Entretenimiento

La legendaria figura dominicana detrás del video más viral del año

A muchas personas les hizo el día un video que circuló por todas las redes sociales que muestra a una enérgica abuela bailar con mucha gracia y soltura un contagioso dembow mientras da los últimos toques a un sancocho, plato típico de la cultura local. Pero lo que algunos desconocen-o al menos en el momento en que se hizo viral en material- es que la dama en cuestión es una de las folcloristas más importantes de nuestro país, que este año arriba a su medio siglo de carrera promoviendo los ritmos autóctonos a nivel nacional e internacional.

Hablamos de Xiomarita Pérez, una bailarina, maestra de baile, investigadora y curadora de contenido folclórico y popular, quien tiene el mérito de ser la primera directora Nacional de Folklore, y de ser una de las pocas escritoras dominicanas que tiene sus libros en la Biblioteca del Congreso de Estados Unidos, en Washington.

Con ella conversamos sobre cómo surgió este audiovisual que a la fecha supera los 20 millones de visualizaciones sólo en Facebook, y la forma en la que este material le ha ayudado a continuar su principal legado; promover la cultura dominicana alrededor del mundo.

“Fue algo muy espontaneo-empieza su relato sobre el origen del video-yo estaba cocinando en casa de mi hija en New Jersey, y mi yerno Edward Bello estaba ahí presente porque me estaba esperando para llevarme de donde se hizo el video al Bronx. En una yo le dije que me grabara, porque estaba contenta con mi familia, me estaba tomando una cervecita, estaba haciendo un sancocho. Fue algo espontaneo y emocionante, luego me di cuenta que él estaba transmitiendo en su Facebook en vivo”, estimó la dama.

Este fue el punto de partida para una revolución digital que la llevó de ser sólo conocida en nuestro país a ser entrevistada en los principales programas de cadenas tan importantes como Univisión.

“A partir de ahí no paró”, confiesa con una sonrisa que mantuvo durante toda la conversación. Y prosiguió: “Llegué con ese video a países que no sabían ni siquiera lo que ritmo bailaba, y compartieron el video por WhatsApp, por Facebook y hasta por YouTube”, sentenció.

Su cadencia para el baile no se da de forma fortuita, Xiomarita cumple este año medio centenar dedicada a enseñar y promover nuestra identidad cultural a través de la danza.

“Yo tengo cincuenta años trabajando el folclor, bailando los ritmos folclóricos populares dominicanos y del área del Caribe. Es mi pasión, la cotidianidad, disfruto montarme en un motoconcho, en una guagüita, yo me siento como si estuviera andando en el mejor vehículo”, expresa demostrando que vive sin complejo por y para la cultura.

Aunque algunos pudieran pensar que el tipo de música, urbana que bailaba en el video viral no es la mejor representación criolla, ella estima que la música no debe juzgarse sólo disfrutarse.

“La música es música, no es letra. Hace una época en la Feria del Libro se tocaba gagá sin letras, pero la gente lo vive, porque disfruta el ritmo. Nosotros somos dominicanos y nos gusta ese tipo de expresión. Claro hay letras que deben ser cambiadas, pero no que se quiera trazar a los jóvenes pautas ni censurarlos sobre qué escuchar y qué no, porque todo surge de una manera espontánea, lo importante es que los padres, tutores y profesores adopten otro tipo de formación, que críen con criticidad, que no importa que tú escuches a una persona vociferando malas palabras, lo importante es que tú no te dejes permear”, enfatizó, y aseguró que se siente satisfecha por la forma en que fue recibido el video, porque no lo vieron indecente.

“La gente tiene que cambiar de actitud, no se puede amilanar, vivir su realidad, que las cosas fluyan, el ser humano no debe transmitir inseguridad porque se deja llevar donde los demás quieren”, expresó sobre las lecciones que quiso transmitir con el audiovisual.

Se confesó defensora de la música autóctona, y estimó que hace falta que el legado musical se siga expandiendo a las generaciones actuales, pero lo importante es dar el siguiente paso y “hacerlo sin distorsionarlo o deformarlo”, asintió.

Más apoyo del Estado para la proyección folclórica

“Debe existir ayuda por parte del Estado tanto para la proyección de nuestra música como para los promotores y gestores de ella, que muchas veces carecen de una vida digna, y no hablo de una pensión, sino de garantías, que puedan vivir de la autogestión, pero con condiciones dignas”, señaló en referencia a la situación de muchos folcloristas.

Señaló que artistas como Eneroliza Núñez y Xiomara Fortuna deben ser consideradas patrimonios y promover que se presenten en lugares fijos como sucede en otros países, para que así el público pueda disfrutar de su arte. Valoró además la música alternativa que están realizando muchos jóvenes dominicanos.

Para ella la zona más rica en cuestión de baile autóctonos es el sur de la media isla; destacando que la danza musical más difundida y con mayor variante es el palo. Entre otros aspectos destacó que es amante de la gastronomía cocinarla y comerla, y descartó adentrarse en la política.

Sus proyectos

Xiomarita está inmersa en la Fundación Memoria del Hogar Dominicano, que busca dar valor a las expresiones y los utensilios que se usaban antes, además tiene un centro de documentación folclórica y popular. “Entras a mi casa y es como si fuera un mueso”, pero para desarrollarlo plenamente amerita recursos.

Comentarios para este artículo

Otros Artículos

Botón volver arriba