Actualidad

La desorganización del transporte urbano atenta contra la calidad de vida

El Distrito Nacional se enfrenta al reto de diversificar y rediseñar los medios de transporte de sus ciudadanos y cambiar el modelo urbano en el que es más fácil conducir un coche que caminar por .

El Distrito Nacional se enfrenta al reto de diversificar y rediseñar los medios de transporte de sus ciudadanos y cambiar el modelo urbano en el que es más fácil conducir un coche que caminar por la calle.

El desorden urbano atenta contra la calidad de vida de los ciudadanos dominicanos, por lo que caminar seguro por las calles debe ser visto como un derecho humano.

Estas consideraciones forman parte de la introducción y las conclusiones de la primera edición de la Guía Integral para una Mejor Movilidad en los Distritos Nacionales, escrita por el ingeniero, político, maestro en economía verde y experto en políticas públicas dominicano Jorge Juan Feliz Pacheco.

En este documento expone una serie de ideas, orientaciones y sugerencias para mejorar la movilidad en el Distrito Nacional, a fin de contribuir a reducir los accidentes, la contaminación y el sedentarismo.

El experto esboza las acciones que deben emprender el Gobierno central, los ayuntamientos del Distrito Nacional y la ciudadanía en general.

Destacan que resolver el problema del transporte no es cuestión de infraestructura, ni del gobierno central o local, sino de conciencia y voluntad en la República Dominicana.

El 70% de las zonas urbanas

Según cifras de la ONU, en 2050 casi el 70% de la población mundial vivirá en zonas urbanas.

Las ciudades del mundo ocupan sólo el 3% del planeta, pero representan entre el 60% y el 80% del consumo de energía y el 75% de las emisiones de dióxido de carbono.

En el Distrito Nacional, dijo que aunque sólo tiene 92 km2, cada día se desplazan de un lugar a otro entre 2 y 400.000 personas, por lo que hay que buscar soluciones.

Afirmó que, por tanto, hay que buscar una solución. No podemos seguir con el modelo urbano en el que es fácil conducir y difícil caminar, cuando caminar con seguridad por la carretera debería ser un derecho humano, afirmó.

La mejora de la movilidad, dijo, mejoraría la calidad de vida y reduciría las emisiones de CO2.

de tres a cinco horas.

Señala que debe hacerse todo lo posible para que los habitantes de la capital dejen de pasar de tres a cinco horas al día desplazándose al trabajo o a la escuela.

La visión de Ferris Pacheco para los próximos años es la de una ciudad más segura, sostenible, cohesionada, verde y resiliente, que tenga en cuenta a todos los colectivos a través de una movilidad fluida, digital, innovadora e integradora.

Tasa de propiedad de vehículos del 30

En agosto de 2022, según registros de la Dirección General de Impuestos Internos (DGII), el parque vehicular aumentará a 5.2 millones de vehículos, de los cuales el segmento nacional representará más de 1 millón de vehículos, es decir, alrededor del 30% del total del parque vehicular de República Dominicana, debido a la dinamización de la economía.

A esto hay que añadir una población flotante de un millón de personas, dice, que vienen a nuestras ciudades a estudiar, trabajar o hacer algún recado, creando grandes trastornos y mucha contaminación en nuestras vías públicas.

Ferris Pacheco especula que la pirámide de la movilidad urbana está completamente invertida en el distrito nacional.

Una carretera a la vez

Además, según el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), los retrasos en Santo Domingo debidos a la congestión del tráfico ascienden a 23 horas por residente y 36 horas por viajero, es decir, 75 millones de horas en total.

Además, el coste de la congestión alcanzará los 180 millones de dólares en 2021, lo que equivale a unos 500 000 dólares al día. Ninguna ciudad del mundo ha resuelto su problema de congestión, y el Distrito Nacional no será la primera en hacerlo, pero reconoce la necesidad de diversas opciones de movilidad para los ciudadanos.

Fuente: Teleradioamerica

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba