudiantes sea de 20 estudiantes más su profesor.

Capacitarán docentes en tecnología

Previendo estos cambios, el Ministerio de Educación inició ayer un proceso de capacitación del personal docente del sector público en el uso de herramientas digitales que abarcará Alfabetización digital para un ambiente virtual; Valoración y selección de recursos educativos alineados al currículo en entornos virtuales; “Planificación para el desarrollo de procesos pedagógicos con recursos didácticos digitales; Evaluación por competencias y retroalimentación, usando tecnologías digitales para la educación.

De acuerdo al protocolo, el inicio de las clases se hará de manera progresiva, priorizando la primera semana los distritos con menor índice de contagio y los estudiantes del nivel secundario que deben prepararse para las pruebas nacionales. En la segunda semana se integrarán los estudiantes de los Niveles Inicial y Primario, de igual manera los estudiantes de Educación de Adultos y en la tercera semana los estudiantes de Educación Especial.

Distanciamiento en aulas y recreo

Tomando en cuenta que entre las principales recomendaciones sanitarias para evitar los contagios está el distanciamiento físico, las autoridades han dispuesto que las butacas y mesas se organicen a una distancia de 1.5 metros a sus cuatro lados, que se eviten las aglomeraciones en los pasillos, baños y espacios comunes y abiertos y se restrinjan las visitas a las escuelas.

Para el acto de izamiento de la bandera se prevé que se organicen las filas guardando el debido distanciamiento y la entrada al aula correspondiente de manera escalonada.

Las autoridades han dispuesto que los docentes, el personal administrativo, de apoyo y estudiantes utilicen mascarillas desde la salida de sus hogares, durante su estancia en la escuela y en el regreso a sus hogares.

Toma de temperatura y lavamanos

Al momento de la llegada, se ha estipulado que cada centro escolar reciba a todo su personal y estudiantes con el registro de la temperatura en la entrada, así como el lavado de las manos con jabón y/o desinfección con gel de manos, evitando los saludos de manos, abrazos, la formación de grupos y juegos durante el recreo.

A su llegada, los estudiantes de la tanda vespertina y sus docentes se organizarán en filas cumpliendo con el distanciamiento requerido entre unos y otros, pasarán al lavado de las manos y entrarán al comedor para el almuerzo.

En las aulas, se recomienda mantener las puertas y ventanas abiertas y donde haya cambios de profesores por asignatura se evitará que los estudiantes se movilicen en grupos, estableciendo controles para ir al baño y asearse las manos.

De igual modo, se recomiendan las rutinas de lavado de manos frecuente, entre clases o cada dos periodos de clase, para lo cual se debe disponer de recipientes en lugares estratégicos y cubos con agua para verterlas en el momento del lavado y de servilletas o toallas de papel para el secado de las manos.

Los docentes orientarán a sus estudiantes sobre el proceso de desinfección al llegar a sus hogares, como desinfectar los zapatos, quitarse sus uniformes para el lavado correspondiente y bañarse con jabón.

Desinfección de aulas, baños y espacios comunes

En ese sentido, el protocolo recomienda dotar a las escuelas con los materiales de limpieza suficientes como detergentes, escobas, implementos de trapear, desinfectantes, entre otros y al mismo tiempo, garantizar el almacenamiento de agua en tinacos y/o tanques, allí donde no haya cisterna o agua permanente. Al final de cada jornada de clase, se prevé que el personal de apoyo, debidamente protegido, proceda a realizar la limpieza y desinfección de las aulas, butacas y/o mesas y escritorios, de los pasillos, baños y lavamanos y áreas comunes, como barandas de escaleras, tiradores de puertas, haciendo especial énfasis en los lavamanos e inodoros.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba