Opinión

LA CRIMINALIDAD ORGANIZADA, CARACTERÍSTICAS Y TIPOLOGÍAS CRIMINALES

La Criminalidad Organizada, originada bajo la concepción de “delincuencia organizada» terminología empleada por primera vez por el criminólogo norteamericano John Ladesco en 1929, para designar a las operaciones delictivas provenientes de la mafia., en el contexto de su estudio llamado “Organizad Crimen in Chicago”.

Siguiendo el rumbo de la historia en la reunión de expertos en 1988 sobre criminalidad organizada en la OIPCINTERPOL, se dice que es delincuencia organizada: “cualquier asociación o grupo de personas que se dediquen a una actividad ilícita continuada y cuyo principal objetivo sea la obtención de beneficios, haciendo caso omiso a la existencia de fronteras nacionales”

Es un hecho no controvertido que la Criminalidad Organizada ha tenido un impacto significativo sobre las personas, las sociedades y los países quizás por toda la violencia propia de éste tipo de manifestación criminal ha dejado a su paso las secuelas sangrientas y dolorosas en la vida de los ciudadanos, sin importar el orden social al que pertenecen las personas, en algunos casos de manera directa cuando el ciudadano resulta ser víctima del crimen o de manera indirecta al soslayar la posibilidad de construir sociedades desarrolladas. En este orden de ideas que los más conectados especialistas y expertos consideran la criminalidad organizada como un triángulo perverso, toda vez que se alimenta de las vulnerabilidades que generan las pobrezas, las ahondas  y en un alto porcentaje la convierte en insalvables

 Las vulnerabilidades que generan las pobrezas constituyen el llamado nicho que crea la sociedad, como responsable de la formación de sus ciudadanos. Es evidente que la pobreza es un cardo de cultivos por la falta de oportunidad que tienen los ciudadanos de escasos recursos y esta situación a menudo facilita la incursión de jóvenes en el mundo de la criminalidad. Nos encontramos ante un fenómeno tan amplio y poliédrico que las generalizaciones, tanto criminológica como las tipificaciones penales, dificultan captar la dimensión de la realidad”.

 El creciente desafío que representa el crimen organizado con variaciones diametrales que dificultan soluciones a este flagelo criminal frente a realidad actual que se ve ahondada en la inseguridad del país y el alto porcentaje de sectores de la población convertidos en insalvables por sus profundos nexos con el bajo mundo del crimen organizado. En este orden de ideas suele ocurrir algunos ciudadanos, comienza cometiendo delitos menos graves y luego de estar detenidos en algún centro de rehabilitación  se relacionan con personas del bajo mundo y luego pasan a formar parte de las organizaciones criminales cuyas actividades delictivas eran de mayor gravedad, les han influenciado negativamente y al salir se unen para delinquir juntos.

LA CRIMINALIDAD UN AMENAZA INTERNACIONAL LATENTE

La configuración característica de la criminalidad organizada se constituye en una amenaza latente para la convivencia pacífica nacional e intencional, toda vez que el crimen organizado no se detiene en las clases sociales, partidos políticos, actividades económicas y mucho menos en las fronteras de los países porque parecer lo permea todo, pero rayo de luz y esperanza sin lugar a duda representado por la cooperación internacional, la voluntad política y el desarrollo de la confianza entre los actores del sistema encargados de la prevención y persecución del delito, así como su relación con  la sociedad civil.

Un aspecto importante a considerar para poder contrarrestar la amenaza latente que representa la criminalidad organizada actualmente en la República Dominicana y América Latina, lo constituye el mejoramiento de las destrezas y capacidades técnicas como herramientas indispensables para desarrollar los instrumentos capaces de prevenir y perseguir de manera eficiente y eficaz los crimines y delitos típicos de la criminalidad organizada. En este orden de ideas cabe destacar los extraordinarios esfuerzos de la comunidad internaciónaonal por medio de múltiples instrumentos como la Convención de las Naciones Unidas contra el tráfico ilícito de estupefacientes y sustancias psicotrópicas (Viena 1988); la Convención de las Naciones Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional (2003) Palermo (Italia); Convención de las Naciones Unidas contra la Corrupción (Mérida 2003); Convenio Internacional para la Represión de la Financiación del Terrorismo. (Nueva York, 2000), entre otras no menos importantes. 

LAS CARACTERÍSTICAS Y TIPOLOGÍAS CRIMINALES

La Criminalidad Organizada constituyen actividades colectivas que se desarrollan a través de estructuras organizacionales complejas, las que se ejecutan aplicando procesos de planeamiento que les permiten construir mercados y ofertar en ellos bienes, medios y servicios que están legalmente restringidos. Entiendo oportuno acotar que estas actividades ilícitas tienen un expendio fiscalizado o que se encuentran totalmente prohibidos, pero para los cuales se registra una alta demanda social activa o potencial que encuentra un terreno fresco en las debilidades institucionales y la pobreza generalizada que en ocasiones provocan las desigualdades sociales.

La criminalidad organizada se caracteriza comúnmente por contar con una ccontinuidad operativa, una estructura orgánica organizada y compleja, un esquema de oferta de bienes y servicios ilegales, poder en todas las esferas de la sociedad, vale decir sector público y privado, presencia y control internacionalidad, más allá de las fronteras, soporte social y la apariencia de bondad, además de una vinculación aparente con los mejores intereses de la sociedad. Por otra parte, se tiene en cuenta que la organización afectaría a los objetos de protección de los delitos específicos que suponen su fin, esta perspectiva se denomina “teoría de la anticipación”, porque el castigo por hechos vinculados a la organización se explica como la anticipación de la protección de los bienes jurídicos afectados por los fines de la asociación delictiva.

