Opinión

LA FALSIFICACIÓN, EL USO DE DOCUMENTOS FALSOS Y LOS CRIMENES CONEXOS:

RESUMEN

La falsificación se conoce como toda conducta criminal consistente en la creación o modificación de ciertos actos y documentos públicos o privados, cuya conducta típica y antijurídica tiene por objeto producir efectos sobre los bienes y servicios de terceros, con el fin de hacer parecer como verdaderos hechos que son falsos, aparentando o simulando la verdad. “La falsificación es el acto falsario por el cual una persona imita totalmente un documento original preexistente”.

A menudo va ligada a otros crímenes y delitos conexos como la estafa que se materializa mediante el empleo de maniobras fraudulentas por medio del uso de documentos públicos o privados falsos según el tipo penal, la usurpación de funciones y falsa calidad, el robo de identidad, la defraudación bancarias, los delitos migratorios, entre otros tipos penales tan grave como el lavado de activos, en fin la falsificación como delito autónomo en sí, ya es un problema serio en nuestro tiempo y se agrava la situación cuando sirve de conexión para la criminalidad organizada.

INTRODUCCIÓN

En este escueto ensayo pretendemos abordar el tema de las falsificaciones y los crímenes conexos que se derivan de esta conducta criminal autónoma, típica y antijurídica cuyo objeto principal es producir efectos sobre los bienes y servicios de terceros. La falsificación se manifiesta en las divisas forma y modos operandis de los defraudadores, sea que se trate del autor material de la falsificación, así como la persona o institución que hace uso de documento falso o en fin de la persona que se convierte en victima por parte de la red de falseadores y por vía de consecuencia resulta afectado por los hechos ilícitos cometidos en su contra.

Estas conductas se traducen en grandes pérdidas económicas, estigmatización social de la posible víctima, rechazó de visado por el uso de documentos falsos, impedimento de salida del país por cierto tiempo, tachado por fraude migratorio y en el peor de los casos resultar sometido a la justicia por el crimen de uso de documentos público o privados falso, según corresponda. 

LA FALSIFICACIÓN

La falsificación existe desde la antigüedad y se deriva del latín “falsificación” que significa lo que es falso, esto así, porque desde siempre ha existido manifestada en las diversas formas y modos operandis de las distorsionadas conductas de los falsificadores que con el tiempo han ido perfeccionando las técnicas y maniobras fraudulentas en perjuicio de sus víctimas. “desde aquella época ya existía la falsificación de monedas, entre los aztecas ya había fraudes de cacao, ya los malos traficantes o los estafadores comercializaba con semillas falsas (…).

Entendemos oportuno acostar que en los tiempos pasados “también se daban falsificación de la moneda entre los indígena, de hecho el ejemplo más acabado que podemos mencionar lo es cuando el virrey Antonio de Mendoza envió un cargamento de cacao al emperador Carlos V, la semillas de caco habían sido vaciadas de su pulpa y llena de lodo en este ejemplo podemos ver como desde siempre los estafadores se la han ingeniado para falsear bienes y servicios como la moneda, productor y documentos.

La falsificación es toda conducta criminal consistente en la creación o modificación de ciertos actos y documentos públicos o privados, cuya conducta típica y antijurídica tiene por objeto producir efectos sobre los bienes y servicios de terceros, con el fin de hacerlo parecer como verdaderos hechos que son falsos, aparentando o simulando la verdad.

La falsificación es considerada un crimen de “cuello blanco”, toda vez que la acción conductual del delincuente carece de violencia alguna y en términos generales el accionar criminoso deviene de una aparente actividad contractual o comercial, donde el alma más poderosa que utiliza el imputado es el engaño, a los fines de lograr su objetivo. Tal es el caso de una simple venta de vehículo o cualquier otra propiedad donde se involucre sumas de dineros porque al final el crimen de falsificación va de la mano con lo económico. 

TIPOS FALSIFICACIONES

Las falsificaciones son variadas y se manifiesta de diversas maneras, entre las más comunes suelen realizarse en documentos públicos o privados, billetes o monedas nacionales o extranjeras, títulos de propiedad, actas del Estado civil, actas auténticas, actos bajo firmas privadas, entre otros documentos, se materializan en cuanto al contenido, papel o en cuanto a la firma.

Al referirnos a los tipos de falsificaciones más comunes, pudiéramos señalar: 1) La falsificación documental o falsedad de documentos; 2) La falsificación por extensión; 3) La falsificación por imitación; 4) Falsificación libre; 5) La falsificación por supresión; 6) La falsificación por calco; 7 La falsedad intelectual,  entre otras.

  • La falsificación documental o falsedad de documentos: Este tipo penal consiste en la alteración fraudulenta de la verdad con la naturaleza de causar un perjuicio o daño a un tercero, en este sentido el Código Penal distingue dos tipos de falsedad o falsificación de documentos en primer lugar cuando se trata de documentos públicos en su artículo 147 “Se castigará con la pena de tres a diez años de trabajos públicos, a cualquiera otra persona que cometa falsedad en escritura auténtica o pública, o en las de comercio y de banco, ya sea que imite o altere las escrituras o firmas, ya que estipule o inserte convenciones, disposiciones, obligaciones o descargos después de cerrados aquellos, o que adicione o altere cláusulas, declaraciones o hechos que debían recibirse o hacerse constar en dichos actos”.

 En ese mismo tenor, cuando se trata de documentos privados refiere al artículo 150 de la noma punitiva y estable que “Se impondrá la pena de reclusión a todo individuo que, por uno de los medios expresados en el artículo 147, cometa falsedad en escritura privada”.

Es preciso diferencial el documento público del documento privado, en tal sentido Arena Jorge refiere “La distinción entre público y privado de los documentos se asienta sólo en si la función creadora de cada documento es estatal o privada, es decir, si el acto de documentación se verifica dentro de la actividad oficial del Estado y en relación con el servicio que le es propio, según parámetros del sistema judicial.

  • La falsedad o falsificación documental por extensión: Se materializa cuando el falsificador hace una extensión de las informaciones previamente establecidas, aquí suele manifestarse “La falsedad ideológica sería la manifestación destinada a constatar en un documento algo que quien la hace es consciente de que no se corresponde, ni con la verdad absoluta, ni con su conocimiento o percepción del hecho pero el documento reuniría todos los requisitos necesarios para su validez”.
  • En ese orden de ideas de refiere la dogmática italiana, por la distinción efectuada en su propio código, estas categorías han sido objeto de amplio estudio, destacando Villacampa, que la opinión mayoritaria que suele destacar la distinción que se basa en la diferencia que hay entre la alteración de la materialidad o forma del documento que coincide con la genuidad o legitimidad y la que lo es de su contenido o sustancia. Así la cosa se puede decir que este tipo de falsificación parte de un objeto materialmente genuino
  • La falsificación por imitación: Consiste en que el falsificador hace una imitación casi perfecta del documento autentico o verdadero, a menudos se utilizan a caricaturitas con ciertas destrezas para el dibujo y la imitación de la firma o trozos caligráficos suele ser tan parecida que solo se obtiene una conclusión al realizar la experticia caligráfica por el perito experto, en la República Dominicana esa experticia documentoscópicas la realiza en Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) o la Policía Científica.

En esa tesitura se refiere delvallatirro al establecerEl escrito eliminado por medios químicos (uso de reactivos químicos, oxidantes y/o reductores) o por medios mecánicos (lavado, borrado o raspado). Se hace desaparecer al escrito primitivo, mediante cualquiera de estos procedimientos y se sobrescribe en el soporte pudiendo utilizar la simple interpolación, es decir, la introducción de palabras o frases dentro de un escrito, con el fin de variar su significado u otros medios como: transparencia, calco, lápiz, punzón, recorte”.

  • Falsificación libre: Este tipo de falsificación se caracteriza porque el falsificador fija su interés en obtener el resultados con mayor rapidez para logra la realización del hecho ilícito, toda vez que la firma genuina pretense a una persona con ciertas habilidades para la escritura, en tal sentido a menudo se sacrifica la semejanza o similitud de la firma original o autentica por lograr el parecido con la velocidad, este tipo de falsificación no se encuentra las anomalista de la imitación por calco o serví, por lo de igual manera para poder obtener el parentesco el falsificador suele realizar varios intentos y siempre será indispensable la realización de la experticia para dar con los rasgos de este tipo de falsificación.
  • La falsificación por supresión:

Como su nombre lo indica comúnmente denominada sustracción en la cual el falsificador o defraudador procura quitar o eliminar una parte de la escritura ya sea letras, silabas, palabras, números, firma, frases o párrafo completo con el objetivo de alterar el significado y cambiar la esencia del documento. En la actualidad al momento de realizar la experticia el perito suele encontrar las alteraciones en los montos, por ejemplo si se trata de una cheche de RD$1,000.00 pesos, luego de aparecerá RD$100,000.00 pesos, por decirlo de alguna manera.

Esta falsificación se materializa principalmente en tres modalidades: a) Borrado y raspado: En ambos casos la acción se da de manera mecánica utilizando instrumentos y herramientas, como una navaja para remover la escritura, la utilización de estas herramientas provoca la perdidas de calidad y brillo del papel lo que pudiera facilitar que a simple vista se aprecie el vicio de la falsedad y b) Lavado: Este se materializa con la aplicación de químicos para desaparecer los trozos impresos, método que además tienes la desventaja de que con el tiempo se torna en un tono de color amarilloso o rojizo a consecuencias de la perdida de propiedades del papel original.

  • La falsificación por calco: La falsificación por calco, mediante la cual el defraudador toma como modelo un documento previamente establecido llamado indubitado por ser un documento original o autentico a todas luces. Suele realizarse a partir de un documento original utilizando la contra luz y de manera sencilla se copia la firma, utilizando un papel pasante o carbón y el método de punta, existen múltiples casos de estés tipo falsificación.

Es oportuno señalar que la falsificación de los sellos es propicia para este modelo que en ocasiones los documentos públicos y privados se realizan por calco dada la facilidad existente en el mercado de impresoras de alta resolución y otros equipos de alta tecnología que facilitan la comisión de este tipo de hechos ilícitos. Además de las referidas falsificaciones, existe la falsificación por alteración es la acción de alterar las informaciones contenidas en un documento, como la sobre escritura.

7) La falsedad intelectual: Esta falsificación consiste en desvirtuar la realidad de las convenciones y estipulaciones, este tipo de falsificación es cometida por empleados y funcionarios públicos. De conformidad con las disposiciones contenidas en el artículo 145 del Código Penal establece que  “Será condenado a la pena de trabajos públicos, el empleado o funcionario público que, en el ejercicio de sus funciones, cometiere falsedad, contrahaciendo o fingiendo letra, firma o rúbrica, alterando la naturaleza de los actos, escrituras o firmas, suponiendo en un acto la intervención o presencia de personas que no han tenido parte en él, intercalando escrituras en los registros u otros actos públicos después de su confección o clausura”.

Este tipo de falsedad es comúnmente cometida por los funcionarios públicos en ejercicio de sus funciones notarios públicos en tal sentido entendemos oportuno reflexionar en cuales circunstancias el Notario Público pudiera ver comprometida su responsabilidad disciplinaria y administrativa, civil o penal, ya que al ser un funcionario con facultades públicas que hasta prueba en contrario sus actuaciones tienen efectos pre-jurídicos y jurídicos de inmediato y sin demora dependiendo del acto de que se trate.

Si el funcionario afirma certificar y dar fe que por ante el Notario Público de los del número del distrito, comparecieron los señores Juan y Pedro, que en su presencia pusieron las firmas que aparecen en el acto auténtico que el redacto y resulta que luego no es así, comete el crimen de falsedad intelectual, tipificada de alguna manera en las disposiciones contenidas en los artículos 145 y 146 del Código Penal Dominicano, toda vez que está tergiversando los hechos o convenciones o alterando la naturaleza de los actos.

Para algunos jurisconsultos, la falsificación ha sido vista como un crimen más, partiendo de la idea de que no es un crimen de sangre, sin embargo soy de criterio que este crimen es tan grave como el que más, toda vez que el mismo es una base importante para la comisión de algunos tipos penales de la estipe que catalogada como  la criminalidad organizada, como el Lavado de Activos y financiamiento del terrorismo, cuando el sujeto obligado falsea la información de los que debió o no reportar sobre las transacciones realizadas por las partes, está desvirtuando la convención real y más aún cuando se produce una apertura de cuanta con un nombre falso, para citar un ejemplo de conformidad con el artículo 61 de la ley 155-17.

La falsedad sirve de puente para el crimen de tráfico ilícito de migrantes y trata de persona, a tenor de lo expresado en el artículo y de la ley 137-03, sobre tráfico ilícito de migrantes y trata de personas“ Se consideran circunstancias agravantes del delito de tráfico ilícito de migrantes o trata de personas:

El que cree, altere, produzca o falsifique documentos de viaje o identidad, suministre o facilite la posesión de tales documentos, o al que, a través de dichos documentos o cualquier otro, promueva u obtenga por causa ilícita visado para sí u otra persona. Así como la retención ilícita de Niños, Niñas y Adolescentes y la explotación sexual, entre otros tipos penales no menos importantes que son vinculantes a las actuaciones del Notario Público por estar dentro del marco de los sujetos obligados.

Cualquier información falseada por un notario, el oficial del Estado civil o cualquier funcionario o empleado público en sus actuaciones pudiera devenir en ver comprometida su responsabilidad penal, además de poner en riesgo la seguridad jurídica del país.

Por otra parte, sería diferente cuando el Notario Público se limita a certificar que los señores Juan y Pedro le manifestaron que esas son las firmas que acostumbran a realizar en todos los actos de sus vidas públicas y privada, puesto que de no ser así estaría violentando el sagrado compromiso del notariado y por vía de consecuencia lastimosamente está estropeando ese vínculo perfecto que tiene con su documento.

El acto del notario o cualquier funcionario o empleado público es un vínculo solidario, es parte de su accionar por la misión la constitución y las leyes le han atribuido, es más que el resultado de su oficio o profesión habitual.

El funcionario o empleado público debe ser pulcro, transparente, honesto y por sobre todo celoso de su firma y actuación porque en su pluma esta resguardada la garantía jurídica de las partes y las instituciones correspondientes, de esa seguridad depende el futuro de la familia, el sudor de toda una vida. La palabra empeñada de los hombres pasan y con el tiempo suele olvidarse, pero lo escrito en cada hoja de papel notarial quedará para siempre, la historia juzgará al hombre por sus actos nobles, pero un solo error humano que puede ocurrir en un segundo, justamente el instante que dura la firma y la estampa del sello, ya sea por acción u omisión destruye la moral y el buen nombre de un funcionario.

Entendemos oportuno referirnos al crimen del uso de documentos públicos y privados falsos, como un crimen o delito autónomo, toda vez que así como la falsificación de documento es un crimen, también lo es el uso de documentos públicos o privados falsos, para cometer el delito de estafa, fraudes bancarios, apropiación de propiedades de los ciudadanos de los cuales los funcionarios públicos y particulares según su conducta pudiera comprometer su responsabilidad penal.

En este orden de ideas y en términos generales quien altera, falsifica un documento público o privado, lo hace con la finalidad de hacer uso de él, en forma que lo beneficie o perjudique a alguien con el documento falsificado, así lo refiere Jiménez Asenjo «El uso del documento falso, como si fuera verdadero ha dicho Jiménez Asenjo es, sin duda, presupuesto o condición natural de la falsedad, pues no se concibe normalmente un falsificador, sin otra trascendencia que coleccionar sus propias falsificaciones”.

Con frecuencia el notario o cualquier otro funcionario público o privado es sorprendido con documentos falsos, escaneados o manipulados, por ejemplo, cuando le llevan una copia de cédula o pasaporte, así como un falso testimonio de un ciudadanos malicioso que solo le importa y quiere resolver su apetencia malintencionada, en nombre de una amistad de 20 años, con frecuencias quienes ponen en riesgo la carrera del notario son personas conocidas.

La identificación de los documentos falsificados es de capital importancia para la función de la función pública o cualquier funcionario público y privado, como jueces y fiscales, puesto que en el mismo momento que los funcionarios públicos aceptan como buenos y validos los documentos presentados por las partes están certificando y facilitando de alguna manera las transacciones fraudulentas que han sido ideas por los defraudadores que utilizan cualquier debilidad o desconocimiento de los documentos falsos ante el notario público, cónsul, jueces, fiscales entre otros para lograr consumar el ilícito penal.

El funcionario de este tiempo, debe ser el mejor profesional y regocijarse en la experiencia que los años pasados le dejaron, actuar con entusiasmo en cada actuación, impregnando la tinta indeleble de su pluma en el papel de que le toca juzgar, despreciado por algunos que apuestan al desorden y admitidos por aquello, que como este insigne aprendiz se identifica con el buen accionar porque el mismo es calidad, es seguridad jurídica, es transparencia, es organización, garantía y fiabilidad.

Para identificar los documentos presumiblemente falsos y evitar ser víctima de los actos maliciosos hay que tomar en cuenta lo siguiente:

  • Familiarizarse con los documentos públicos y privados que con mayor frecuencia son utilizados por las partes, ya que al conocer las características fundamentales de los documentos públicos, como la cédula de identidad y lectoral, pasaporte actas del Estado Civil, sabrán distinguir con cierta facilidad cuando le ha sido presentado un documento indubitado o autentico de los documentos dubitados o falsos.
  • Debe requerir a las partes que presenten los documentos originales, como cédulas o pasaportes, etc., toda vez que resulta más confiable verificar previamente la autenticidad o no de una información cuando se tiene en físico el documento de identidad que ha sido presentado a los fines de individualizar a la persona que ha comparecido.
  • Revisar la fiabilidad de los documentos presentados, haciendo uso de las herramientas de investigaciones públicas y privadas como el Sistema de Investigación Criminal (SIC), la Junta Central Electoral, Dirección General de Pasaportes, Sistema de data-crédito, informaciones en web, así como lámpara ultravioleta y otras facilidades, herramienta y dispositivos existentes.
  • Estandarizar los modelos de redacción en las instituciones. Esto ayudará a que los funcionarios y empleados públicos de una jurisdiccional conocer de manera automática la calidad, formato y estructura de los documentos públicos y si están frente a un documento original o no.
  • No aceptar actos de ningún colega que le manifieste que las partes lo hicieron en su presencia, ya que si de su actuación deviene una falsificación y uso de documento público, sin lugar a dudas que verán comprometida su responsabilidad penal.
  • Consulta el sistema de datos oficiales disponibles, principalmente cuando son documentos dominicanos.

CONCLUSIONES

Es un hecho no controvertido que la falsificación existe desde la antigüedad y que por lo tanto desde siempre ha existido manifestada en las diversas formas y modos operandis de las distorsionadas conductas de los falsificadores que con el tiempo han ido perfeccionando las técnicas y maniobras fraudulentas, constituyéndose tanto en un crimen autónomo, como en un delito precedente para la comisión del uso de documento falso, estafa, fraudes bancarios, apropiación de propiedades públicas y privadas.

Además la falsificación es un crimen que facilita la comisión de otros crímenes como el tráfico ilícito de migrantes y trata de persona, la retención ilícita de Niños, Niñas y Adolescentes y la explotación sexual, entre otros tipos penales no menos importantes que son vinculantes a las actuaciones del Notario Público por estar dentro del marco de los sujetos obligados.

El crimen de falsificación se traduce en grandes pérdidas económicas, toda vez que de alguna manera la finalidad de la falsificación y los crímenes conexos a esta conducta desviada tienen por objeto la obtención de bienes y servicios, vale decir el aspecto económico es el móvil principal.

Es pertinente destacar que una de las formas más acabada de evitar ser víctima es logra la familiarización con los documentos públicos y privados que con mayor frecuencia son utilizados por las partes, ya que al conocer las características fundamentales de los documentos públicos, como la cédula de identidad y lectoral, pasaporte actas del Estado Civil, sabrán distinguir con cierta facilidad cuando le ha sido presentado un documento indubitado o autentico de los documentos dubitados o falsos.

BIBLIOGRAFÍA

  • Constitución Dominicana
  • Código Penal Dominicano, articulo 147: Pagina 32.
  • ZABALA, Ob. Cit. Pg. 291.
  • El Chocolate En La Cultura Olmeca – maya, Sahagún: 1967”.
  • Cruces Carvajal, 1986.
  • ARENAS, Jorge. Delito de falsedad. Ed. Doctrina y Ley. 2002. p. 111.
  • DEL VALLATIERRO, Felix. Op cit. 210 a 211.
  • ZABALA Baquerizo, Jorge, Los Delitos por Falsedad, pág. 254.
  • Ley No.155-17, contra el lavado de activos y financiamiento al terrorismo.
  • Ley 137-03, Sobre tráfico ilícito y trata de personas.
  • Curso de Derecho Penal Especial, Víctor Máximo Charles Dunlop
  • https://definiciona.com/falsificacion/.
  • http://cita.es/falsedad/documental/.

ZABALA, Ob. Cit. Pg. 291

El Chocolate En La Cultura Olmeca – maya, Sahagún: 1967”.

Cruces Carvajal, 1986.

https://definiciona.com/falsificacion/.

Código Penal Dominicano, articulo 147: Pagina 32.

Código Penal Dominicano, articulo 147: Pagina 32.

ARENAS, Jorge. Delito de falsedad. Ed. Doctrina y Ley. 2002. p. 111

http://cita.es/falsedad/documental/

DEL VALLATIERRO, Felix. Op cit. Pg. 210 a 211.

Código Penal Dominicano, articulo 147: Pagina 32.

ZABALA Baquerizo, Jorge, Los Delitos por Falsedad, pág. 254.

Breve reseña curricular del autor:

Juan Antonio Mateo Carpían, Licenciado en Derecho, egresado de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, (UASD) 2004, es Ministerio Público de Carrera, Maestría para la Función del Ministerio Público, Maestría Profesionalizante en Derecho Procesal Penal, en Universidad Autónoma de Santo Domingo, (UASD);  Máster en Criminalística Forense, con doble titulación por el Instituto Internacional de Estudios en Seguridad Global (INISEG) y la Universidad Telemática Pegaso, Máster Ciberseguridad y Ciberdelincuencia, en el Centro de Estudios de Posgrado Euroinvova Formación, Business School, Madrid España; Maestría en Metodología de la Investigación Científica, en la Universidad Autónoma de Santo Domingo, (UASD);  Maestría en Análisis e Investigación Criminal, con doble titulación y vocación a doctorado, por la Universidad a Distancia de Madrid, (UDIMA) y la Escuela Nacional del Ministerio Público, Instituto de Educación Superior (ENMP-IES) (2021-2023),Especialidad en Investigación de la Delincuencia Organizada y Transnacional contra Propiedad Intelectual, (Escuela Internacional de Investigadores de Delitos contra Propiedad Intelectual; Perito Judicial en Propiedad Intelectual, en el Centro de Estudios de Posgrado Euroinvova Formación, Business School, Madrid España; Especialidad en Investigación de la Delincuencia Organizada y Transnacional contra Propiedad Intelectual, (Escuela Internacional de Investigadores de Delitos contra Propiedad Intelectual); Egresado del Programa de Capacitación Certificación de Aptitud Profesional Docente, Facilitador de la Formación Profesional del Instituto Nacional Formación Técnico Profesional (INFOTEP) (2017); Diplomado en Gestión Administrativa en Escuela Nacional del Ministerio Público, Instituto de Educación Superior, en el periodo (2018); Diplomado Tutoría Virtual en Escuela Nacional del Ministerio Público, Instituto de Educación Superior, en el periodo (2018), Ex becario del Programa de Liderazgo para Visitantes Internacionales (IVLP) del Departamento de Estado de EE.UU, Capacitación especializada bajo el tema “Hacia un mundo más seguro y protegido: Combatiendo el Crimen Transnacional y Organizado”. (2018).

Autor y coordinador de la Materia en Antilavado de Activos y Extinción de Dominio de la (UASD); Autor del Máster en Criminalística Forense, autor del Diplomado en Prevención de Lavado de Activos y Extinción de dominio para la ENMP, catedrático de los programas de Maestrías en el área de Derecho de la Universidad Autónoma de Santo Domingo, (UASD); Docente de la Cátedra de Derecho de la Universidad Católica Santo Domingo, (UCSD); Docente de la Cátedra de Derecho de Universidad Dominicana (O & M); Docente de la Escuela Nacional del Ministerio Público, Instituto de Educación Superior (ENMP); ha participado como Docente de la Escuela Nacional de la Judicatura (ENJ); Docente de la Escuela Dominicana de Capacitación Jurídica (EDUCAJURIS); Seminarista Nacional e Internacional en materia de investigación de los crímenes y delitos trasnacionales contra la propiedad intelectual, delitos de alta tecnología, derecho de autor y conexos, así como decenas de cursos, talleres y Seminarios nacionales e internacionales.

Mateo Ciprián, recibió el Reconocimiento del Deparment Of State, Diplomatic Security Service, a la meritoria labor de dedicación y profesionalismo en el seguimiento de los casos de investigación y por la calidad humana y apoyo brindado a las oficinas de la Embajada Americana en Santo Domingo, durante cinco años. (2018); Reconocimiento de los Aspirantes a Fiscalizadores 2017, por sus grandes aportes de instrucción y enseñanzas, Santo Domingo (2017); Reconocimiento por la Escuela Nacional del Ministerio Público, Instituto de Educación Superior, por haber obtenido el primer índice académico en el Tercer Programa de Formación Inicial, (2016); Reconocimiento por la Escuela Dominicana de Capacitación Jurídica (EDUCAJURIS), por ser un Magistrado integro en el ejercicio de sus funciones, por su comportamiento ante la sociedad y quien siempre ha exhibido un excelente desempeño como docente, (2016) y un Reconocimiento por el Circulo Profesional Cristiano, por su investidura y labor sobresaliente en el curso Cajero Bancario y Comercial, (1997).

Dirección de correo electrónico: [email protected], 829-340-2229

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba