Nacionales

La gente “resolviendo” en las casas de empeño

La joyería de empeño del Estado fue creada bajo la dictadura de Rafael Leónidas Trujillo Molina el 30 de diciembre de 1938, en virtud de la Ley número 56.

Muchas personas desco­nocen de la Caja de Aho­rros para Obreros y Mon­te de Piedad (CAOMP), mientras otros utilizan es­ta joyería como vía para salir de algunas necesida­des que los incitan a llevar prendas de oro como ga­rantía a cambio de dine­ro en efectivo. Esta acción es denominada por la ins­titución perteneciente al Estado como “préstamo prendario”.

Aunque esta institución es invisible e inexistente para algunos dominica­nos, se debe destacar que genera millones de pesos anuales por concepto de intereses para beneficio de la empresa.

El director general de la entidad, Wellinton Gru­llón Mercedes, detalló ayer a este diario que la gestión pasada dirigida por el ingeniero Donald Lugo recaudaba al me­nos RD$10 millones anua­les, y durante su gestión que lleva solo tres meses, su equipo ha recolectado cerca de RD$9 millones.

Ingresos
“Hemos recibido al menos nueve millones de pesos, lo que hacían otras gestiones en un año nosotros lo es­tamos percibiendo en solo tres meses”, precisó.

Al conversar con reporte­ros de LISTÍN DIARIO des­tacó que la tasa de interés se situaba en 6% cuando asu­mió como director, pero lue­go de evaluaciones logra­ron reducirla a 2.5% para facilitar préstamos prenda­rios a los necesitados.

“Hemos reducido la ta­sa a un 2.5 porque enten­demos que no es competiti­vo hacer un préstamo anual de un 72 por ciento y si es­tamos dirigidos a personas más vulnerables, entende­mos que con esa tasa esta­mos dañando más el crédito de esas personas”, expresó Grullón.

Asimismo, dijo que exis­te la posibilidad de que en algún momento se pueda bajar un poco más el inte­rés de los préstamos con la ayuda del gobierno central presidido por Luis Abina­der.

No obstante, expresó que hasta el momento no se puede implementar una ta­sa más baja, ya que afecta­ría la operatividad de la en­tidad.

Grullón, de 30 años de edad, también especificó que en cien días su equipo de trabajo percibió que han recaudado más del 70% de los recursos por concepto de intereses.

El aumento de ingresos y la recuperación de dinero se deben a que “a la dinámi­ca de bajar los intereses ha incitado a que las personas quieran cumplir con el pa­go”, aseguró.

Dinero encontrado
Al recibir la institución, en­contraron un monto de RD$48 millones que dejó la pasada gestión, así como también RD$18 millones en pólizas de prendas. Actual­mente tienen RD$23 millo­nes.

Sucursales
Hasta la fecha hay un total de siete sucursales en todo el territorio nacional de la llamada “compra-venta del Estado”. En Santo Domin­go hay cinco dependencias ubicadas en Villa Consuelo, Villa Juana, Los Mina, Char­les de Gaulle y su sede prin­cipal ubicada en la Zona Colonial, en la calle Merce­des número 105.

En el interior del país hay dos, una en Azua y otra en Santiago.

Cada sucursal debe en­viar un reporte diario de lo realizado a la sede central.

Usuarios
Las personas que utilizan los servicios de esta “caja de ahorro” residen en dife­rentes partes del país, según explicó ayer Emma Toribio, empleada de la sucursal de Los Mina.

Además de los ciudada­nos de los sectores periféri­cos, como Villa Mella, algu­nas personas se trasladan desde municipios como Vi­lla Altagracia, San Cristóbal y San Pedro de Macorís a intercambiar las prendas de oro por dinero en efectivo.

El único metal que reci­be Monte Piedad es oro y las cadenas o gargantillas son las joyas más comunes que los usuarios suelen lle­var para solicitar su présta­mo prendario.

Para poder empeñar oro es obligatorio una copia de la cédula de identidad del propietario y obviamente la pieza de ese metal que es evaluada por un perito de prendas para determinar el valor.

Tienen plazos de seis me­ses para recuperar su pren­da con una tasa de interés al 2.5 por ciento mensual.

Precariedades
A pesar de que esta institu­ción tiene alrededor de 73 años prestando servicios a “las personas de escasos re­cursos económicos”, el di­rector Grullón dijo que en­contró la entidad con “un mantenimiento nulo y el ni­vel de transparencia en ce­ro”.

CONDICIONES
Deterioro.

En un recorrido realiza­do por periodistas de es­te diario junto a su direc­tor se pudo observar que algunos departamentos del edificio están en to­tal deterioro.

Dañados.
La cantidad de corotos antiguos es inmensa. To­dos estos se encuentran apilados llenos de pol­vo, mojados y dañados por el tiempo que llevan guardados allí.

Destino.
Según Grullón, estos muebles, sillas, bases de camas, computadoras antiguas, cuadros y col­chones manchados por las filtraciones y daña­dos por alimañas serán desechados y donados los que estén en mejores condiciones.

Desalojos.
Monte Piedad también guarda enseres a perso­nas víctimas de desalo­jos por actos de alguacil.

 

Fuente: Listín Diario

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba