Internacionales

La estrategia de emergencia de Putin para financiar una invasión que no salió como él esperaba

Moscú presenta serios problemas para mantener el ritmo de gastos que demanda la “operación militar”, por lo que el Kremlin busca alternativas para enfrentar “una larga guerra en Ucrania”

Los servicios de Inteligencia de Reino Unido han señalado que Rusia podría buscar emitir deuda externa para “tapar huecos” en las finanzas del país de cara a “una larga guerra en Ucrania”, después de que el primer ministro ruso, Mijail Mishustin, desvelara un plan al respecto.

“Las autoridades rusas consideran probablemente la emisión de deuda externa como una vía para tapar huecos en las finanzas de Rusia mientras planifican una larga guerra en Ucrania. Sin embargo, sigue sin estar claro si Rusia tendrá éxito a la hora de aplicar estas medidas”, han sostenido.

Así, han recordado que Mishustin confirmó el 28 de marzo que Moscú estaba “desarrollando” un plan para “emitir parte de la deuda soberana de Rusia en divisas extranjeras” y ha explicado que “es casi seguramente una indicación de que Rusia anticipa apoyo financiero externo de países que considera ‘amistosos’”.

“Una vez esto sea completado, los inversores de otros países podrán comprar deuda soberana rusa y financiar parte de los déficits presupuestarios a futuro de Rusia. Estos inversores estarían financiando de forma indirecta la invasión rusa de Ucrania”, han manifestado, según una serie de mensajes publicados por el Ministerio de Defensa británico a través de su cuenta en la red social Twitter.

En este sentido, han subrayado que “durante los últimos meses, los bancos rusos han sido las principales entidades que compraban deuda estatal” y han añadido que “sin embargo, es improbable que tengan la capacidad de financiar totalmente los anticipados déficits de los futuros Presupuestos”.

La bandera rusa flamea sobre el edificio del Banco Central, en Moscú. REUTERS/Maxim ShemetovLa bandera rusa flamea sobre el edificio del Banco Central, en Moscú. REUTERS/Maxim Shemetov

Los servicios de Inteligencia de Reino Unido han afirmado además, que Rusia “probablemente” busca impulsar a una serie de compañías militares privadas para que reemplacen el “significativo” papel del Grupo Wagner en la guerra en Ucrania.

“Rusia está probablemente buscando impulsar y desarrollar compañías privadas militares alternativas para reemplazar en algún momento al Grupo Wagner en su significativo papel de combate en Ucrania”, han indicado, según una serie de mensajes publicados por el ministerio de Defensa británico en su cuenta en la red social Twitter.

Así, han subrayado que “esto tiene lugar en el contexto de la disputa de alto nivel entre el ministerio de Defensa ruso y el Grupo Wagner” y ha agregado que “la cúpula militar rusa probablemente quiere un reemplazo para el Grupo Wagner sobre el que tenga más control”.

Sin embargo, han sostenido que en estos momentos “ninguna empresa privada militar rusa conocida se acerca al tamaño y el poder de combate del Grupo Wagner” y ha puntualizado que “Rusia probablemente considera la utilidad de las empresas militares privadas en Ucrania porque están menos constreñidas por los niveles limitados de pago y la ineficiencia que afectan al Ejército regular”.

Por último, los servicios de Inteligencia británicos han argumentado que “la cúpula rusa probablemente considera que unas grandes bajas en las filas de las empresas militares privadas serán mejor toleradas por parte de la sociedad rusa, en comparación con las pérdidas en el Ejército regular”.

Entretanto, Estados Unidos anunció este martes un nuevo paquete de ayuda militar a Ucrania, valorado en USD 2.600 millones, que incluye munición adicional para el sistema de defensa aérea Patriot y NASAMS. Se trata del trigésimo quinto retiro de los fondos del Departamento de Defensa por parte de la Administración Biden para este país europeo desde agosto de 2021.

En este último fondo está incluida una asignación presidencial al Pentágono de USD 500 millones y otros USD 2.100 millones de la Iniciativa de Asistencia de Seguridad de Ucrania (USAI), con la que Estados Unidos entrega directamente de su industria equipamiento militar en lugar del material que se retira del Pentágono.

El Departamento de Defensa indicó en un comunicado que el paquete contempla diez sistemas de cohetes guiados por láser, tres radares de videovigilancia, lanzadores de cohetes, sistemas de misiles antitanque Javelin y cuatro vehículos de apoyo logístico.

En el envío también hay camiones para el transporte de equipamiento pesado, equipos de comunicación segura, financiación para formación y munición aérea de precisión y para los misiles HIMARS.

Se enviarán además misiles antitanque TOW, rondas de artillería de 155 y 105 milímetros, munición de 25 milímetros, 61 camiones de cisterna de combustible pesado u 11 vehículos tácticos para la recuperación de equipamiento.

Fuente: infobae

Deja tu comentario

Otros Artículos

Botón volver arriba