Columnas

La economía y el Estado Constitucional

Por: Daris Javier Cuevas

A raíz de la declaración de los derechos del hombre y del Ciudadano, en 1789, los diferentes países del mundo iniciaron un proceso histórico de reconocer en sus respectivas  Constituciones  un conjunto de derechos de los ciudadanos sin precedentes alguno. En efecto, lo que se produjo de manera escalonada fue una jerarquización de estos que los agrupabas en el orden de primera, segunda y tercera generación de manera acelerada.

En la primera generación de los derechos, aparecieron los derechos civiles y políticos fruto de que estos formaban parte de la esencia del constitucionalismo liberal del siglo XVIII, los cuales obligan al Estado a no violentar el derecho a la vida, a la libertad, la libertad de expresion, la propiedad privada y el debido proceso. Con el surgimiento del constitucionalismo social se origina la segunda generación de derechos, en los cuales se incorporan los derechos económicos y sociales.

A partir del reconocimiento de los derechos económicos aparecen las normas orientadas a coordinar las acciones que facilitan el intercambio  de bienes y servicios, consagrado en la Constitucion  y,  por tanto, se establecen las normas generales que regulan el esquema económico, social y financiero del Estado. En tal virtud es que se comenzó hablar de Constitucion económica y,  en consecuencia, se define el sistema  económico  como base sustantiva del desarrollo de la actividad económica en el marco de la Constitucion.

Dado que el constitucionalismo ha generado discrepancias en su enfoque, el aspecto doctrinario no ha estado ausente a lo largo de la historia, tanto desde la óptica del derecho como de las ciencias políticas y la sociología. Tambien el pensamiento económico logró ser parte de las discusiones cuando se concibió el constitucionalismo económico y que despertó el interés de Adam Smith uno de los principales exponentes del liberalismo económico, el cual coincidía con los defensores del Estado liberal.

La aparición del constitucionalismo económico fue dinámica acorde con los cambios  en el contexto político y social, cuyo contenido era eminentemente liberal, caracterizado esencialmente por la definición de los derechos económicos fundamentales, tales como la libre empresa y la propiedad. Por igual, en la aparición de la constitucion económica se daba un tratamiento particular en la carta magna a los impuestos y el manejo de las finanzas públicas, logrando una mayor aceleración con los cambios impulsados por la revolución industrial.

A la Luz  del desarrollo del constitucionalismo, el texto constitucional consagra normas orientadas principalmente al orden y este sirvió de justificación para que la economía asumiera principios básicos y doctrinarios para un orden económico impulsado con los criterios del Estado. Esto se profundizó con el enfoque del  Estado Constitucional el cual establecía  la Supremacía de la Constitución en el ordenamiento jurídico de un pais, al reconocer su carácter de normas y su fuerza legitimadora.

Es en tal modelo de Estado que  la Constitución fue vista como un documento fundamental para el desarrollo del sistema jurídico y la constitucionalización del ordenamiento jurídico. Y es en tal interpretación que el pensamiento económico ponderaba  la economía constitucional en el entendido de que esta ha de estudiar las decisiones económicas del Estado acorde con los derechos constitucionales y económicos de la población.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba
Cerrar