TIPOLOGÍAS CRIMINALES

Por “grupo delictivo organizado” se entenderá un grupo estructurado de tres o más personas que exista durante cierto tiempo y que actúe concertadamente con el propósito de cometer uno o más delitos graves o delitos tipificados con arreglo a la presente convención con miras a obtener directa o indirectamente, un beneficio económico u otro beneficio de orden material. El crimen organizado no hace referencia a ningún delito en concreto, sino que aquello que le convierte en una categoría delictiva diferenciada, tal y como se puede observar en las infracciones graves, en concreto a través de una asociación de personas  que operan una estructura coordinada. “Toda organización, y con independencia de su naturaleza y de sus actividades delictivas, tiene una estructura y una forma de organizar a sus integrantes”.

Es evidente que en la República Dominicana la criminalidad organizada se origina de manera principal en el tráfico de drogas y sustancias controladas, aunque actualmente el legislador a tipificado el lavado de activos como delito presente y autónomo, tiene límites para la persecución de otros crímenes precedente mediante los cuales opera el crimen organizado desde las tipologías tradicionales hasta las principales tipologías de la criminalidad organizada, como los delitos financieros, lavado de activos en sus diferentes modalidades, como delito determinante, precedente o fuente, trata y tráfico de personas, inmigración ilegal, falsificación y contrabando, tráfico ilícito de drogas, tráfico de armas convencionales y de destrucción masiva, tráfico de bienes robados (vehículos, obras de arte, patrimonio cultural, etc., corrupción administrativa y privada, crimines y delitos de alta tecnología (ciberdelincuencia), delitos contra el medio ambiente y financiación del terrorismo entre otros no menos importantes que estudiaremos de manera individual en futuras publicaciones.

CONCLUSIONES

La manifestación del crimen organizado ha encontrado conexión con la globalización y uso indiscriminado las tecnologías, las falencias institucionales y la falta de políticas apropiadas, junto a las desigualdades sociales que fomenta la pobreza material y espiritual en todo el sentido de la palabra.  En ese sentido los más conectados autores hablan del crimen organizado como un poder paralelo. El terrorismo nacional e internacional caracterizado las vulnerabilidades que generan las pobrezas, el señalamiento de la conducta típica e ilícita de accionar intencionalmente y por cualquier medio que cause la muerte o lesiones corporales graves a otras personas  y daños graves a bienes públicos o privados, incluidos lugares de uso público.

Por su parte el crimen de lesa humanidad, característico de hechos ilícitos como el asesinato, el exterminio, el traslado forzoso de población, la trata y tratico ilícito de persona mediante la privación grave de libertad o la tortura, que se comete como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil, cuya persecución eficiente amerita estrategia al más alto nivel de la política  contra la criminalidad. En la actualidad el legislado dominicano en marco del proyecto del Nuevo Código Penal propone la tipificación de infracciones como  sicariato, infracciones de lesa humanidad, genocidio, tortura o atos de barbárie y actos de barbarie agravados, entre otros que guardan relación con la criminalidad organizada.

Entiendo que el crimen organizado se ha diversificado en gran manera en estos últimos tiempos y que en esa misma mediada los instrumentos legales de persecución, que resultan insuficientes para seguir el ritmo de los bienes con que cuentan las organizaciones criminales  que se dedican a estos hechos delictivos, solo basta mencionar la Ley 50-88 sobre Drogas y Sustancias Controladas en la Republica dominicana, la Ley 155-17, contra el lavado de activos y el financiamiento del terrorismo, que aun con todas las herramientas disponibles no son suficientes, por lo que surge la imperiosa necesidad de que las autoridades aprueben a la mayor brevedad el Proyecto de Ley de Extinción de Dominio, a los fines de que el Ministerio Público pueda perseguir con mayor facilidad los hechos derivados de esta actividad delictiva y a su vez el decomiso de los bienes civiles sin mayor tramites  en favor del Estado. (La Extinción de Dominio, Causas y Consecuencias) será tratada profundamente en un próximo artículo.

A modo de conclusión podemos afirmar que la gran parte de la actividad delictiva llevada a cabo por las organizaciones criminales en la República Dominicana, suele estar relacionada con el tráfico de drogas, tráfico ilícito de migrantes, corrección administrativa, entramados societarios que por lo general disponen de una gran infraestructura para llevar a cabo sus actividades comerciales, tanto licitas o legales como ilícitas o ilegales, a menudo hacen uso de la violencia a particulares, como sicariato y otra características propias de este flagelo criminal, incluso dentro de la propia organización criminal que pertenecen y lo peor de todo es que estas asociaciones criminales a veces tienen influencias a todos los niveles en instituciones privadas y públicas como la ciudadanía ha podido observar en acontecimientos de casos recientes.

http://sites.google.com/site/inteligenciacriminalistica/Home/intelicrimi, Consultada por última vez el 6 de 0ctubre de 2021.

ZÚÑIGA RODRÍGUEZ, Laura: “Modelos de política criminal frente a la criminalidad organizada: la experiencia italiana”, artículo, pág. 21. http://crimtrans.usal.es/?q=node/160.

CANCIO MELIÁ, Manuel y SILVA SÁNCHEZ, Jesús María: “Delitos de organización”, BDEF, Buenos Aires, 2008, pág. 95.

DE LA CORTE IBÁÑEZ, Luis y GIMÉNEZ-SALINAS FRAMIS, Andrea: “CRIMEN ORG: Evolución y claves de la delincuencia organizada”, ARIEL, 2010, Barcelona. Pág. 262.

Juan Mateo ciprián

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
¿Quieres recibir avisos de nuevas noticias?    OK No Gracias