Entretenimiento

La gran noche de Ozuna en el Olímpico

El cantante urbano puertorriqueño de raíces dominicanas Ozuna tuvo el reto en sus hombros de llenar el Estadio Olímpico Félix Sánchez y lo logró. La noche del 14 de febrero “El negrito de ojos claros” entregó sus mejores éxitos a los dominicanos que lo han acompañado en otros escenarios de gran capacidad como el Palacio de los Deportes y Altos de Chavón.

Los invitados Wisin y Yandel, Daddy Yankee y Natti Natasha fueron los más ovacionados.

La descarga musical de Ozuna en el Olímpico donde inició su gira mundial Nibiru que lo llevará por otras 50 ciudades comenzó a las 10:00 de la noche y se extendió por casi tres horas.

Vestido con una larga chaqueta de brillo dorada, lentes y botas negras, a la par de una banda en vivo, bailarines y un juego de luces y escenografía de punta que simulan su propuesta Nibiru, consistente en un planeta ficticio, el “Negrito de ojos claros” salió de una especie de nave espacial e inició su set musical con “Hasta que salga el sol”, “Amor genuino”, “Fantasías”, entre otras de su nuevo álbum “Nibiru”, el tercero de su carrera después de su debut con “Odisea” y “Aura”

Sus temas románticos los dedicó a los enamorados en el Día de San Valentín.

Invitados y mejores momentos

Su primer invitado fue el joven urbano boricua Lunay, quienes echaron mano de su exitoso tema “Luz apagá”, cantada a coro. “Ozu, te respeto mucho, mira lo que has logrado, lo que has hecho”, le dijo Lunay.

El novel exponente no se fue sin cantar “Soltera”.

La gran noche de Ozuna en el Olímpico
Lunay

Ozuna, siempre conversador, sonriente y agradecido durante toda la noche anunció a los coloridos criollos Kiko El Crazy y Cherry Scom con el remix del dembow “Baje con trenza”, en un momento que pareció un set de comedia.

Su tercer invitado fue el cantante y compositor Jhay Cortez a ritmo de “Easy”, de los temas más recientes. Jhay Cortez es responsable del exitoso hit “I like it”, de Cardi B, Bad Bunny y J Balvin. Cortez se quedó en el escenario para cantar “No me conoce” grabada con Bad Bunny y J Balvin.

El primer bloque de Ozuna estuvo matizado por temas románticos y unos cuantos movidos, por lo que en un momento el público estuvo pausado, aunque en todo momento coreando los temas, como “Síguelo bailando”, “Se preparó”, “Te robaré”, “Noche de Aventura”, “Tu foto” y “La flor”, un tema escrito por Omega en el que aprovechó para enviar un mensaje a favor de las mujeres.

“Busquen la paz, el amor y el cariño, no peleen. Vamos a respetar a las mujeres. Antes de pegarle a una dama piensen que ustedes vienen de una mujer”, expresó con preocupación por los casos de violencia de género que se registran en el país.

Le mandó un saludo a su esposa Taina. “Mami, te amo”, logrando la picardía de los fanáticos y provocando la risa del exponente.

Ozuna dio paso a la siguiente invitada y una de las más aplaudidas, la santiaguera Natti Natasha a ritmo de “Criminal”, el tema a dúo que supera el billón de vistas en YouTube.

La gran noche de Ozuna en el Olímpico

Pero sin dudas el momento cumbre lo dieron “Los líderes”, Wisin y Yandel, quienes hicieron temblar el Olímpico. Los gritos y las ovaciones retumbaron.

Con el poder de hacer saltar de a todos de sus asientos entonaron con Ozuna las colaboraciones “Quiero más” y “Escápate conmigo”, momento en el que los artistas se mostraron respeto y el “Dúo de la historia”, como le llaman a Wisin y Yandel agradecieron por el espaldarazo a Ozuna.

Fue el momento en que por primera vez se escuchó al unísono “¡otra, otra!”, y no sabemos si estuvo en el guion, pero complacieron y mantuvieron la euforia con los clásicos “Rakata”, “Pam Pam” y “Anoche soñé contigo”.

Ozuna, con un tercer cambio de vestuario de cuatro en total regresó con el set bailable y sus hits que lo catapultaron: “El farsante”, “Si tu marido no te quiere” y “Te boté”, cantadas a todo pulmón.

Entre canción y canción probaba su capacidad vocal interpretando un poco a capella. Además, hacía una breve descripción de cada tema o invitado, dominando su ‘universo’ musical.

La gran noche de Ozuna en el Olímpico

El último invitado y el segundo más ovacionado que también hizo retumbar fue el “Big Boss”, Daddy Yankee, a quien Ozuna calificó como una gran inspiración en la industria. “Es una de las personas que más aprendemos en esta industria”.

Con Yankee cantó “No quiere enamorarse” y “China”. “Muchas gracias por venir al concierto de Ozuna, mi gente de RD gracias por el apoyo de siempre”, se despidió el denominado “Máximo líder” mientras le pedían otra.

Pasada la medianoche y resaltando su sentimiento de dominicanidad, Ozuna coronó a ritmo de baile con “Baila Baila Baila” y “Taki Taki” a las 12:44 de la medianoche en medio de una lluvia de fuegos artificiales y dejando a los presentes exaltados.

La gran noche de Ozuna en el Olímpico

El “Negrito de ojos claros”, como símbolo de su humildad, se apoyó en el suelo y reconoció por varios minutos a todo el que trabajó en el montaje encabezado por Gamal Hache y Santiago Matías y al público dominicano.

“Gracias por apoyarme. El cariño de RD es incondicional. A cualquier parte del mundo que voy digo que soy dominicano como también soy puertorriqueño”, destacó.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba